exigen daños y perjuicios

Los taxistas van a demandar a Volkswagen por los motores manipulados

En España hay un total de 683.626 vehículos afectados, de los cuales 221.783 son Seat y 37.082 Skoda, dos de las marcas más utilizadas por el gremio, por lo que piden ahora indemnizaciones

Foto: Aeropuerto de Barajas (Efe)
Aeropuerto de Barajas (Efe)

Los afectados por los motores manipulados de Volkswagen se empiezan a organizar para tomar medidas contra el fabricante alemán y, como no podía ser de otra manera, los primeros en abrir fuego son los taxistas. Y es que en España hay un total de 683.626 vehículos afectados, de los cuales 221.783 son Seat y 37.082 Skoda, dos de las marcas más utilizadas por el gremio. 

Por ello, la Asociación Gremial de Auto-Taxi-Madrid (AGATM) ha puesto en marcha una plataforma para que se sumen todos los profesionales del sector que tengan uno de los coches con el motor manipulado para falsear las emisiones de gases. Y es que la unión hace la fuerza y los taxistas madrileños buscan ahora indemnizaciones por parte de Volkswagen al considerarse víctimas de las prácticas fraudulentas.

En este sentido, desde la asociación han explicado que "ya que al ser profesionales no se nos aplican las garantías de la legislación de consumidores y usuarios, para aquellos que se apunten al listado de afectados, AGATM promoverá las reclamaciones legales de carácter colectivo destinadas a reclamar los daños y perjuicios que se han derivado por la adquisición engañosa de los vehículos para usos profesionales".

En el comunicado hecho público este jueves explican que "si las reparaciones que ha anunciado Volkswagen que va a efectuar no se producen adecuadamente, provocasen que los vehículos redujesen de forma sustancial su potencia o prestaciones, o aumentasen considerablemente el consumo de gasóleo, los taxistas que lo deseen podrían negarse y exigir una indemnización al no cumplirse las características ofertadas cuando fueron adquiridos".

Cantidades que podrían ir desde un abono por los daños causados, el dinero que pierdan durante el tiempo que el coche está en revisión o la devolución del importe del automóvil atendiendo a un criterio de proporcionalidad con su antigüedad o su sustitución por uno nuevo. "Además, como la marca ha incurrido en un engaño a los consumidores y a quienes han adquirido un vehículo para uso profesional, como es nuestro caso, podremos llegar incluso a la vía penal para hacer a la marca alemana asumir sus responsabilidades con los compradores de sus vehículos"

 

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios