LA EMPRESA INSISTE EN CONGELAR PRECIOS

Aena alega que la CNMC comete 'errores de cálculo' en su propuesta de bajar las tasas

El gestor aeroportuario insiste en congelar las tarifas durante el año 2016 como piedra de toque para mantener luego los mismos precios a lo largo de todo el periodo comprendido entre 2017 y 2021

Foto: Un avión aterriza en el aeropuerto de Barajas. (Reuters)
Un avión aterriza en el aeropuerto de Barajas. (Reuters)

Aena ha apurado al límite el plazo de diez días otorgado por la CNMC para alegar contra la resolución que formuló el organismo supervisor a primeros de mes y en la que se fijaba una rebaja del 3,5% en las tasas aeroportuarias para el año 2016. La sociedad cotizada ha rebatido el planteamiento de la autoridad de competencia con un informe detallado en el que desmontan desde el punto de vista cuantitativo y de forma sistemática los cálculos efectuados previamente por los servicios técnicos de la entidad reguladora.

El 'pliego de descargo' de la compañía que preside José Manuel Vargas no deja resquicio a la duda cuando denuncia las equivocaciones cometidas por la CNMC en la determinación de las eventuales tarifas que habrán de pagar las compañías aéreas por la utilización de la red de Aena durante el próximo año. Teniendo en cuenta los propios datos de base utilizados en la resolución de la CNMC, la empresa dependiente del Ministerio de Fomento considera que el recorte de las tasas tendría que limitarse por debajo del 2%.

El organismo único de regulación ha declinado hacer públicos los documentos de la polémica porque considera que se trata de una comunicación privada en las relaciones con Aena como empresa regulada. Los cálculos de la CNMC que cuestiona el gestor aeroportuario se refieren a la cifra de ingresos comerciales por pasajero que el propio regulador está dispuesto a corregir pero con un ajuste escaso que tan sólo afectará a dos décimas. Fuentes oficiales del organismo que preside José María Marín Quemada han preferido no hacer comentarios al respecto hasta que se apruebe la definitiva resolución normativa.

El conflicto entre Aena y la CNMC afecta tanto al sistema de contabilización de costes como a la definición del déficit de tarifa aeroportuariaEl problema de fondo en las relaciones entre Aena y la CNMC es mucho más conceptual y afecta a los propios sistemas de gestión interna adoptados en los últimos años por la empresa que opera los aeropuertos españoles. El método de 'dual till' o caja doble aplicado por Aena ha sido puesto en tela de juicio por el organismo regulador, que no está de acuerdo con el modo en que la empresa separa los costes de la pura actividad aeroportuaria de aquellos que proceden de la actividades comerciales. Otro caballo de batalla es el déficit de tarifa generado en los tres últimos años, en virtud del cual la empresa reclama el reconocimiento de hasta 1.000 millones de euros en ingresos por tarifas.

El regulador único de los mercados y la competencia se niega a admitir dicho 'agujero' porque entiende que el déficit debe contabilizarse con criterios ajustados a la realidad y no en función a criterios de prospectiva dependientes del acuerdo previo entre la empresa y el Estado. Aena, por el contrario, estima que la reducción del déficit respecto a las previsiones pactadas corresponde a la eficiencia de su gestión y constituyen una renta latente que no puede ser transferida graciosamente a las compañías aéreas.

En otras palabras, los 1.000 millones de la discordia son percibidos por Aena como un derecho de cobro que debe se tenido en cuenta dentro del marco tarifario de 2016. Sobre esta base, la compañía ha propuesto a las aerolíneas una congelación de las tasas que además debe servir de referencia para fijar el llamado primer Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA) que estará vigente durante 2017 a 2021. El objetivo comprometido por el Gobierno para dicho periodo quinquenal establece también un incremento cero que, lógicamente, deberá aplicarse sobre la base de 2016. De ahí que ahora esté en juego mucho más que un recorte del 2 o del 3,5% de las tasas que cobra Aena.

Todos este conflicto se ha judicializado con la presentación por parte de Aena y de su principal socio privado, el fondo The Children Investmet (TCI), de sendos recursos en la vía contencioso- administrativa ante la Audiencia Nacional. La comisión ejecutiva presidida por Vargas decidió ayer ampliar el recurso de Aena que incluye la solicitud de medidas cautelares contra la decisión del organismo regulador. En el supuesto de que estas medidas sean admitidas por los tribunales, el Ministerio de Fomento tendrá las manos libres para determinar las tasas aéreas del próximo año sin incorporar finalmente las resoluciones de la CNMC.

 

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios