recibirán 50 millones de euros

Los Andic hacen penitencia y 'se recortan' un 35% el dividendo en Mango

La familia se aprieta el cinturón: 'sólo' recibirá por los resultados del pasado año 50 millones de euros, muy por debajo de los 78 que les llegaron por el mismo concepto el ejercicio anterior

Foto: Los Andic: Isak y su hijo Jonathan llevan la batuta en Mango. (EFE)
Los Andic: Isak y su hijo Jonathan llevan la batuta en Mango. (EFE)

El presidente de Mango, Isak Andic, se ha rebajado el dividendo que perciben él y su familia como únicos accionistas del segundo grupo de moda en España. Según refleja la Memoria de Sostenibilidad de la compañía en 2014, los Andic 'sólo' recibirán por los resultados del pasado año 50 millones de euros, muy por debajo de los 78 que les llegaron por el mismo concepto el ejercicio anterior.

Este recorte es del 35% y resulta muy superior a la bajada que experimentó el beneficio de Mango ese año, que fue del 11%, ganando un total de 107 millones. Ciertamente, no se trata de la única fuente de ingresos de la familia. Isak Andic ha montado una patrimonial inmobiliaria, Punto Na, a imagen y usanza de la de Amancio Ortega que se dedica a comprar inmuebles que luego alquila, en su mayor parte, al propio Mango.

No es la primera vez que pasa. Los beneficios llevan cayendo desde 2012 y, en consecuencia, la retribución al accionistas también se ha recortado. Pero si en el período 2013-2014 las ganancias bajaron un 31%, los dividendos abonados por Mango lo hicieron en un 42%. En los Andic, la austeridad comienza por ellos mismos.

La memoria de sostenibilidad refleja que algo está cambiando en Mango y que quizá el grupo ha tocado techo, lejos de los altos ritmos de crecimiento a los que estaba acostumbrada la empresa con su fuerte expansión internacional. La superficie de venta crece mucho, un 17%, hasta los 702.429 m2, pero las ventas en sí mismas no lo hacen al mismo ritmo: suben sólo un 9%, hasta los 2.080 millones.

También han desaparecido de la memoria los objetivos de expansión futura y que para este año en curso se habían fijado en 2.393 millones en el documento equivalente de hace dos ejercicios. Los 2.080 millones de facturación en 2014 ya se habían quedado por debajo del objetivo que se marcó en su día.

Triunvirato al mando

Además, se deja constancia de cómo se ha repartido el poder en el grupo, tras la jubilación del antiguo director general Enric Casi, que sigue como consejero. Ahora, la nueva estructura de mando la configuran el propio Isak Andik, su hijo Jonathan, como vicepresidente; y Daniel López, que también ostenta una vicepresidencia ejecutiva con responsabilidades en el área de expansión, coordinación, retail y franquicias, entre otras.

La pista de por dónde pueden ir los cambios la ofrece el propio Jonathan Andic en su carta incluida en la Memoria: “Seguimos invirtiendo en mejorar nuestro servicio de compra online. El desarrollo de Apps (scan&shop) y de la web MANGO Online, más atractiva y dinámica, han hecho posible que ya esté disponible la venta online en un total de 76 países. Nuestro objetivo para 2015 es ampliar nuestros servicios y el número de países directamente o a través de partners”.

Más ingresos por internet

Mango ya hace un 9% de sus ventas por internet. El camino que se marca parece pasar por incrementar el peso este canal de comercialización, además de aumentar no tanto el número de establecimientos sino su amplitud. En la actualidad, la mayor parte de las tiendas de Mango son de 300 m2. El objetivo es que pasen a ser de 1.000 m2 para poder incluir en las tiendas toda la amplitud de marcas propias que está desarrollando el grupo -Mango Kids, Mango Man, Violeta, Mango Touch (complementos) , etcétera-.

El aumento de la deuda

Aunque el grupo tiene poca deuda, ésta ha ido creciendo de manera paulatina. Según refleja la memoria, Mango cerró 2014 con una deuda financiera neta de 432 millones. La deuda es baja, sobre todo porque los fondos propios superan los 754 millones. Pero ha crecido un 3% durante los años de descenso de los beneficios, los ya comentados ejercicios 2013 y 2014, y más si se tiene en cuenta la fase de la crisis.

Mango afrontó la recesión bajando precios en España y tiró de endeudamiento para mantener su ritmo de crecimiento internacional. Eso ahora se refleja en que la deuda neta ha crecido 68 millones en cuatro años, si bien ha logrado estar presente en 109 países. La ventaja es que ahora las ventas suben en todos los países, España incluida, con lo que todo apunta a que lo peor ha pasado.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios