informe de pwc

Los hogares afrontan un agujero de 1.234 millones si se da alas al autoconsumo

Para unos, el autoconsumo se ha quedado corto. Para otros, no se puede ir más allá. PwC añade más elementos a la polémica al calcular los costes extra que supondría incentivar más esta práctica

Foto: El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria / EFE
El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria / EFE

El autoconsumo no escapa a la tradición eléctrica española. Y se está viendo envuelto en polémica y en una vorágine de informes cruzados a la velocidad de la luz. Unos, más críticos, denuncian que el real decreto (RD) aprobado por el Gobierno el pasado 9 de octubre impone unas condiciones excesivamente duras para los 'autoconsumidores' y benignas para las grandes empresas. Otros, más comprensivos, entienden que los límites establecidos, consistentes en que los productores de energía propia contribuyan a pagar los costes del sistema y en que no reciban dinero por la energía que les sobra, ayudan a que el autoconsumo arranque sin encarecer demasiado los costes para el resto de los consumidores. 

Según un informe de la consultora PwC, con los parámetros actuales, el autoconsumo podría alcanzar una potencia de cuatro gigavatios (GW), que se traduciría en un coste de 102 millones de euros para el resto del sistema. Es decir, establece que como los productores de esa energía se ahorrarían parte de los costes previos pero el sistema mantendría los mismos costes, el resto de los consumidores pagaría esa diferencia. 

La consultora calcula que la potencia aumentaría hasta los 16,8 GW y el impacto económico crecería hasta los 490 millones de euros si la normativa prescindiera de los costes que aún deberán soportar los 'autoconsumidores'. El RD establece que los productores de su propia energía deben seguir contribuyendo a los costes del sistema porque continuarán conectados a la red para lograr energía en caso de que no haga sol. Es decir, deben pagar por tener ese acceso abierto. Eliminar esa contribución elevaría la factura del autoconsumo para el resto de los consumidores en esos casi 500 millones de euros, según PwC. 

Pero aún hay un escenario más adverso. Consistiría en que los 'autoconsumidores' recibieran un dinero extra por la venta de energía que generan y les sobra. PwC afirma que este supuesto "podría llevar a generar una burbuja vinculada" al autoconsumo al calor de los beneficios que lograrían los productores. La consultora calcula que una prima del 30% sobre el precio de mercado podría multiplicar la potencia casi por 10 veces, hasta los 39 GW, mientras que el agujero para el conjunto del sistema se ampliaría hasta los 1.234 millones de euros. O lo que es lo mismo, esta cantidad "pasaría a la factura eléctrica del resto de los consumidores", subraya PwC. 

Para hacerse una idea de lo que suponen estas cifras, y de la enorme polémica que está suscitando este informe, actualmente la potencia instalada en energía solar fotovoltaica en España es de 4.429 megavatios (MW) o 4,4 GW. Es decir, PwC sugiere en su último escenario que está potencia se multiplicaría casi por nueve veces con el autoconsumo. 

Este informe se suma a otros, igualmente polémicos por defender el RD del Gobierno, que ya exponen los costes que el autoconsumo puede tener para el resto de los consumidores. Otro de Boston Consulting Group pronostica que si la autoproducción logra una penetración del 10% encarecerá el recibo de la luz entre un 2,1% y un 6,3%

Incentivos y frenos

En su informe, PwC también indica que "la regulación definida permite un desarrollo gradual y controlado del autoconsumo y, debido a la existencia de cargos sobre el autoconsumo, limita el impacto económico a repercutir al resto de consumidores". En este sentido, añade que ha seguido "la práctica regulatoria promulgada por la Agencia Internacional de la Energía, la Comisión Europea y el MIT, que mencionan que los 'autoconsumidores' que se mantengan conectados a la red deben pagar su proporción de los costes de la red, eso sí, evitando cargos discriminatorios". 

Al mismo tiempo, el estudio asegura que el autoconsumo cuenta con dos incentivos muy poderosos para desarrollarse en España. El primero, los altos precios de la electricidad, y el segundo, una radiación solar atractiva. Pero matiza que también hay tres elementos que restan atractivo al autoconsumo en España: la inexistencia de zonas no cubiertas por la red eléctrica, la concentración de la mayor demanda en invierno y una sobrecapacidad actual del sistema que no impulsa la necesidad de generar más potencia instalada en un futuro próximo. 

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
48 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios