liderado por santander, hsbc y caixabank

El G-6 bancario da 165 millones a Abengoa para quitarse a un agresivo fondo buitre

Los seis mayores acreedores de la compañía de ingeniería le han concedido una línea extraordinaria de liquidez para refinanciar dos plantas termosolares cuyo deuda estaba en manos de Elliot Capital

Foto: Una de las torres de Abengoa en Andalucía. (Reuters)
Una de las torres de Abengoa en Andalucía. (Reuters)

Abengoa acaba de recibir una ayuda de la gran banca para refinanciar dos plantas termosolares cuya deuda estaba en manos de un fondo buitre y que vencía en los próximos días. Según fuentes bancarias, Banco Santander, HSBC, Caixabank, Sabadell, Popular y Crédit Agricole le han concedido 165 millones de euros a la compañía de infraestructura para repagar deuda que era propiedad de Elliot Capital Management, uno de los fondos distress más agresivos del mundo.

Con esos 165 millones, complementados con otros 100 millones de la caja de la propia empresa, Abengoa ha conseguido refinanciar la deuda vinculada a Solaben Electricidad 1 y Solaben Electricidad 6, dos plantas termosolares con 50 megawatios de potencia instalada que fueron inauguradas en 2013. En la financiación de estas obras participó de forma muy destacada Elliot Capital Management, el fondo propiedad de Paul Singer, el banquero que ha llevado y ganado una batalla judicial al Gobierno de la República de Argentina por el impago de sus bonos. Una sentencia por la que el país latinoamericano debe compensarle en más de 1.300 millones de euros.

El tipo de interés que Elliot Capital Management estaba cobrando a Abengoa por prestarle dinero superaba el 8% al considerar que se trataba de una inversión de alto riesgo. De hecho, los bonos con los que se financió Solaben tiene un rating de solvencia que apenas está dos escalones por encima de lo que se denomina basura. La empresa española quería quitarse de encima a este incómodo fondo buitre para rebajar sus costes y ganar tranquilidad.

Agengoa ha explicado que los 165 millones recibidos del G-6 son una línea de circulante que no tiene nada que ver con los bonos de las plantas de Solaben. Fuentes oficiales de la compañía sositenen que la deuda del activo es ligeramente inferior a 200 millones (195 millones exactamente), y que se ha refinanciado mediante la emisión de un bono de 285 millones cotizado en Luxemburgo. Otras fuentes añaden que con esos 285 millones se han repagado los 195 anteriores, se han traspasado los activos a Abengoa Yielco -la filial americana- y que la española se ha quedado la diferencia  Lo que no explica la empresa es para que ha solicitado esa nueva línea de circulante si su posición de caja es tan sólida como asegura en la presentacion a los analistas que realizó hace apenas una semana y porque era condición indispensable para sacar adelante la ampliación de capital.

Según consta en documentación interna a la que ha tenido acceso El Confidencial, los 165 millones que le han prestado el denominado G-6 forma parte del acuerdo global para asegurar la ampliación de capital de 650 millones y la concesión de un crédito adicional de 120 millones a la familia Benjumea para que pudiese acudir a la citada emisión para participar en el rescate del grupo de ingeniería.

Dos líneas extraordinarias de financiación que, no obstante, han tenido como contrapartida la puesta en marcha de un plan de adelgazamiento que incluye la venta de activos por 1.200 millones, la cancelación sine die del dividendo, la imposibilidad de invertir más de 50 millones al año hasta que se rebaja el nivel de deuda y el relevo del actual presidente. Todo ello se formalizará en la junta extraordinaria de accionistas del próximo 10 de octubre.

Aunque la cotización bursátil de la compañía apenas ha reaccionado al plan de rescate, ya que muchos inversores consideran que se trata solo de un parche a corto plazo, la refinanciación de ambas plantas termosolares es un auténtico respiro para Abengoa. De hecho, los bonos si que han experimentado una fuerte recuperación del valor como demuestra que la emisión con vencimiento en 2021 ha pasado de negociarse a 26 céntimos de euros a cerca de 43 en la última semana.   

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios