Sacyr reconoce enormes goteras en la construcción del Canal de Panamá por error
  1. Empresas
por utilizar poco acero en las esclusas

Sacyr reconoce enormes goteras en la construcción del Canal de Panamá por error

La constructora española admite haber utilizado insuficientes cantidades de acero en las esclusas, lo que ha provocado grandes filtraciones de agua que han sido denunciadas por la autoridad portuaria

placeholder Foto: Filtraciones en el Canal Panamá. (YouTube)
Filtraciones en el Canal Panamá. (YouTube)

El Canal de Panamá sigue dando dolores de cabeza a Sacyr. El último es que, tras descubrirse a finales de agosto unas enormes filtraciones de agua, difundidas con vídeos a través de las redes sociales, la compañía española ha tenido que reconocer que no utilizó suficiente acero en la construcción de las esclusas, error que ahora tiene que corregir y cuyo coste deberá asumir con su socio italiano Impregilo.

Según ha confirmado la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), Grupo Unidos por el Canal (GUPC), el consorcio participado por Sacyr, ha reconocido mediante una carta la deficiencia en la terminación de las esclusas que dan al Océano Pacífico. La empresa presidida por Manuel Manrique ha llevado a cabo un estudio pormenorizado de la situación tras las quejas de la ACP y ha concluido que tendrá que reforzar el acero de ambas zonas del Canal tras detectar deficiencias en la cantidad de acero.

Aunque las caudalosas filtraciones de agua solo han aparecido en una de las áreas, Sacyr va a reforzar también la zona que da al Atlántico como medida preventiva para evitar posibles fugas de agua en el futuro que retrasasen aún más la inauguración de la obra. La española e Impregilo se han comprometido verbalmente a terminar el proyecto en abril de 2016, última fecha acordada con la ACP después de que fuesen incapaces de concluirlo para el centenario del Canal, en septiembre de 2014.

No obstante, dados los antecedentes de discusiones entre la autoridad portuaria y los constructores, la ACP ha asegurado que está todavía a la espera de la confirmación por escrito por parte de GUPC, así como de la contabilización del coste adicional que supondrá taponar las filtraciones de agua. El organismo panameño asegura que cualquier sobrecoste es responsabilidad de Sacyr y de Impregilo, ya que según el contrato tienen “la obligación de asegurar el funcionamiento a largo plazo de todos los aspectos del proyecto y de completar la expansión del canal siguiendo los estándares de calidad establecidos en el contrato”.

Sacyr le ha quitado dramatismo a estas fallas al considerar que son las deficiencias habituales en una obra de tal magnitud, que además han sido detectadas durante los periodo de prueba de inundación de las esclusas. El proyecto ya está concluido en un 93% del trabajo, si bien se desconoce si estos problemas alargarán el periodo de construcción.

La empresa española ha reclamado 1.900 millones de euros a la ACP en concepto de sobrecostes en la ampliación del Canal de Panamá. Una reclamación que representa el 80% del importe original de la obra y que ha sido presentada en tribunales internacionales de arbitraje. Hasta la fecha, le han dado la razón en la mitad de sus peticiones. La última sentencia data de principios de 2015, cuando la Junta de Resolución de Conflictos -DAB, por sus siglas en inglés- reconoció parcialmente dos de las exigencias por 233 millones de dólares -unos 192 millones de euros- de los 463 millones reclamados por el contratista de la ampliación.

Canal de Panamá Noticias de Sacyr Manuel Manrique
El redactor recomienda