sale el 80% de la plantilla

RBS aplica un ERE en España y echa a 70 ejecutivos con grandes indemnizaciones

La filial española del banco británico, que en su día llegó a ganar 500 millones con su oficina en Madrid, ha aprobado despedir a cerca del 80% de su plantilla actual para dejarla en la mínima expresión

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Los expedientes de regulación de empleo (ERE) han dejado de ser elitistas. Ya no solo son para los trabajadores de embotelladoras, como las de Coca-Cola, o de fabricantes de automóviles, como PSA Peugeot. También afectan ya a los banqueros de primera fila, licenciados en las mejores escuelas de negocios de Inglaterra o Londres.

Es lo que ha ocurrido en la filial española de Royal Bank of Scotland (RBS), que este lunes anunció el despido colectivo de cerca de 70 de las 85 personas que aún tenía en plantilla. La entidad británica, que protagonizó el mayor rescate del sector financiero en Europa, al recibir ayudas estatales por 45.000 millones de libras (unos 64.000 millones de euros), ha decidido seguir las indicaciones de Londres y dejar la estructura de la filial española en la mínima expresión. Las conversaciones venían desde febrero, como adelantó Cinco Días.

Fuentes internas de RBS han confirmado la reestructuración a la que va a ser sometida la subsidiaria con sede en Madrid, que llegó a tener a 300 empleados cuando compró el negocio del holandés ABN Amro en la Península Ibérica. En ese momento, el que fuera el mayor banco del Reino Unido y uno de los mayores de Europa tenía un balance de 20.000 millones en España, donde llegó a ganar algo más de 600 millones al año.

Foto: EFE.
Foto: EFE.

Siguiendo las instrucciones de la central británica, donde han decidido separar el negocio de banca minorista del de banca al por mayor, los despidos suponen abandonar el negocio de banca corporativa (corporate and institutional banking), Las mismas fuentes aseguran que, pese al fuerte recorte de personal, RBS seguirá en España, especialmente centrado en el negocio de mercados de capitales, donde es uno de los principales jugadores en las emisiones de bonos, y en la financiación a grandes empresas. La parte de back office o soporte también se llevará desde el Reino Unido.

50 días por año trabajado

La diferencia con los EREs de trabajadores de a pie es que los banqueros de Royal Bank of Scotland se van a ir con condiciones muy ventajosas. Las salidas se han pactado con indemnizaciones de unos 50 días por año trabajado, con un tope máximo de 500.000 euros.

Al frente de la oficina en Madrid seguirá Iñaki Basterreche, que hace unos meses fue ascendido a responsable de banca de inversión de Europa del Oeste. Además de dirigir el negocio en la Península Ibérica, Italia y Grecia, el banquero español se está encargando de los países de los que RBS tiene orden también de limitar su exposición.

La incorporación de Basterreche a The Royal Bank of Scotland tuvo lugar en 2004, como director senior del área de banca corporativa, después de trabajar en esta misma área en HSBC y en Banco Santander durante más de 12 años. En 2006 se puso al frente del negocio de structured asset finance y en 2008 fue nombrado director de riesgos y gestión del portfolio. En abril de 2009 asumió la dirección general del banco en España y Portugal. A partir de ahí su principal objetivo ha sido adelgazar el banco por orden de Londres.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios