edificio españa, calderón y campamento

El ocaso del imperio de la dinastía Wanda

El presidente de Grupo Wanda es el hombre más rico de China y el chino más rico del mundo, un poder que, sin embargo, de poco le está sirviendo frente a los nuevos mandatarios de la capital

Foto: El ocaso del imperio de la dinastía Wanda (Enrique Villarino)
El ocaso del imperio de la dinastía Wanda (Enrique Villarino)

La Gran Muralla China empieza a resquebrajarse. El imperio que había empezado a levantar el Dalian Wanda Group en Madrid, al lograr, en apenas seis meses, cerrar la compra del Edificio España, del 20% del Atlético de Madrid y el visto bueno del Gobierno a su inversión en la operación Campamento, se está viniendo abajo con la misma celeridad.

Desde que Ahora Madrid se hizo con la alcaldía de la capital, el 'holding' del magnate chino Wang Jianlin ha visto temblar los cimientos de todos sus proyectos, unas obras levantadas sobre las promesas que había conseguido arrancar a un PP, que en mayo perdió el poder en el Palacio de Cibeles, apunto estuvo de caerse en la Comunidad y que se enfrenta a quedarse también fuera de La Moncloa en diciembre.

El magnate chino Wang Jianlin recibe una camiseta honorífica del Atlético de Madrid. (EFE)
El magnate chino Wang Jianlin recibe una camiseta honorífica del Atlético de Madrid. (EFE)

El resultado de este giro político ha sido dantesco para los intereses de Wanda: Campamento, la operación Calderón y la remodelación del Edificio España están en el aire. Así lo ha ido percibiendo el entorno del empresario, aunque no hay un reconocimiento oficial, y no es para menos, porque en el Consistorio dirigido por Carmena está más que asumido que el perfil de Jianlin no es precisamente el que la corporación valora para los proyectos urbanísticos de Madrid.

El hombre más rico de China ha sido consciente,desde el primer momento, de este vuelco del reparto del poder político que vive España y del negativo impacto que eso tiene para su intereses. Por eso, como adelantó El Confidencial, lejos de quedarse quieto, el propio Jianlin ha intentado encontrar un nuevo interlocutor en el mismísimo Rey Felipe VI, con quien solicitó reunirse -y lo logró- poco después de los comicios del 24-M. Pero tampoco la Corona puede tener la misma influencia que tuvo en el pasado teniendo en cuenta la irrupción de formaciones emergentes como Podemos o candidaturas de unidad popular como las que gobiernan en la capital o en Barcelona, con Ada Colau a la cabeza.

Carmena reunida con su equipo (EFE)
Carmena reunida con su equipo (EFE)

Con Ahora Madrid, Wanda lleva meses negociando la remodelación del Edificio España, inmueble que el 'holding' adquirió a Banco Santander el año pasado por 265 millones, con la idea de derruirlo en su totalidad y levantar una réplica nueva que albergará viviendas de alto 'standing' y un hotel de lujo. El equipo de Manuela Carmena le ha puesto una china en el zapato al negarse categóricamente a autorizar la destrucción de la fachada principal, situación que encarece y complica los números inicialmente hechos por Wanda.

Fuentes internas del Consistorio aseguran que la regidora y sus concejales están siendo tajantes en las reuniones mantenidas con Wanda, insistiendo en que su posición será inamovible. De hecho, Carmena solicitó apoyo a la presidenta de la Comunidad, la 'popular' Cristina Cifuentes, que si bien quiso actuar de intermediaria y escuchar al empresario, reconoció los argumentos de los informes técnicos y, al final, Jianlin accedió a realizar la obra manteniendo la fachada principal.

Edificio España. (Daniel Muñoz)
Edificio España. (Daniel Muñoz)

Pero la fachada no es el único frente que deben resolver las dos partes. Los representantes de Wanda en España están presionando también al Consistorio para que desvele qué presupuesto prevé destinar a la remodelación de la Plaza de España, otro punto clave de esta operación, ya que la idea es peatonalizarla y poder hacer plazas de aparcamiento, elemento básico cuando se construyen viviendas y hoteles de lujo. El problema es que los planes de Wanda contemplaban que el Consistorio invirtiera 20 millones y los propietarios de los inmuebles 40 millones, cifra que garantiza una buena remodelación, al nivel de la inversión que se está realizando en los edificios. El problema es que no está claro que el Ayuntamiento esté dispuesto a afrontar una inversión de estas características.

Problemas en Calderón y Campamento

A esta enquistada situación se ha sumado, esta misma semana, la noticia de que el consistorio no ve viable Operación Mahou-Calderón, todo un jarro de agua fría para Jianlin, cuyo desembarco en el Atlético de Madrid, donde compró un 20% por 50 millones, estuvo alimentado por todo el desarrollo inmobiliario previsto en los terrenos donde se ubica el campo del equipo colchonero. De hecho, algunas fuentes aseguran que la permanencia del empresario chino en el Atlético está condicionada al éxito de este desarrollo, del mismo modo que si esta operación inmobiliaria termina saliendo bien, se abrirá la puerta para que Wanda pueda hacerse con el 100% del club por cerca de 600 millones, dos máximas que niegan desde el equipo rojiblanco.

Sea como fuere, la realidad es que el nuevo enfrentamiento entre Ahora Madrid y el 'holding' asiático es la gota que ha colmado el vaso de la paciencia de Jianlin, quien ha dejado en el congelador cualquier posible inversión en Campamento hasta que se arreglen sus otros dos asuntos. Como explica una fuente conocedora de la situación, "si está teniendo problemas con Edificio España y el Atleti, ¿cabe en la cabeza de alguien pensar que va a estar dispuesto a jugarse 3.000 millones en el sur de Madrid?".

Vista aérea de la operación Campamento.
Vista aérea de la operación Campamento.

Operación Campamento es la tercera pata del ocaso de la dinastía Wanda. A pesar de estar en fase embrionaria, ya que el Ministerio de Defensa no ha sacado todavía a subasta pública los terrenos del distrito Latina en pleno centro de Madrid, el único que por el momento ha mostrado públicamente interés por el proyecto es, precisamente, el magnate chino.

La operación está llamada a ser el mayor desarrollo residencial de la capital. En concreto, más de un millón de metros edificables

En todo caso, la operación está llamada a ser el mayor desarrollo residencial de la capital. En concreto, 1,5 millones de metros cuadrados -más de un millón de metros edificables- sobre los que podrán levantarse oficinas, hoteles, centros comerciales, viviendas libres y de protección oficial, así como instalaciones deportivas o colegios. Jianlin estaría dispuesto a desembolsar 3.000 millones en esta inversión, aunque parece evidente que esta operación será la última en empezar a funcionar. Por delante sigue el edifico España y, sobre todo, el desbloqueo de la operación Calderón.

En este sentido es fundamental la influencia que el Grupo Municipal Socialista liderado ahora por Purificación Causapié pueda ejercer, entre otras cosas, porque Ahora Madrid no tiene mayoría absoluta y necesita del respaldo del PSOE-M, formación con la que tiene buena sintonía, en general, pero no tanto en el terreno urbanístico, donde hay varias discrepancias. La última se hizo visible en la Comisión de Urbanismo celebrada el miércoles, cuando el concejal José Manuel Calvo reconoció dudas en el traslado del Atlético de Madrid a la Peineta, mientra que el PSOE-M es partidario -igual que el resto de grupos- de la operación. Quizás ellos puedan terminar devolviendo al imperio Wanda su pasado esplendor.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios