IAG toma el 29,8% de Aer Lingus y abre una vía para mantener la 'españolidad' de Iberia
  1. Empresas
RYANAIR Considera la oferta "razonable"

IAG toma el 29,8% de Aer Lingus y abre una vía para mantener la 'españolidad' de Iberia

La adquisición de Aer Lingus por IAG no es indiferente para el Gobierno español, que ha visto una luz de esperanza para renegociar con la casa matriz de Iberia la ‘nacionalidad’ de la empresa española

placeholder Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

El consejo de administración de Ryanair ha votado por unanimidad aceptar la oferta pública de adquisición (OPA) de IAG sobre el 29,8% de su participación en Aer Lingus, según ha informado este viernes la aerolínea que lidera Michael O'Leary. En un comunicado, la compañía explica que el consejo de administración considera que la actual oferta de IAG "maximiza el valor del accionista de Ryanair".

"Creemos que la oferta de IAG por Aer Lingus es razonable en el contexto del mercado actual y tenemos la intención de aceptar, en el mejor interés de los accionistas de Ryanair", ha afirmado O'Leary, quien ha subrayado que el precio ofertado supondrá un "pequeño beneficio" en la inversión realizada en su participada y rival a lo largo de los últimos nueve años.

El grupo aéreo que engloba Iberia, British Airways (BA) y Vueling envió formalmente el pasado 19 de junio una oferta formal a Ryanair por el 29,8% que ostenta en Aer Lingus. La participación de Ryanair, accionista mayoritario de Aer Lingus por delante del Gobierno irlandés (25%), llevaba a la venta desde mayo de 2012. La compañía que lidera O'Leary intentó en dos ocasiones fallidas adquirir su compañía rival y participada.

Como publicó El Confidencial, la adquisición de la compañía de bandera irlandesaAer Linguspor elholdingInternational Airlines Group (IAG)no es indiferente para el Gobierno español, que ha vistouna luz de esperanza pararenegociar con la casa matriz de Iberia la llamada ‘estructura de nacionalidad’ de la empresa española, cuya vigencia expira a finales deesteaño. Iberia dejará de ser compañía de bandera a partir del26 de enero de 2016, pero la incorporación de un nuevo inquilino dentro de la configuración jurídica y operativa del grupo multinacional puede abrir una ruta nuevay hasta ahora desconocidapara cambiar un destino que se temía inevitable.

No en vano el Gobierno irlandés ha puesto encima de la mesa una condiciónsine qua noncomo argumento para aprobar la venta de Aer Lingus, que pasa por el establecimiento de una especie degolden shareen poder del ministro de Finanzasdel país orientada a garantizar aspectos básicos del futuro de su compañía local. Entre dichos compromisos innegociables y que IAG deberá respetar sin ninguna limitación temporal se incluyen los servicios aéreos directos y de conectividad para Irlanda, el mantenimiento de la denominación social y su utilización en los programas internacionales de transporte aéreo de pasajeros, así como la conservación de la sede central en la República de Irlanda.

Requerimientos de esta misma naturaleza han sido preservados también en eldocumento de registro de lafusión entre Iberia y British Airways, pero con unplazo máximo de cinco años que terminaprecisamente el próximo mes de enero. La única exigencia que tiene IAG para dar por terminada la garantía de nacionalidad de la compañía española es aplicar el mismo rasero en la filial británica, un trámite que no supone mayores implicaciones para una corporación que toma sus decisiones estratégicas en Londres por mucho que mantenga la residencia formal en Madrid. Si alguien no lo remedia antes de finales de año,el Gobierno español perderá sus derechos políticos en Iberiasin que se tenga muy claro el papel que puedaasumir IAG como teórico beneficiario de los derechos de vuelo que pertenecen al Estado en sus relaciones con terceros países.

Votará a favor en la Junta Extraordinaria

De hecho y en consonancia con ladecisión tomada hoy, Ryanair votará a favor de la moción para conceder al Estado irlandés la acción de oro sobre los 'slots' de Aer Lingus en el aeropuerto de Heathrow en Londres, que debe votarse durante la próxima junta de accionistas extraordinaria de Aer Lingus, convocada para el próximo 16 de julio.

La oferta de IAG por Aer Lingus incluye compromisos para asegurar los 'slots' de la irlandesa en Londres, salvo que exista un acuerdo explícito con el Gobierno de Irlanda. Asimismo, Ryanair votará a favor de aceptar la OPA de IAG sobre el 29,8% que Ryanair posee sobre Aer Lingus, una operación sujeta todavía a la aprobación de las autoridades de competencia europeas.

IAG lanzó el 26 de mayo una OPA sobre el 100% de Aer Lingus por un importe de 2,55 euros por cada acción, incluyendo un dividendo en efectivo ya acordado de 0,05 euros por título, lo que supone valorar la compañía irlandesa en 1.400 millones de euros. El 'holding' envió una primera oferta de 2,30 euros por acción y una segunda mejorada de 2,40 euros en efectivo por cada título de Aer Lingus, que fueron rechazadas en ambos casos por el consejo de administración de la irlandesa.

La intención de IAG es que bajo su propiedad, Aer Lingus opere como un negocio separado con su propia marca, equipo directivo y operaciones, y continúe proveyendo conectividad a Irlanda, al tiempo que se beneficia de pertenecer a un grupo de mayor tamaño que sumará un 'hub' en Dublín.

El consejero delegado de IAG, Willie Walsh, ejecutivo irlandés que fue consejero delegado de Aer Lingus de 2001 a 2005, prevé un crecimiento neto del empleo en la aerolínea irlandesa de aproximadamente 150 empleados hasta el 31 de diciembre de 2016 y de hasta 635 nuevos puestos de trabajo para 2020.

Ryanair, una piedra en el camino

IAG cuenta ya con la aprobación del Gobierno de Dublín y de la Cámara irlandesa para hacerse con el control de Aer Lingus, con lo que la decisión de Ryanair despeja el camino para su aceptación definitiva, cuyo plazo finaliza el 16 de julio.

Ryanair se había convertido en el principal obstáculo para la OPA lanzada por IAG, especialmente después de que la Autoridad de la Competencia y los Mercados de Reino Unido (CMA por sus siglas en inglés) ratificaran su decisión de obligar a la 'low cost' a reducir su capital en la compañía opada del 29,8% al 5%, y Ryanair recurriera el dictámen.

Según la CMA, Ryanair podría con su participación mayoritaria "obstaculizar o impedir que la compañía participada fuera adquirida" por otra aerolínea o recibiera incluso ofertas. Actualmente, Ryanair controla una participación del 29,82% limitada en Aer Lingus, el Gobierno de Irlanda--a través del Ministerio de Finanzas- controla el 25,11% y el otro 45% está repartido entre diferentes accionistas, entre ellos Etihad Airways, que estaría dispuesta a vender su casi 5%.

Ryanair IAG
El redactor recomienda