tras los resultados electorales del 27-S

Sabadell rompe la unión de la banca sobre Cataluña y pone en un brete a La Caixa

El banco presidido por Oliu ha enviado en solitario un comunicado en el que asegura que ya no hay riesgo de seguridad jurídica tras el 27-S, lo que ha dejado tocada a la patronal bancaria

Foto: El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu. (EFE)
El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu. (EFE)

De “reconsiderar su implantación en Cataluña si se produce la independencia” a afirmar que no hay “ningún riesgo para la seguridad jurídica”. Este el cambio de postura de Banco Sabadell expresado en dos comunicados oficiales en un margen de 10 días. El primero, remitido de forma conjunta con toda la banca semana y media antes de las elecciones del 27-S y el segundo, este pasado lunes en solitario tras conocer los resultados de los comicios plebiscitarios.

La entidad presidida por Josep Oliu ha hecho esta aseveración en una nota interna remitida el 28 de septiembre a sus empleados en la que asegura que “la actividad del Banco Sabadell se desarrolla y se seguirá desarrollando en todos los territorios donde tenemos presencia, sometida al sistema de regulación y supervisión. No apreciamos riesgo alguno de seguridad jurídica”.

Más aún, el grupo financiero participado por la familia Lara y el dueño de Mango sostiene que “en cualquier caso el banco tiene todos los mecanismos fáciles de ejecutar para garantizar la pertenencia al sistema europeo en aras a la protección de sus clientes, accionistas y empleados”. Un párrafo que deja a entender que la institución tenía preparado un plan B por si la lista de Artur Mas conseguía una mayoría absoluta convincente.

El comunicado interno provocó este martes una gran sorpresa en la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), autora del significativo manifiesto del pasado 18 de septiembre contra el proceso soberanista. Una declaración que se oponía frontalmente al plan de Junts Pel Sí y que había sido promovida desde Moncloa. Pero sobre todo que salió adelante después de superar las resistencias naturales del propio Banco Sababell y de La Caixa, debido a la presión recibida por parte de Artur Mas y Esquerra Republicana por significarse a favor de la separación de España.

El presidente de CaixaBank, Isidre Fainé. (EFE)
El presidente de CaixaBank, Isidre Fainé. (EFE)

El mensaje del banco dirigido por Oliu ha hecho especialmente daño en el grupo presidido por Isidro Fainé, que en distintas ocasiones ha tratado de construir sin éxito puentes de diálogo entre el Gobierno central y la Generalitat. Debido a la ambigüedad del comunicado y teniendo en cuenta las posturas tan extremas, en Cataluña se puede interpretar que Sabadell no comparte los miedos del conjunto de la banca sobre el impacto en el sector financiero de la posible independencia. Por tanto, supondría apoyar la tesis soberanista y especialmente negar que los clientes sufrirían un corralito, como advirtió el gobernador del Banco de España, Luis Linde.

Otras fuentes explican que, al contrario, Sabadell quiere manifestar que, al no triunfar la lista de Raül Romeva, ya no hay riesgo de independencia y que el banco seguirá centrado en velar por los intereses de sus clientes. En cualquier caso, el hecho de haberse pronunciado de forma individual ha causado una división en el seno de la banca que costará cerrar.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
49 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios