operación de 150 millones

WPP se queda la antigua sede de Telefónica para abrir su cuartel general en España

El gigante británico de la publicidad ha cerrado la segunda operación de ocupación de oficinas más importante de los últimos 15 años, comparable a las protagonizadas por Vodafone y Cepsa

Foto: Número 26 de Ríos Rosas
Número 26 de Ríos Rosas

Nuevo síntoma de que algo está cambiando en la economía española. La mayor empresa de publicidad y relaciones públicas del mundo, la británica WPP, ha decidido apostar por la recuperación de nuestro país y acaba de cerrar una de las mayores operaciones de compra y alquiler de oficinas para uso propio de los últimos años.

Después de diez meses analizando la operación, la compañía se ha hecho con la antigua sede de Telefónica en la madrileña calle de Ríos Rosas, un edificio de 36.000 metros cuadrados que convertirá en su mayor cuartel general de toda Europa, ya que las dimensiones de su nueva sede superan, incluso, a las de la casa madre en Londres. 

Aunque los planes iniciales de WPP pasaban por comprar ella misma el edificio, finalmente, ha llegado a un acuerdo con el brazo inmobiliario de M&Gsegún ha reconocido la propia gestora, para que ésta adquiera el edificio con el grupo británico como inquilino, en un movimiento clásico de sale & leaseback. El vendedor ha estado asesorado por Knight Frank y el bufete internacional Eversheds Nicea, mientras que el comprador ha contado con los servicios de James Andrews y Garrigues

WPP es dueña de decenas de firmas de publicidad y relaciones públicas.
WPP es dueña de decenas de firmas de publicidad y relaciones públicas.

El importe total de la operación, adelantada por El Confidencial, asciende a 150 millones de euros, ya que a los 90 millones en que se ha cerrado la compra se sumarán los 60 que conllevará la rehabilitación integral del inmueble, una mareante inversión que responde al deseo de WPP de convertir el edificio en un referente de sede corporativa en España, con la obtención de la máxima certificación de "edificio verde", y que albergará a más de 2.500 empleados.

El desembarco de toda esta plantilla, a mediados de 2017, en pleno corazón del barrio de Chamberí promete ser un revulsivo para la zona, dotándola de un carácter empresarial y reactivando sus principales servicios. Como señala Humphrey White, socio director de Knight Frank que ha liderado toda la operación, “WPP ha aprovechado la oportunidad, al ser el único edificio de gran tamaño disponible para uso de oficinas en el centro de Madrid. De no haberse cerrado esta transacción, la compañía seguramente tendría que haber arrendado en la periferia”.

Esto va totalmente en contra de los planes que tiene el gigante británico para España. Desde que decidió unificar todas sus filiales en un gran cuartel general, la compañía tuvo claro que quería hacerse con un edificio singular que, como si de una tienda Apple se tratara, fuera el mejor escaparate de su poderío empresarial. Con una capitalización de 19.000 millones de libras (27.000 millones de euros), WPP es propietaria de firmas como Ogilvy Group, Grey, Y&R, JWT, Hill & Knowlton o Burson-Marsteller.

Aunque, inicialmente, WPP barajó quedarse con la propiedad del edificio, finalmente ha sellado un pacto de 'sale & leaseback' con la gestora de fondos M&G

Desde el pasado noviembre, WPP ha estado negociando en exclusiva hacerse con este edificio, que ING puso en venta oficialmente el pasado otoño. El banco holandés lideraba a las entidades acreedoras que financiaron a Nozar la adquisición de este inmueble por 213 millones. Fue en 2007, en el pico de la burbuja, cuando el grupo de la familia Nozaleda acordó la operación con el fondo Peabody, un vehículo de inversión controlado por JP Morgan y Connor Capital Partners, que, a su vez, se lo había comprado tres años antes a Telefónica por 111 millones de euros. 

Por tanto, el importe al que ha se ha cerrado ahora la operación está ligeramente por debajo del visto en 2004, cuando la operadora presidida por César Alierta se deshizo de su antigua sede. Como señala Humphrey White, "la propiedad ha conseguido un precio muy por encima de lo que sería posible hace sólo dos años, pero todavía por debajo del pico de 2007".

Una de las operaciones de la década

El desembarco de WPP en Ríos Rosas era una de las operaciones más esperadas en el mercado inmobiliario nacional, sólo comparable a las protagonizadas por Cepsa y Vodafone con sus nuevas sedes madrileñas, ya que este acuerdo es la segunda operación más grande de ocupación de oficinas en España en los últimos 15 años, sólo por detrás de la protagonizada por la operadora británica en 2013.

(EFE)
(EFE)

A la importancia de que una compañía de estas dimensiones haya decidido desembarcar en España con su casa madre, se une la complejidad que había para poder cerrar el acuerdo, entre otros motivos por una serie de derechos que seguía ostentando Telefónica en el inmueble, donde todavía contaba con equipos y antenas, problemas que se han terminado superando y que permitirán al grupo británico hacerse con uno de los edificios más emblemáticos del barrio de Chamberí.

El número 26 de la calle Ríos Rosas forma parte de la historia de la capital, además de por haber sido sede de Telefónica, por haber sufrido un atentado de ETA en el año 1982, cuando el grupo terrorista hizo estallar seis bombas, cargadas con 170 kilos de explosivos, que dejaron inoperativas 20.000 líneas y cerca de 700.000 teléfonos.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios