realizará test de emisiones de NOx

Alemania extiende la investigación de Volkswagen a otras 23 marcas de coches

Entre los modelos que analizará están los Audi A6 y A3, así como los BMW Serie 3 y Serie 5, Mini, los Ford Focus y C-Max, los Opel Insignia, Zafira y Astra y los Mercedes-Benz Clase C

Foto: El BMW serie 3 será investigado. (EFE)
El BMW serie 3 será investigado. (EFE)

La Autoridad Federal del Transporte Motorizado de Alemania (KBA) realizará test de óxidos de nitrógeno (NOx) en motores diésel de más de 50 modelos de 23 marcas diferentes, tanto alemanas como de fuera del país.

La organización explicó que la decisión de ampliar las investigaciones a estas marcas se produce después de que el grupo Volkswagen reconociera que utilizaba un software que alteraba las emisiones de algunos motores diésel durante los procesos de prueba.

No obstante, la KBA también citó indicaciones verificadas por parte de terceras partes en relación con emisiones contaminantes "inusuales". "Desde finales de septiembre, la KBA ha estado investigando la manipulación adicional de emisiones, de óxidos de nitrógeno en particular, que se está introduciendo en el mercado", añadió.

En este sentido, indicó que ha estado realizando pruebas con dispositivo portátiles en entornos reales de utilización y afirmó que hasta el momento ya había llevado a cabo dos tercios de las mediciones.

Este anuncio de la KBA se produce después de que el ministro de Transportes del país, Alexander Drobindt, asegurara en una entrevista a un periódico que los vehículos diésel, incluidos los de fabricantes extranjeros, podrían ser objeto de "estrictas pruebas".

Marcas y modelos

Entre los modelos que analizará el regulador alemán para comprobar las emisiones se encuentran los Audi A6 y A3, así como los BMW Serie 3 y Serie 5, Mini, los Ford Focus y C-Max, los Opel Insignia, Zafira y Astra o los Mercedes-Benz Clase C, CLS, Sprinter y Clase V.

Igualmente, también se revisarán el Porsche Macan, el Smart Fortwo, los Volkswagen Golf, Beetle, Passat, Touran, Polo, Golf Sportsvan, Touareg, Crafter y Amarok, el Alfa Romeo Giulietta, el Chevrolet Cruze, los Fiat Panda y Ducato, el Dacia Motortyp SD o los Hyundai ix35 e i20.

El listado de vehículos que analizará la KBA lo completan el Honda HR-V, el Jeep Cherokee, el Land Rover Evoque, el Mazda6, el Mitsubishi ASX, el Nissan Navara, el Peugeot 308, el Renault Kadjar, el Toyota Auris y el Volvo V60.

Un desfase del 50%

Tal y como publicó 'El Confidencial', el informe Transport&Environment ya apuntó que los citados modelos presentan un desfase de hasta un 50% entre las cifras de consumo de combustible presentadas por las marcas y los datos reales que salen de medir el rendimiento de los coches en la carretera.

Transport & Environment asegura haber llegado a esa conclusión después de analizar los datos del International Council on Clean Transportation (ICCT), que ha hecho pruebas a unos 600.000 coches en carretera.

Las marcas que salen peor paradas son los Mercedes Clase A, C y E, el BMW serie 5 y el Peugeot 308. Según explicó Greg Archer, uno de los responsables del informe, esta enorme brecha entre el consumo oficial de un vehículo y su rendimiento ha ido aumentando progresivamente desde el año 2001 hasta 2014. El desfase, que entonces era solo del 8%, ha pasado a un 40% de media.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios