El líder español de ITV, ejecutado por ex de Goldman y Merrill tras el 'decretazo' del PP
  1. Empresas
Hayfin pasa a ser el dueño de itevelesa

El líder español de ITV, ejecutado por ex de Goldman y Merrill tras el 'decretazo' del PP

Los acreedores de Itevelesa se han quedado con las garantías de un préstamo de 375 millones al que no ha podido hacer frente Macquarie al ser penalizada por la Junta de Castilla y León

Foto: Foto: Grupo Itevelesa.
Foto: Grupo Itevelesa.

Pese a la mejoría de la economía que exhibe el Gobierno del PP, en España hay empresas de gran tamaño que siguen teniendo graves problemas. Una de ellas es Itevelesa, líder nacional en inspección técnica de vehículos, las populares ITV, cuya dueña, la multinacional australiana Macquarie, ha sido ejecutada por una serie de entidades financieras al no poder hacer frente a una deuda de 375 millones.

Según han confirmado fuentes de los acreedores, varios fondos oportunistas y algunos bancos españoles y extranjeros han activado esta semana las garantías -las propias acciones de Itevelesa- ante el reiterado incumplimiento de pagos por parte de Macquarie, que compró la empresa española en 2006 por unos 500 millones de euros a Apax Partners y Vista Capital (Banco Santander). Las partes llevaban negociando una solución desde principios de año, pero como ya adelantó El Confidencial en mayo la alternativa más probable era que la banca, mucha de la cual vendió su deuda a fondos buitre u oportunistas, se quedara finalmente la compañía.

A partir de ahora, el mayor accionista de Itevelesa es Hayfin, un fondo británico con 1.800 millones fundado en 2009 por una serie de exdirectivos de Goldman Sachs. Entre ellos, Carlos Baigorri y Carlos Plá, que compraron a derribo en el mercado secundario hasta 190 millones de euros del préstamo sindicado original concedido por entidades como Royal Bank of Scotland, ING, HBOS y Calyon, las tres primeras nacionalizadas por su propia insolvencia.

Junto con Hayfin, entre los principales acreedores de Itevelesa se encuentran Portigon AG, el antiguo banco alemán WestLB, el japonés Mizuho, Natixis y Bank of America Merrill Lynch, que también entraron al comprar deuda con descuento después de que varios de los bancos iniciales decidieran quitarse de encima el riesgo. Entre los prestamistas también estaban en su momento Banco Sabadell y Bankia. Entre todos, se han quedado con el 75% del capital.

Macquarie, que ganó 700 millones de euros en el primer semestre del año, no ha podido hacer frente a sus obligaciones financieras después de que el Gobierno regional de Castilla y León la obligase a reducir un 20% el precio de las ITV. El Ejecutivo de Juan Vicente Herrera publicó un decreto hace justo un año al comprobar por un informe de Facua que las tarifas de la revisión de los vehículos en su comunidad autónoma eran con diferencia las más caras de España.

Más trabajo, menos sueldos

La medida adoptada por el PP de Castilla y León ha golpeado con dureza los ingresos de la empresa de Macquarie durante 2015, ya que esta región representa un 30% del negocio de Itevelesa. Al generar menor caja, la facturación no es suficiente para atender los gastos del préstamo sindicado, que fue refinanciado en 2013 antes de que Herrera tomase la decisión unilateral de bajar los precios. En consecuencia, el grupo australiano, que maneja fondos por más de 400.000 millones de euros, ha decidido tirar la toalla y dejar caer su participada.

Las consecuencias de esta situación la han empezado a pagar los cerca de 950 trabajadores de Itevelesa, a los que su ya expropietario puso a dieta al aplicar, como el Gobierno con las tarifas, una bajada de sueldos del 12% y un aumento de 100 horas de trabajo al año. Los empleados en Castilla y León se pusieron en huelga hasta el punto de que tuvo que mediar la Junta para solucionar un conflicto que incluía despidos. La plantilla tendrá que negociar su futuro con los nuevos accionistas, los cuales tienen como estrategia habitual ahorrar costes para conseguir una rentabilidad de la inversión próxima al 20%.

Macquarie tiene otras inversiones en España, entre las que destaca la antigua filial de energías de la alemana E.ON, adquirida el pasado año por 2.400 millones en consorcio con la kuwaití KIA, así como una alianza con Sacyr para el sector minero,

Itevelesa Macquarie Partido Popular (PP) Castilla y León Bank Of America Goldman Sachs
El redactor recomienda