de manera temporal

Seat admite 700.000 coches manipulados, la producción de Martorell en tres años

Se trata de una medida preventiva y en cumplimiento de la legislación en vigor, y afecta a unos 3.320 vehículos nuevos de estas marcas equipados con los motores de Volkswagen manipulados

Foto: Concesionario Volkswagen (Efe)
Concesionario Volkswagen (Efe)

Seat ha entrado hoy en la zona de catástrofe cuando ha hecho pública la cifra de vehículos que ha fabricado afectados por el "dieselgate". Fuentes de la compañía lo han cifrado en 700.000 coches, siendo la última marca del grupo en hacer públicos estos datos. La cifra es enorme, mucho mayor de lo esperada y equivale a casi dos años de fabricación de la planta de Martorell en los siete años afectados, en el período comprendido entre 2009 y 2015.

Algunas fuentes han intentado minimizar el impacto, asegurando que se trata sólo del 6% de de los 11 millones de vehículos en los que el grupo Volkswagen (VW), accionista único de Seat, manipuló el software de sus motores diesel para falsear los niveles de emisiones de partículas NOx en la fase de pruebas. Pero para la escala de Seat la cifra es descomunal.

Seat admite que montó 700.000 vehículos con el motor trucado

Para hacerse una idea de la importancia de estos 700.000 vehículos hay que tener en cuenta que en 2014, las ventas de Seat se situaron en 390.000 turismos. Y en los años afectados, en plena crisis, los volúmenes fabricados eran mucho menores. Seat se ha limitado a señalar oficialmente que 700.000 vehículos se han distribuido por la red mundial de Seat y que, actualmente, se están determinando cuántos de ellos se vendieron en cada mercado nacional. 

Esto último es importante porque un porcentaje de estos vehículos fueron liberados de pagar el impuesto de matriculación por su condición de "vehículo verde". El ministro de Industria, José Manuel Soria ya ha dicho que reclamará a Seat las ayudas fiscales percibidas por este concepto. En todo caso, la cifra será menor, porque lo normal es que Seat haya exportado el 80% de estos 700.000 vehículos y sólo una pequeña parte de ellos se hayan beneficiado de la exención. El impuesto de matriculación ronda el 25% del precio de un coche.

"Para su total tranquilidad, Seat ha decidido suspender temporalmente las ventas y entregas de todos los vehículos nuevos Seat con motor diésel EA189", asegura la compañía en su nota, pero también supone que hasta ahora se estaban vendiendo los vehículos con el polémico motor y su software asociado.

En relación con los vehículos en circulación, Volkswagen AG actualmente está investigando si existen desviaciones en relación con la legislación europea sobre emisiones y trabajando a toda velocidad con sus departamentos de desarrollo para implementar las medidas técnicas oportunas para eliminar las desviaciones, sin coste alguno para los clientes. 

Luego, Seat deberá asumir los costes de la revisión, lo cual lastrará los resultados del año que estaban a punto de entrar en números negros. Así Seat anuncia hoy que "los propietarios de los vehículos equipados con motores EA189 serán citados a los centros autorizados de servicio para realizar las medidas de revisión técnica correspondientes". Revisar 700.000 vehículos no será barato. 

Al mismo tiempo, la compañía lanzará una página web donde los clientes puedan obtener una respuesta directa a sus preguntas. Además, aunque todavía se está en fase de desarrollo, Seat está preparando un motor de búsqueda en esta web para que los clientes puedan buscar si su vehículo está afectado. 

Revisar la ficha técnica

En la práctica cualquier propietario de un vehículo Seat puede averigüarlo consultando la ficha tecnica de su vehículo, donde esta especificado si el motor es del modelo EA 189. También el Ministerio de Industria dispone de esta información, aunque hasta ahora no lo haya hecho público.

La elevada cifra pone en evidencia lo delicada que es la situación de Seat y de todo el grupo VW, que podría a medio plazo verse obligada a tomar medidas de ajuste para hacer frente a la oleada de sanciones que le espera por este fraude medioabiental, entre ellas recortar los costes, reducir el personal o suspender el pago de dividendos.

El Gobierno reclamará las ayudas del plan PIVE

Soria también ha anunciado que el Gobierno reclamará a Volkswagen todas las ayudas recibidas dentro de los planes por eficiencia energética, el conocido como plan PIVE, en la compra de vehículos del grupo afectados por el caso fraudulento del software que alteraba los datos de emisiones contaminantes.

En declaraciones tras el acto del 50 aniversario de la refinería de La Rábida (Huelva) de Cepsa, Soria afirmó que estas ayudas del plan PIVE de 2.000 euros para la compra de un vehículo, de los cuales 1.000 euros venían directamente de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), no le serán reclamadas al consumidor, que "ha sido engañado en su buena fe habiendo comprado un vehículo que creía más eficiente".

"A la empresa no le ha parecido mal que se le reclame, ya que hay un reconocimiento explícito por su parte de que se ha procedido a instalar ese software que no medía correctamente las emisiones", dijo.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios