tras su reunión con béjar

Carmena resucita la Operación Chamartín y se compromete con BBVA a estudiarla

En la reunión mantenida esta tarde con Antonio Béjar, presidente de Distrito Castellana Norte, la regidora se ha comprometido a estudiar el desarrollo urbanístico más importante de Madrid

Foto: Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid. (EFE)
Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid. (EFE)

De estar muerta, a haber resucitado. La Operación Chamartín, el desarrollo urbanístico más importante de Madrid, vuelve a respirar, aunque sea con mascarilla de oxígeno, tras la reunión mantenida esta misma tarde entre la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, y el presidente de Distrito Castellana Norte, Antonio Béjar.

Lejos de enterrar el proyecto, como se temió desde algunos frentes tras el triunfo de Ahora Madrid el pasado 24M, la nueva regidora se ha comprometido con la concesionaria del proyecto, cuyo principal accionista es BBVA, a estudiar el plan con su equipo de Gobierno.

Aunque apenas han trascendido detalles de la reunión, a la que no han asistido ni el concejal de Urbanismo ni el de Coordinación Territorial, el propio Antonio Béjar se ha mostrado optimista a la salida y ha asegurado que confía en que el Plan Parcial, una vez sea analizado por los responsables del Ayuntamiento, pueda ser aprobado en un próximo Pleno.

La autorización municipal es el último escollo que le falta por superar a esta actuación urbanística, cuyo plan parcial quedó totalmente terminado el pasado mayo, según sus promotores, con 48 informes favorables de otros tantos organismos públicos y cerca de 2.500 alegaciones por parte de los vecinos de los barrios afectados, la mayoría de las cuales han sido incorporadas al documento final.

Éste prevé una actuación sobre 3,1 millones de metros cuadrados, que conforman la continuación del Paseo de la Castellana y que en su mayoría están ocupados actualmente por carriles ferroviarios. Los planes de Distrito Castellana Norte, la concesionaria del proyecto, participada en un 75% por BBVA y en un 25% por San José, consiste en destinar el 80% de estos terrenos a beneficio público, mientras que el resto serán a viviendas y oficinas.

En total, está previsto un máximo de 17.000 hogares, cifra que ha sido duramente criticada desde algunos frentes. La propia Carmena, hace una semana, en una reunión con el resto de grupos del Ayuntamiento de Madrid, reconoció su disposición a analizar este desarrollo, pero ya dejó entrever su deseo de modificarlo, por ejemplo, aumentando el número de viviendas protegidas.

Ultimátum de BBVA

Tras este primer encuentro, y las buenas intenciones manifestadas por las dos partes, el escollo más importante que se deberá salvar en los próximos meses será el temporal, ya que BBVA ha dado un ultimatum por el cual, si no está aprobado el Plan Parcial en 2016, se retirará definitivamente del proyecto y, con él, se irá una inyección de 3.400 millones para las arcas municipales.

Esto supone que, si realmente Carmena considera que este desarrollo puede llegar a tener visos de realidad, su paso por el Pleno debería ser en cuestión de meses, para evitar la espandata de la entidad, lo que no significa que las grúas vayan a entrar inmediatamente, ya que el Plan Parcial diseñado contempla un desarrollo a 20 años, donde las actuaciones se irán haciendo poco a poco.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios