exposición de las sicavs

Koplowitz, Bhavnani, Ybarra, Solís... las fortunas que apostaron por Abengoa

Medio centenar de sicavs, vehículos mayoritariamente ligados a grandes patrimonios, tenía en sus carteras acciones o deuda de Abengoa, una inversión que ahora se enfrenta al descalabro del grupo

Foto: Abengoa ha anunciado una ampliación de capital de 650 millones.
Abengoa ha anunciado una ampliación de capital de 650 millones.

El desacalabro de Abengoa, que en apenas dos semanas suma una caída cercana al 55% en bolsa, se ha llevado por delante las apuestas de inversión de un nutrido grupo de sicavs, vehículos mayoritariamente ligados a un gran patrimonio. Según datos de Morningstar, en las carteras de medio centenar de estas sociedades aparecían títulos o deuda de la empresa controlada por la familia Benjumea, al menos, hasta poco antes de que la compañía anunciara su ampliación de capital.

Esta noticia se conoció el pasado lunes, una semana después de que los bajistas hubieran iniciado su ofensiva contra el valor, quizás conscientes de que lo inevitable iba a llegar, y este destino pasa por sacar al mercado nuevas acciones equivalentes al 50% de la capitalización actual del grupo en bolsa, para tratar de conseguir 650 millones, y vender en activos adicionales por otros 100 millones de euros.

El impacto inmediato ha sido el desplome tanto del valor, que el viernes cerró en 1,09 euros por título, como de los bonos de Abengoa, una deuda a la que los inversores están exigiendiendo disparadas rentabilidades para seguir dentro.

La empresaria Alicia Koplowitz
La empresaria Alicia Koplowitz

Entre las sicavs en cuya cartera aparece deuda de la compañía andaluza destaca Morinvest, vehículo de inversión de Alicia Koplowitz, que al cierre del primer semestre de este ejercicio, último periodo con datos oficiales, reconocía tener 12,4 millones repartidos en dos emisiones de renta fija de Abengoa a menos de un año, además de otros 893.000 euros en títulos de la empresa.

Con un patrimonio de 507 millones de euros, que le convierte en la segunda mayor sicav de toda España, la exposición total de Morinvest a Abengoa a 30 de junio representaba el 2,6% de su cartera.

Ram Bhanvnani es otro de los grandes inversores del país que había apostado por los bonos de la compañía, en concreto, por una deuda con vencimiento en febrero 2018 donde, al cierre de junio, tenía una posición equivalente al 0,59% de su cartera, es decir, 1,05 millones de euros. En las últimas diez sesiones, esta deuda ha pasado de cotizar por encima de la par, en 101,2 puntos, a desplomarse hasta el entorno de los 65 enteros en que se mueve actualmente.

Las familias López y Balanyá, dos importantes apellidos de la burguesía empresarial catalana, que comparten destino en la sicav Noira, también reconocían al cierre del primer semestre tener 291.000 euros en acciones de Abengoa, el 0,26% de su cartera.

Medianos patrimonios

Fuera de las mayores sicavs del país, aquellas que superan los 100 millones de euros de patrimonio, también aparecen apellidos ilustres en cuyas cartera figura algún tipo de exposición al grupo de los Benjumea.

Uno de ellos es Ybarra, que a través del vehículo Almagro 2004 reconocía tener, al cierre del primer semestre, 33.000 euros en acciones de Abengoa, inversión equivalente al 1,16% de su cartera. No obstante, este peso es muy inferior al que tenía al cierre del primer trimestre, cuando llegó a sumar 185.000 euros en acciones de la compañía, posición que representaba casi el 6% de su cartera.

Se estima que cerca de medio centenar de sicavs tiene exposición a acciones o deuda de Abengoa, y muchas de ellas están ligadas a patrimonios andaluces

Llama la atención que muchas de las pequeñas sicavs presentes en Abengoa tienen el denominar común de administrar los intereses de importantes patrimonios andaluces, como ocurre con Lizárraga Inversiones, vehículo de los Solís Martínez Campos, uno de las sagas más importantes de la región, que en su informe del primer semestre reconoce tener 288.000 euros en pagarés de la empresa y otros 56.000 euros en acciones.

Más residual es la posición de ST. Merviña, sociedad de inversión de los Calvo Caminero, una de las ramas familiares que se reparten el control de Mahou San Miguel, cuya presencia en el valor se limita a 3.000 euros en acciones, el 0,09% de su cartera.

A la exposición directa que pueden tener tanto las sicavs, como los particulares, se suma la indirecta a través de fondos de inversión. Según publicó Morningstar, Generali IS Special Stuat es el vehículo de este tipo más afectado por la situación que vive la empresa andaluza, ya que a cierre de junio tenía un 3,91% de su cartera en el valor, nivel sólo comparable al alcanzado por Rural Pequeñas Compañías Iberia, con un 3,34%.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios