por el despido del exconsejero delegado

Juicio millonario contra Espirito Santo en España en pleno ERE del 30% de la plantilla

El exconsejero delegado del banco portugués en Madrid reclama 14 millones de euros por un despido que considera improcedente y por injurias sobre su capacidad profesional

Foto: Un grupo de personas retira dinero de una sucursal del Banco Espirito Santo. (EFE)
Un grupo de personas retira dinero de una sucursal del Banco Espirito Santo. (EFE)

Banco Espirito Santo (BES) se enfrenta este viernes a un juicio millonario por el despido fulminante del que hasta febrero era su director general y consejero delegado en Madrid. Pedro Escudero reclama hasta 14 millones de euros a la entidad lusa, ahora rebautizada como Novo Banco tras tener que ser nacionalizada con 4.900 millones por el Estado portugués.

Según aseguran fuentes próximas al caso, antes de su salida forzada Escudero presentó una demanda contra el BES por incumplimiento de su contrato, modificación de sus funciones y menoscabo a su dignidad como trabajador. El banquero alegó que le impusieron a determinadas personas que consideraba no reunían los requisitos de competencia y profesionalidad necesarios para los puestos, en particular a José Pinto Ribeiro como máximo ejecutivo del banco luso en España. 

Ante esta situación, Ribeiro, que en su día fue expulsado de Mozambique por maltratar supuestamente a sus trabajadores, ordenó su destitución fulminante, lo que llevó a Escudero a presentar una segunda demanda por despido nulo y vulneración de los derechos fundamentales. Por esta querella, el exdirector general exige a Novo Banco dos millones de euros, reclamación que deberá dilucidar este viernes el Juzgado de lo Social número 16 de Madrid.

Una cantidad a la que hay que sumar la de una tercera demanda cursada y admitida a trámite por el Juzgado de lo Social número 19 de la capital por difundir injurias sobre su capacidad profesional, lo que le ha perjudicado a la hora de buscar un nuevo trabajo. La compensación económica en este caso se eleva a 12 millones de euros, por lo que el litigio total asciende a 14 millones. Una cifra pocas veces vista en una disputa entre un ejecutivo de banca y su empresa.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Escudero, de 46 años y casado, es ingeniero industrial por la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Madrid y tiene un máster en Administración de Empresas por Carnegie Mellon University. Formado en Mckinsey, gran parte de su trayectoria profesional la ha desarrollado en banca. Fue director general financiero y de medios de Barclays y anteriormente responsable de la división de pequeñas y medianas empresas de Banesto.

BES, que era la mayor entidad financiera de Portugal por volumen de activos hasta su rescate, desembarcó en España en 1989. Su primer gran paso en nuestro país fue la compra de la ficha bancaria de Banco Industrial del Mediterráneo (BIM) en 1992. Ocho años más tarde aumentaría su tamaño con la adquisición del bróker Benito & Monjardín y las gestoras de fondos Gescapital Gestión y Ges-BM, a las que después añadió las dos gestoras del Banco Simeón (Lusogest y Lusopensiones). En 2004 se hizo con Banco Inversión, su última adquisición en el mercado español. 

Ahora, tras un intento fallido de expansión con la compra de Banco Gallego o Inversis, está en pleno proceso de ajuste. La entidad ha aprobado un expediente de regulación de empleo (ERE) por el que prevé el despido de 140 trabajadores, cerca del 30% de una plantilla que atiende a 75.000 clientes con patrimonios de más de 50.000 euros.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios