Es la segunda gran propietario de suelo

Carmena meterá 600 millones en las arcas del Ayuntamiento con Operación Chamartín

El consistorio madrileño se convertirá en el segundo mayor propietario de suelo si finalmente se aprueba esta actuación, con cerca de 600.000 metros cuadrados que podrá vender o desarrollar

Foto: La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, en una reunión con su equipo de Gobierno. (EFE)
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, en una reunión con su equipo de Gobierno. (EFE)

Desde que llegó al Palacio de Cibeles, la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, ha tenido como uno de sus principales deberes pendientes la aprobación, o no, de Operación Chamartín. El desarrollo urbanístico más importante de la capital lleva 22 años esperando recibir la luz verde definitiva, una larga espera que, como bien ha dicho la alcaldesa, no se le puede pedir a ella que arregle en tres meses. Pero sí en 15 meses, ya que cuando llegue el 31 de diciembre de 2016, si el consistorio continua sin aprobarlo, BBVA y Grupo San José, los concesionarios privados de esta actuación, retirarán su oferta y, con ella, los 6.000 millones de inversión y 120.000 puestos de trabajo previstos durante los próximos 20 años.

Como tantas veces ocurre con los proyectos urbanísticos, los intereses políticos amenazan con condicionar la aprobación definitiva de Operación Chamartín, ya que Ahora Madrid, antes de llegar al poder, se había mostrado muy beligerante con este tipo de desarrollos, discurso que ahora, en el Gobierno, ha matizado y, desde el primer momento, el Ejecutivo de Carmena ha mostrado su disposición a estudiarlo, un cambio de postura que, no obstante, ha ido acompañado de claros eslóganes para su electorado, como que deberá respetarse un desarrollo sostenible, hacerse por fases (como está previsto), o que no tenga coste para el consistorio.

La realidad es que Operación Chamartín, actuación ahora bautizada como Distrito Castellana Norte, lejos de generar un problema para las cuentas del consistorio, promete convertirse en una importante inyección de dinero que el Ejecutivo de Carmena podría destinar a proyectos ligados con su programa electoral, como el facilitar a todo el mundo el acceso a una vivienda digna.

El Ayuntamiento de Madrid, si se aprueba este desarrollo, será el segundo mayor propietario de suelo, ya que a los cerca de 165.000 metros cuadrados que posee actualmente en el ámbito de actuación, se deberán sumar los cerca de 150.000 metros cuadrados donde se ubican actualmente las cocheras de la EMT en Fuencarral, terrenos que BBVA y San José deberán descontaminar dentro de todos los compromisos que han asumido para intentar sacar adelante Operación Chamartín.

Suma y sigue, porque, por normativa, los promotores deberán ceder al Ayuntamiento el 10% de los 3,11 millones de metros cuadrados que conforman toda el área de actuación, es decir, que desde el mismo momento en que Carmena autorice (si lo hace) esta actuación, el consistorio se garantiza otros 300.000 metros cuadrados más. En total, más de 600.000 metros cuadrados que podrá destinar a los usos que desee.

Desde vender el suelo, hasta promover VPO

De hecho, según ha podido confirmar El Confidencial con potenciales interesados, ya hay inversores que han dejado ver su disposición a adquirir estos terrenos si el Ayuntamiento los pusiera en venta, un pequeño tesoro que a los precios actuales del suelo en el norte de la capital, donde se están realizando operaciones a unos precios medios de 1.000 euros el metro cuadrado, permitiría al consistorio embolsarse 600 millones de euros.

La posición de terrateniente del Ayuntamiento también pone en bandeja al equipo de Ahora Madrid contar con los recursos necesarios para desarrollar un parque de viviendas, ya sean sociales, como está tratando de hacer con pisos de la banca, como protegidas. De hecho, los números sobre los que se ha elaborado el proyecto actual de Operación Chamartín contemplan sólo un 10% de vivienda protegida porque se ha optado por marcar el mínimo, pero esta cifra sería muy superior si el consistorio aprovechara los 600.000 metros cuadrados que tendrá en total para protenciar este tipo de hogares.

El Ayuntamiento será el segundo terrateniente del desarrollo, posición de poder que le permite desde hacer VPO hasta obtener dinero para otros proyectos

No obstante, también es cierto que, como propietario de un 20% de los terrenos, el Ayuntamiento deberá financiar una parte de los 6.000 millones en que se ha cifrado todo el desarrollo, en concreto, entre 150 y 200 millones de euros, según fuentes conocedoras, cifra muy inferior a los ingresos que puede llegar a obtener gracias tanto a la venta como a la promoción de los terrenos.

Además, un estudio encargado por los promotores del proyecto a expertos independientes cifra en cerca de 1.400 millones los beneficios que percibirá el Ayuntamiento vía impuestos a lo largo de los 20 años en que se ha estructurado todo este desarrollo. Si el consistorio autoriza el plan en los próximos 15 meses, las primeras viviendas podrían empezar a entregarse en 2018 y se ubicarán junto a la Avenida de Burgos, junto al metro de Bambú, área donde según el proyecto presentado irán cerca de 500 hogares.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios