Borja Prado pide un informe de urgencia para justificar el 'espionaje' a directivos
  1. Empresas

Borja Prado pide un informe de urgencia para justificar el 'espionaje' a directivos

El documento ha tenido como fin defender que la investigación realizada sin el consentimiento de los afectados estuvo dentro de la legalidad, ya que se hizo sobre medios y activos propiedad de Endesa

placeholder Foto: Prado, durante una junta general de accionistas de Endesa. (EFE)
Prado, durante una junta general de accionistas de Endesa. (EFE)

El presidente de Endesa, Borja Prado, solicitó la pasada semana un informe de urgencia al servicio jurídico de la 'utility' para justificar que la investigación que había realizado sobre los ordenadores y teléfonos móviles de su primeros espadas fue correcta desde el punto de vista legal. Todo después de conocer que este diario se disponía a publicar la existencia de ese dispositivo de seguridad, montado en septiembre de 2014 para tener controlada a su cúpula directiva y las filtraciones de informaciones sensibles.

De hecho, Prado pidió a Francisco de Borja Acha, director general de Asesoría Jurídica y de la Secretaría General, que le hiciera un informe ex profeso para el gabinete de presidencia de Endesa sobre la vigilancia que entre los meses de septiembre y octubre de 2014 llevó a cabo sobre, al menos, Andrea Brentan, consejero delegado; Ignacio Antoñanzas, director general de Latinoamérica; Salvador Montejo, secretario general del consejo de administración y director legal, y Alfonso López, ex responsable de relaciones institucionales.

La elaboración del informe por parte de Francisco de Borja Acha, abogado del Estado, ha tenido como fin defender que la investigación realizada sin el consentimiento de los afectados estuvo dentro de la legalidad, puesto que se hizo sobre medios y activos -ordenadores personales y teléfonos móviles- propiedad de Endesa. Es lo que se conoce como 'forensic', una práctica que las empresas pueden llevar a cabo si sospechan que alguno de sus empleados está cometiendo alguna infracción que perjudica los intereses generales.

En este caso, el presidente de la eléctrica 'espió' a la mayoría de la cúpula directiva de Endesa y a otros exdirectivos en busca de presuntas filtraciones de informaciones que habían aparecido en determinados medios de información, entre ellos El Confidencial, sobre el doble trabajo de Borja Prado como máximo ejecutivo de la empresa energética y como 'country head' de Mediobanca. Desde este banco italiano asesoraba operaciones corporativas a favor de competidores de la propia Endesa, un conflicto de intereses que le obligó en octubre del pasado año a dejar la jefatura de la entidad romana en Madrid.

Propios, pero no extraños

El documento preparado por Borja Acha, secretario del consejo de administración desde finales de julio, concluye que la investigación practicada sobre Brentan, Antoñanzas y Montejo, entre otros, se hizo dentro de la legalidad. No obstante, no dice nada en relación a las pesquisas llevadas a cabo sobre personas que ya habían dejado la cúpula directiva de Endesa o que nunca habían pertenecido a la compañía eléctrica propiedad de la italiana Enel.

Además, el responsable del área jurídica de la compañía española llama la atención a Borja Prado por haber realizado el 'espionaje' interno a sus directivos sin consulta previa al departamento legal, de auditoría y al propio consejero delegado, ni haber informado a Enel de dichas investigaciones. El Confidencial se puso en contacto con la multinacional italiana para preguntar si conocía estas actividades y su respuesta fue que no tenía conocimiento de las mismas.

Por ello, Francisco de Borja Acha señala que la indagación ordenada personalmente por el presidente de Endesa y sin permiso de los responsables de las áreas correspondientes fue una circunstancia extraña y a evitar en el futuro. Fuentes próximas a la compañía eléctrica aseguran que, tras la publicación de estas informaciones, Enel ha abierto un expediente para determinar si la vigilancia fue legal o reprobable desde el punto de vista jurídico y ético.

Borja Prado Eulate Espionaje Mediobanca Enel Salvador Montejo Endesa
El redactor recomienda