la pastilla costará 300 euros en el mercado

¿Boom de ventas? Una farmacéutica paga mil millones por la Viagra femenina

A pesar de sus numerosas contraindicaciones y efectos secundarios los analistas consideran que este fármaco podría generar entre 100 y 300 millones de dólares al año en ventas

Foto: Una pastilla de Addyi. (Reuters)
Una pastilla de Addyi. (Reuters)

La 'Viagra femenina' ya tiene compradores. El gigante farmacéutico canadiense Valeant anunció el pasado jueves la adquisición de Sprout Pharmaceuticals, el fabricante de la mágica pastilla Addyi por una cantidad cercana a los mil millones de dólares.

El anuncio llegó apenas 24 horas después de que la Administración de Fármacos y Alimentos de Estados Unidos autorizara la comercialización de este medicamento para aumentar el deseo sexual en las mujeres.

El consejero delegado de Valeant, Michael Pearson. (Reuters)
El consejero delegado de Valeant, Michael Pearson. (Reuters)

Efectos secundarios

Sin embargo, este revulsivo de la libido femenina tiene sus problemas. Addyi viene acompañado de un amplio abanico de efectos secundarios, que van desde el sueño y la baja presión arterial hasta las nauseas e incluso los desmayos

La autoridad sanitaria estadounidense (FDA) rechazó en dos ocasiones el compuesto por considerar que era "poco seguro" y no había pruebas concluyentes de su efecto en la líbido sexual. De hecho, se ha demostrado que solo entre el 8% y el 13% de las mujeres experimentaban una mejora en su vida sexual tras consumir este fármaco. 

"El tratamiento sólo estará disponible a través de profesionales sanitarios certificados y farmacias. Los pacientes y los médicos prescriptores deben comprender totalmente los riesgos asociados con su uso de considerar el tratamiento", advirtió la doctora Janet Woodcock, directora del Centro de Evaluación e Investigación de Medicamentos (CDER) de la FDA el día que dio su visto bueno.

Los pacientes deben comprender los riesgos asociados con el tratamiento

Para muchos de sus detractores, este repentino cambio de parecer se debe más a una campaña de presión pública promovida (y financiada) por Sprout Pharmaceuticals, que a una mejora del fármaco

El argumento estrella de sus fabricantes es el de la diferencia de género: "Hasta ahora no existía ningún tratamiento para tratar el desorden del deseo sexual de las mujeres, mientras que los hombres tienen hasta 26 variedades distintas a su disposición en el mercado. 

Unos beneficios millonarios 

A pesar de sus múltiples contraindicaciones la comercialización de un producto de estas caraterísticas promete ganancias millonarias. De acuerdo con los datos de sus creadores, el 10% de las mujeres padecen una falta de deseo sexual, un mercado muy amplio.

Los analistas creen que las ventas anuales podrían generar entre 100 y 300 millones de dólares al año

Los analistas financieros estiman que las ventas anuales podrían generar entre 100 y 300 millones de dólares. Solo en 2014 la viagra masculina generó más de 1.700 millones. Valeant ha dicho que no prevé que la adquisición de Sprout Pharmaceuticals vaya a tener un impacto en las cuentas de este año y espera un efecto "moderado" de cara a 2016.

Cindy y Robert Whitehead, fundadores de Sprout, compraron la patente de la flibanserina, la base de la píldora rosa, hace cuatro años. Este fármaco modifica tres sustancias químicas claves para el cerebro, aumentando la dopamina y la norepinefrina y disminuyendo la serotonina, lo que hace incrementar la libido en las mujeres y su deseo sexual.

El dictamen de la FDA, el detonante

De acuerdo con el consejero delegado de Valeant, Michael Pearson, los contactos con la empresa familiar empezaron hace cosa de un mes, justo después de que la FDA diera luz verde a la comercialización de la flibanserina. Las autoridades sanitarias suelen respetar el criterio de este organismo, por lo que la salida al mercado de Addyi estaba prácticamente garantizada. 

Según los términos pactados, Valeant pagará unos 500 millones de dólares (446,5 millones de euros) tras el cierre de la transacción y otros 500 millones de dólares a lo largo del primer trimestre de 2016. Además, el acuerdo contempla el pago por parte de Valeant de parte de los futuros beneficios al matrimonio Whitehead, a cambio del cumplimiento de una serie de objetivos. 

La pastilla rosa costará 300 dólares, lo mismo que su equivalente masculino

La transacción, pendiente aún de recibir el visto bueno de los reguladores, podría completarse en el tercer trimestre de 2015. Tras el cierre de la operación, la sede de Sprout seguirá en Raleigh (Carolina del Norte) y la farmacéutica se convertirá en una división de Valeant.

La pastilla rosa costará 300 dólares, lo mismo que su equivalente masculina y se pondrá a la venta en otoño. La compañía ha asegurado que va a utilizar su infraestructura global para poner a la venta el fármaco en otros países por lo que probablemente este invierno a más tardar podrá adquirirse en España. 

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios