tras ser embargado por la juez mercedes alaya

Iberdrola y Telefónica mantienen en nómina a un imputado por los ERE de Andalucía

La eléctrica y la operadora han decidido no prescindir de Felipe Romero, acusado de delitos muy graves, después de que este hombre próximo a la Junta fuera embargado por la juez Mercedes Alaya

Foto: La juez Mercedes Alaya. (Reuters)
La juez Mercedes Alaya. (Reuters)

Una cosa es predicar y otra dar trigo. Es lo que le pasa a determinadas empresas del Ibex 35 cuando se trata de decidir sobre qué hacer con algunos de sus consejeros o altos cargos encausados. En este caso, los señalados son Iberdrola y Telefónica, que han decidido mantener a uno de los principales imputados por el caso de los ERE de Andalucia pese a haber sido ya incluso embargado.

Se trata de Felipe Romero Lubías, ingeniero de telecomunicaciones por la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Madrid y desde 1990 director general del Parque Tecnológico de Andalucía en Málaga . Asimimo, desde1998 es presidente de la Asociación de Parques Científicos y Tecnológicos de España (APTE). Romero Lubías, un hombre muy vinculado a la Junta desde hace muchos años, fue imputado hace ahora un año por la juez Mercedes Alaya por presunto delito continuado de prevaricación y malversación, así como falsedad, por las ayudas concedidas por la agencia IDEA al grupo empresarial encabezado por José Enrique Rosendo y José María Sayago.

A finales del pasado año, Romero Lubías tuvo que ceder dos viviendas en Chipiona (Cádiz) y en Málaga para hacer frente a la fianza de 212.000 euros que le impuso la juez. Dada su presunta precariedad económica, el afectado pidió a la eléctrica y a la operadora seguir en su cargo de consejero de Iberdrola Ingeniería y Construcción (Iberinco), la filial que también acoge a Ignacio López del Hierro, marido de Maria Dolores de Cospedal, y de Telefónica Andalucía.

Romero Lubías, un hombre muy vinculado a la Junta, fue imputado hace un año por Alaya por presunto delito continuado de prevaricación y malversación

Ambas compañías han confirmado que, pese a la imputación, han aceptado la petición de Romero Lubías, que continúa con sus funciones después de haber analizado las acusaciones de la juez Alaya. El consejo de Iberdrola obliga a sus administradores que le “informen de los procedimientos judiciales, administrativos o de cualquier otra índole que se incoen contra el consejero y que, por su importancia o características, pudieran incidir gravemente en la reputación de la sociedad”.

Sus estatutos indican que “todo consejero deberá informar, a través de su presidente, en el caso de que fuera imputado, resultara procesado o se dictara contra él auto de apertura de juicio oral en una causa penal por cualquier delito, y del acaecimiento de cualesquiera otros hitos procesales relevantes en dichas causas”. En esa situación, ”el consejo de administración examinará el caso tan pronto como sea posible y adoptará las decisiones que considere más oportunas en función del interés social”.

Otros imputados ilustres

Fuentes oficiales de Iberdrola han informado que la compañía, presidida por Ignacio Sánchez Galán, ha considerado mantener a Romero Lubías en el consejo de su filial, de la que cobra cerca de 60.000 euros anuales más dietas, hasta que haya una sentencia en firme sobre sus presuntas responsabilidades. Se trata de un caso particular puesto que la eléctrica si hizo dimitir a otros procesados, como fue Juan Pedro Hernández-Moltó, presidente de la intervenida Caja Castilla-La Mancha, José Luís Olivas, presidente de Bancaja y vicepresidente de Bankia, y a Francisco Pons, consejero también del banco en manos del Estado. En estos dos últimos casos, fue la propia Bankia la que decidió sacar de los consejos de sus filiales o participados a los administradores que estuvieran manchados por cualquier caso de corrupción o malversación.

Por su parte, Telefónica se ha limitado a confirmar de la presencia de Romero Lubías en su consejo asesor de Andalucia, presidido por Fernando de Almansa, exjefe de la Casa del Rey, y en el que se encuentra Javier de Paz, íntimo amigo de José Luis Rodríguez Zapatero. Se desconoce la remenueración que percibe de este organismo del que forma parte desde hace cerca de diez años. La operadora prescindió el pasado mes de abril de Rodrigo Rato como consejero tras el escándalo por tener dinero oculto en el extranjero, si bien lo aguantó durante más de dos años -lo contrató en enero de 2013- pese a estar imputado desde octubre de 2012.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios