cuenta atrás hacia el 27-s

Las empresas con sede en Cataluña cuadruplican las caídas del Ibex 35 en 2015

La incertidumbre en torno al resultado de los comicios del 27 de septiembre y sus posibles consecuencias crece por momentos. Y ya deja su huella hasta en las empresas catalanas cotizadas

Foto: El presidente de la Generalitat y candidato nº 4 de Junts pel Sí, Artur Mas. (EFE)
El presidente de la Generalitat y candidato nº 4 de Junts pel Sí, Artur Mas. (EFE)

"No sé en qué parte, pero sí está afectando a la cotización". Esta confesión corresponde a un directivo de una de las empresas del Ibex 35 que tiene su domicilio social en Cataluña. Y con ella pone de manifiesto que la cuenta atrás hacia las elecciones del próximo 27 de septiembre está dejando una evidente huella no solo en el terrreno político, sino también en el financiero, con efectos en la deuda pública catalana y también en las cotizadas son sede en territorio catalán. 

Actualmente, hay seis empresas del índice de referencia de la bolsa española que tienen su sede en Cataluña. La caída media que presentan en 2015, un año que ha estado marcado desde el principio por el clima electoral, puesto que el presidente Artur Mas anunció la fecha de los comicios el 14 de enero, es del 12,4%, con lo que multiplican por 4,1 veces el descenso que acumula el Ibex en el mismo periodo, que se limita al 2,9%. 

El peor comportamiento lo muestra la constructora FCC, con una bajada del 37,6%. Le siguen dos bancos, CaixaBank y Sabadell, con retrocesos del 18,3% y del 15,4%, respectivamente. La energética Gas Natural se deja un 11,5% y la empresa de infraestructuras Abertis corrige un 9%. 

La gran excepción corresponde a la empresa de hemoderivados Grifols. En lo que va de año, lejos de caer, acumula una revalorización del 17,5%. 

Aunque tras estos descensos figuran cuestiones particulares de las empresas o sus sectores, como en el caso de FCC y los cambios en su accionariado y su gestión, la sombra de las elecciones y la posibilidad de que arrojen un resultado que desemboque en la independencia también influyen en la marcha de estas compañías en el parqué. En especial, siembra dudas en torno a las entidades financieras, tanto por las dudas sobre si mantendrán su acceso a la financiación del Banco Central Europeo (BCE) como por el impacto en su negocio comercial en el resto de España. 

Vía libre para 'mudarse'

Precisamente por la incertidumbre que puede envolver a estas empresas en caso de que Junts pel Sí, la plataforma que aglutina a Convergència Democrática de Catalunya (CDC), Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y otras entidades soberanistas, obtenga la mayoría absoluta en los comicios del 27-S, en Moncloa se han dado pasos para facilitar el traslado de su sede social. Fuentes oficiales han admitido que la disposición fue acordada a petición expresa de grupos de influencia que representan intereses de empresas cotizadas en bolsa con origen y localización actual en Cataluña.

Hasta ahora, hacía falta el visto bueno de la junta general de accionistas para aprobar el cambio del domicilio social, con la salvedad de que se concedía al consejo de administración el traslado siempre que se produjera dentro del mismo municipio. En adelante, en la Ley de Sociedades de Capital se establece que "el órgano de administración será competente para cambiar el domicilio social dentro del territorio nacional". Sin la necesidad de tener que convocar ya a la junta, un requisito que siempre es más complicado y consume más tiempo, ahora resultará más fácil mudar la sede social.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
44 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios