Florentino Pérez y su amigo infiel de Qatar en el Palco del Santiago Bernabéu
  1. Empresas
enfado del presidente del madrid con el jeque

Florentino Pérez y su amigo infiel de Qatar en el Palco del Santiago Bernabéu

El presidente del Real Madrid y de ACS está bastante enfadado con el jeque del emirato por las últimas decisiones del país del Golfo Pérsico tanto en materia económica como deportiva

placeholder Foto: Forentino Pérez. (EFE)
Forentino Pérez. (EFE)

De todo el mundo es sabido que el palco del Santiago Bernabéu es una de esas alfombras convertida en uno de los centros de negocios más famosos de España, donde personalidades del mundo de la empresa, los gobiernos municipales, autonómicos y generales, de izquierda y de derecha, la judicatura y hasta los medios de comunicación se reúnen con la escusa de un partido de fútbol que no se perdería ningún fanático de corbata, especialmente si va convidado por el anfitrión, Florentino Pérez.

Al encuentro de hoy entre el Real Madrid y FC Barcelona ha sido invitado Sheikh Tamim Hin Hamad al Thani, jeque de Qatar, supuesto amigo íntimo de Pérez, confeso seguidor blanco, pese a que su emirato, por orden de su padre, financia al gran rival del club merengue y, en consecuencia, paga las nóminas de Messi, Neymar y Suárez, los delanteros que hoy amenezarán la estabilidad del enésimo proyecto deportivo del presidente de ACS.

Porque, como a Mariano Rajoy, que ha declinado acudir, Florentino ha cursado la invitación al jeque de Qatar pese a que su relación es más bien fría, especialmente después de que el país del Golfo Pérsico vendiese sin avisar un 10% del capital de Hochtief, la constructora alemana de la que la española es la mayor accionista y de la que se ha hecho con el control para enjuagar las dificultades contables del holding con sede en Madrid. Lo hizo a mediados de octubre, mediante una subasta al mejor postor sin llamar previamente al presidente del Real Madrid, quien sin preguntar al consejo de administración, tomó la decisión de comprar algo más de la mitad del paquete que salió a la venta por 312 millones.

Fuentes de la alta dirección de ACS calificaron esa jugada como un desagravio del jeque a Florentino porque, gracias a que la española ha ido elevando su participación desde el 25% inicial comprado a crédito en 2007 hasta el 66% actual, ha conseguido elevar el valor de las acciones de Hochtief y que Qatar salga del capital con suntuosas plusvalías. El valor de la compañía se ha duplicado en dos años. Especialmente, porque desde que se hizo con los mandos de la alemana al pasar del 50% y tomar su consejo puso en marcha un programa de ajustes que le ha llevado a vender numerosos activos por todo el mundo. De eso se ha encargado Marcelino Fernández Verdes, el presunto sucesor de Pérez en la primavera de 2016, a cambio de una jugosa remuneración que supera los 30 millones de euros.

Pese a los esfuerzos de Florentino Pérez por ganarse los favores del emirato, el presidente de ACS siempre se ha encontrado a Qatar en el equipo contrario

No se sabe si, dado el riesgo del terrorismo islámico que supuestamente alimenta Qatar y las excepcionales medidas de seguridad, Sheikh Tamim Hin Hamad al Thani acudirá al palco del Bernabéu. Pero lo que parece evidente es que, tras las últimas decisiones del emirato y las recientes reuniones del presidente del Paris Saint Germain -la última esta misma semana- con el agente de Cristiano Ronaldo para que fiche la estrella portuguesa por el equipo parisino, el jeque será recibido cuanto menos con distancia.

Porque, pese a los esfuerzos de Florentino por ganarse los favores del emirato, que dispone de una de las mayores reservas de gas y petróleo del mundo, el presidente de ACS siempre se ha encontrado a Qatar en el equipo contrario. Primero cuando compró la citada participación en Hochtief en 2010. Después cuando irrumpió en Iberdrola y bloqueó el intentó de su constructora por hacerse con la compañía eléctrica, en la que invirtió más de 9.000 millones, con pérdidas de más de 2.000 millones. Más tarde al convertirse en el primer patrocinador del Barça, la gran pesadilla del Pérez, y ahora por vender por la espalda y sin consulta previa un paquete en la compañía germana.

Lo único positivo de esta operación es que ACS ha comprado ese 5,8% adicional de Hochtief sin necesidad, como antaño, de pedir dinero prestado a la banca. Pagó en cash gracias a la mejoría de la salud económica del grupo español, que ha hecho desinversiones muy relevantes en los últimos dos años para conseguir tener una solvencia financiera mínima. La jugada le ha salido perfecta. Adquirió esos 4,05 millones de títulos a 77 euros y hoy ya valen 87 después de que la mano derecha de Pérez dijese la semana pasada que seguirá elevando su participación hasta que sea suficiente para hacer una fusión inversa entre Hochtief y ACS, con absorción de la primera por la segunda. Sus márgenes son tan bajos, apenas un 3%, que hay que estrujar los costes hasta el infinito.

Todo con el objetivo de alcanzar a Ferrovial, el rival constructor de Florentino, el espejo donde se mira el hombre más influyente de España. Ferrovial es la empresa más grande del sector, ya que gracias a la gestión de Rafael Del Pino hijo ha conseguido valer casi un tercio más en bolsa que ACS, 16.300 contra 9.700 millones. Y eso que llegó a estar tan endeudada y tan 'under water' como la otra.

Florentino Pérez Noticias Grupo ACS Hochtief Real Madrid Qatar
El redactor recomienda