PREVISTAS PARA ESTE AÑO

Acciona y EDP aplazan sus OPV de renovables españolas por la incertidumbre política

La primera en suspender su Oferta Pública de Venta ha sido la compañía portuguesa, que tenía previsto lanzar su colocación esta misma semana y disponía de bancos coordinadores de la emisión

Foto: Una planta termosolar en Palma del Río, Córdoba. (Foto: Acciona)
Una planta termosolar en Palma del Río, Córdoba. (Foto: Acciona)

La inestabilidad bursátil y la incertidumbre política empiezan a hacer mella en los planes estratégicos de las compañías para captar dinero. Acciona y EDP Renovables, filial española de Energías de Portugal, han decidido aplazar las salidas a bolsa de sus divisiones de energías verdes, según indican fuentes financieras involucradas en ambos procesos.

La primera en suspender su Oferta Pública de Venta (OPV) ha sido la compañía portuguesa, que tenía previsto lanzar su colocación esta misma semana. EDP Renovables ya había seleccionado a UBS y a Citigroup como bancos coordinadores de una emisión a través de la cual pensaba captar al menos 500 millones de euros. Una operación que tenía la estructura de yielco, es decir, el de una empresa que ofrece una rentabilidad practicamente asegurada a los inversores.

La misma con la que Acciona quería colocar su negocio de renovables, incluido su cartera nacional y la internacional, valorado en más de 3.000 millones de euros. El grupo controlado por la familia Entrecanales seleccionó semanas atrás a Lazard para dar forma a la nueva compañía y para que le ayudase a designar a los bancos directores de su OPV. El objetivo era hacer la operación antes de fin de año para mejorar su situación financiera, tal y como el grupo se comprometió con los inversores en su nuevo plan estratégico anunciado en 2014 y reiteró el pasado mes de mayo.

Sin embargo, fuentes próximas a la transacción aseguran que la salida a bolsa de la yielco de Acciona no se producirá al menos hasta el segundo trimestre de 2016 en función de la situación de los mercados y el escenario político. La incertidumbre sobre el futuro de Cataluña y, especialmente sobre el inquilino de La Moncloa, han provocado que los grandes fondos institucionales pongan en remojo sus inversiones en España por si hubiera un cambio regulatorio en el sector energético.

José Manuel Entrecanales. (EFE)
José Manuel Entrecanales. (EFE)

El mal precedente de la yielco de ACS

Hasta la fecha, las salidas a bolsa de empresas tipo yielco no han ido precisamente bien. Al contrario, algunos de los grandes fondos que apostaron por estas inversiones con una rentabilidad garantizada han perdido en los mercados más de lo que perciben por el dividendo. Es el caso de Saeta Yield, la filial de renovables de ACS, que cotiza un 20% por debajo del precio al que debutó en el parqué el pasado mes de febrero. Por su parte, la subsidiaria de Abengoa que cotiza en Estados Unidos ha perdido la mitad de su valor desde su máximo histórico, si bien el comportamiento de esta empresa está condicionado por la difícil situación de su matriz.

En el caso de Acciona, esté será el segundo aplazamiento en apenas cuatro meses, ya que en mayo suspendió la salida a bolsa de su filial de renovables pero exclusivamente formada por activos en el extranjero. La sociedad, llamada Global Renewables, llevaba casi un año con los trámites para cotizar en la Bolsa de Nueva York. De hecho, ya había elegido hasta los bancos asesores, JP Morgan y Goldman Sachs, que habían sondeado a potenciales inversores. Tras esta decisión, la compañía optó por agrupar los proyectos situados en España -6.000 de los 8.600 megawatios instalados que tiene en cartera- para colocarlos en los mercados de capitales este otoño.

Algunas fuentes apuntan a que Morgan Stanley está intentando vender la inmobiliaria de Acciona de forma directa a un comprador, como hizo Sacyr con Testa

De momento, la operacion no se producirá hasta 2016, fecha en la que también podría llevarse a cabo a venta mediante una oferta de acciones de su división inmobiliaria. Este trabajo se ha puesto en manos de Morgan Stanley, como adelantó El Confidencial el pasado 20 de julio. Sin embargo, fuentes financieras indican que, aunque Acciona pretendía deshacerse de este negocio este mismo ejercicio para aprovechar el interés de los inversores internacionales por el ladrillo, lo más probable es que no ocurra hasta el próximo año.

Al menos mediante una OPV, ya que otras fuentes apuntan a que el banco americano también está intentando vender su inmobiliaria de forma directa a un comprador, como hizo Sacyr con Testa al traspasarla a Merlin Properties. Es lo que se conoce como dual track, un doble juego que gusta poco a la CNMV.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios