se convertirá en el número uno del sector

Panrico pasa a manos de la mexicana Bimbo

Hay ya un preacuerdo sobre la mesa para formalizar la adquisición del fabricante español, que deberá ser aprobada por la CNMC y que excluirá el segmento del pan de molde de la operación

Foto: Fábrica de Panrico.
Fábrica de Panrico.
Autor
Tiempo de lectura2 min

El pan de molde en España tiene mucha miga mexicana. El pasado martes, el grupo internacional Bimbo formalizó un principio de acuerdo (sujeto a una auditoría final) para la compra del histórico fabricante español Panrico, un referente del gran consumo gracias a productos como Donuts o Bollycao. La operación, cuyo importe no ha trascendido, se anunciará el próximo lunes, fecha en la que ambas compañías presentarán antes las autoridades de Competencia las condiciones generales del acuerdo.

Poco más de tres años después, el fondo Oaktree da por culminada su aventura en Panrico. La firma de inversión estadounidense se hizo con el control del fabricante español a comienzos de 2012, después de hacerse antes con un 20% de la deuda en pleno proceso de reestructuración. Una deuda impagable de casi 600 millones de euros hizo que su propietario original, el fondo Apax, terminara perdiendo la compañía a manos de los bancos acreedores, que año y medio después la revendieron.

Desde entonces, Oaktree encomendó al reestructurador Carlos Gila el saneamiento de Panrico. El plan estratégico se resumió en dos líneas básicas de actuación: atajar el descenso de facturación y cerrar plantas de producción, con el consiguiente ajuste laboral. La mano dura del gestor del fondo estadounidense provocó un giro comercial en el grupo, recuperando la venta fresa de Donuts, por ejemplo, y un severo plan de despidos para la planta catalana de Santa Perpetua que afectaba a más de 700 empleados.

Fotografía de productos de la empresa mexicana Grupo Bimbo. (EFE)
Fotografía de productos de la empresa mexicana Grupo Bimbo. (EFE)

Un poco antes de que el fondo oportunista y los empleados midieran sus fuerzas durante una huelga de 100 días, conflicto que convirtió a la fábrica de Santa Perpetua en un referente de resistencia a la clase trabajadora, el grupo mexicano Bimbo decidió volver a España en pleno momento crítico del mercado de gran consumo. A finales de 2011, a las puertas de que el país pudiera ser rescatado, el gigante mexicano, controlado por las familias Servitje, Jorba y Mata, de origen catalán, volvieron al mercado español.

Entonces, Bimbo se hizo con el negocio de pan de molde que la multinacional estadounidense Sara Lee tenía en nuestro mercado bajo la referencia de Bimbo. La panificadora mexicana recuperó su antigua marca y un porcentaje de cuota de mercado doméstico por el que pagó 115 millones, a los que hay que sumar otra inyección de casi 100 millones aportada por la matriz mexicana para sanear los números de la compañía. Sin el repunte del gran consumo a la vista, Oaktree asumió un gran riesgo que ahora tratará de monetizar.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios