La batalla de Aena y la CNMC hace las delicias de los grandes bufetes de abogados
  1. Empresas
LA SOCIEDAD COTIZADA CONTRATA A URíA Y MENÉNDEZ

La batalla de Aena y la CNMC hace las delicias de los grandes bufetes de abogados

El arsenal jurídico contra la CNMC está listo. Aena ha contratado a Uría y Menéndez mientras que el fondo de TCI está representado por Pérez Llorca Abogados y Gómez Acebo & Pombo

Foto: Imagen del día de la salida a Bolsa de Aena. (Reuters)
Imagen del día de la salida a Bolsa de Aena. (Reuters)

Aenay sus dos principales socios de referencia, como son el Estado a través deEnairey el fondo de inversiónThe Children Investment (TCI)en calidad de primer accionista privado, han decidido jugar fuerte y con todas las consecuencias para impedir que la CNMC se salga con la suya de fijar en 2016 las tarifas aeroportuarios que han de pagar las compañías aéreas en España.La defensa numantina de la singular sociedad cotizada bajo control públicose articula a partir de un verdadero ejército de bufetes de abogados perfectamente coordinados para desplegar todo un arsenal jurídico contra las resoluciones que, a modo de dardos envenenados, va lanzando el organismo regulador.

La compañía que presideJosé Manuel Vargasha solicitado en los últimos meses los servicios de consultoría de hasta cuatro grandes despachos, como sonGarrigues,CuatrecasasyUría Menéndez, además dePérez-Llorca Abogados, que es el asesor jurídico con el que trabaja habitualmente Aena. Finalmente, la empresa dependiente del Ministerio de Fomento ha encargado a Uría la representación legal en la denominada ‘guerra aeroportuaria’ declarada contra la CNMC y a la que también se ha sumado por derecho propio TCI, representado en el consejo de Aena por su fundador, el gestor de fondos y filántropoChris Hohn.

TCI, con más de15.000 millones de dólares en activos bajo gestióny una participación del 11% en Aena, quiere hacer valer la apuesta que le convirtió en el único inversor extranjero dispuesto a apoyar la salida a bolsa del gestor aeroportuario el pasado mes de febrero. El hedge fund, que tambiénparticipa con un 20% en Red Eléctrica, mantuvo su compromiso de compra pese al retraso y el cambio de condiciones introducido por el Gobierno en la OPV de Aena y además ha seguido después adquiriendo acciones en bolsa. La ofensiva desplegada desde la CNMC ha sido percibida ahora por TCI comoun desaire que contraviene las reglas del juegoy que debe ser repelido abiertamente en los tribunales.

La abogada externa de TCI es Marina Serrano, socia del bufete Pérez Llorca y antigua compañera de alguno de los actuales vocales de la CNMC

A tal efecto, el fondo de inversión británico ha cruzado la opinión de dos firmas legales, que son el despacho deGómez-Acebo & Pomboy el ya mencionado de Pérez-Llorca Abogados. La asistencia legal de este segundo bufete pone de manifiesto la conexión permanente que TCI mantiene con Aena para dirimir una estrategia legal cohesionada en un conflicto que se prevé largo y complejo. No hay que olvidar que Aena sigue siendo una empresa controlada mayoritariamente por el sector público y que la CNMC no deja de ser una institución oficial que, aunque sea independiente del Gobierno, está integrada dentro del organigrama de la Administración del Estado.

Los abogados que trabajan para TCI sonCalos Vázquez, en nombre de Gómez-Acebo & Pombo, yMarina Serrano, socia de Pérez-Llorca Abogados, cuya labor es esencial para entender la trascendencia que está cobrando todo este contencioso y la importancia de buscar alguna salida negociada que evite males mayores ante un conflicto que empieza a adquirir cierta resonancia internacional. No en vano, Marina Serrano fue durante casi ocho años, entre 2004 y 2011, una de las principales directivas de la antigua Comisión Nacional de la Energía (CNE), ahora integrada en el organismo único de supervisión que presideJosé María Marín Quemada.

La asesora externa de TCI ocupó sucesivamente los cargos de directora adjunta a la Presidencia de la CNE y secretaria del consejo de administración en la etapa presidencial deMaite Costay finalmente vocal del consejo conAlberto Lafuentecomo máximo responsable de la entidad. En esta última función Marina Serrano fue compañera de alguno de los consejeros que a fecha de hoy forman parte del máximo órgano de gobierno de la propia CNMC, como es el caso deJosep María Guinart, representante de la cuota catalana en el llamado supervisor mayor del Reino y también consejero en su día de la CNE.

La opción de tender puentes entre las dos partes litigantes es clave para el Ministerio de Fomento, que se debate entre la necesidad de defender los derechos de Aena y el temor a generar un problema político con las autoridades de la competencia.Ana Pastorno quiere protagonizar ningún enfrentamiento que deteriore la imagen del Gobierno y por eso no va a mover un dedo, de momento, para cambiar la normativa que concede ahora a la CNMCplena potestad para fijar las tarifas aeroportuarias de cara al próximo año. Dicha facultad fue introducida con una disposición transitoriaen la leyde medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia aprobada finales de 2014.

Aena quiere bloquear la bajada de tarifas aeroportuarias para 2016 con una apelación de medidas cautelares contra la resolución de la CNMC

El regulador tiene teóricamente la sartén por el mango pero Aena y TCI han planteado sendos recursos a la Audiencia Nacional contra la resolución de la CNMC que induce a bajar las tasas y han solicitadomedidas cautelarespara impedir que dicha decisión adquiera carácter firme. Los recursos, presentados en mayo, han sido admitidos a trámite y la estrategia del gestor aeroportuario y su primer accionista no es otra queinvocar la paralización efectiva del acuerdo adoptado por la CNMCde modo que el Ministerio de Fomento tenga las manos libres para determinar en los próximos Presupuestos del Estado el detalle definitivo de las tarifas que habrán de pagar las aerolíneas a Aena en 2016.

El calendario electoral ylas urgencias legislativas para aprobar el proyecto de Presupuestos antes de que el Parlamento se disuelva a finales de septiembre facilitan la tarea de los abogados de Aena, a la que presumiblemente se sumarán también los de TCI. A fin de cuentas, todo el conflicto se reduce a una cuestión de tiempo con el fin desalvar como sea la partida destinada a las tarifas aeroportuarias en 2016. A partir de 2017 los compromisos establecidos desde la salida a bolsa de Aena garantizan unacongelación de precios por un periodo de diez años en España.

La clave reside en saberdónde se coloca ellistón del año de transiciónfijado como referencia en las relaciones comerciales con las aerolíneas y que no es otro que 2016. Aena ha propuesto también una congelación de sus precios con el fin de partir de una base cero. La CNMC insiste por el contrario en rebajar ahora las tasas un mínimo del 3,5%, lo que supondría un punto de partida muy negativo para el operador aeroportuario y que se haría sentir en su generación de ingresos a lo largo de toda la próxima década.

Noticias de AENA José María Marín Quemada CNMC The Children's Investment (TCI) Uría y Menéndez Ana Pastor Red Eléctrica de España (REE) José Manuel Vargas
El redactor recomienda