vicente iglesias deja el banco tras 17 años

Ana Botín sigue con la renovación: se va el 'cuidador' de los accionistas del Santander

Vicente Iglesias, que desde hacía 17 años se encargaba de la Oficina del Accionista y de las relaciones con las grandes fortunas locales, sale ante la falta de sintonía con el nuevo equipo

Foto: La presidenta del Banco Santander, Ana Botín. (EFE)
La presidenta del Banco Santander, Ana Botín. (EFE)

Si había algo que ocupara y preocupara a Emilio Botín eran los accionistas, desde los lugareños de Santander que tenían depositados sus ahorros de toda la vida en el banco cántabro hasta las grandes fortunas locales que confiaban en la gestión de la familia para seguir manteniendo el control del mayor grupo financiero de España, teniendo apenas el 0,7% del capital social. De esa labor se encargaba Vicente Iglesias, director de la Oficina del Accionista, hombre que departía directamente con el veterano presidente, fallecido en septiembre del pasado año. Ahora, tras el cambio en la jerarquía del banco, Ana Botín ha dado vía libre a la salida de este directivo, uno más de los vinculados a su padre.

Vicente Iglesias. (LinkedIn)
Vicente Iglesias. (LinkedIn)

Iglesias se encargaba de tener informados a los inversores, de cuidar a los accionistas durante los últimos 17 años. Llegó a Banco Santander en 1998 de la mano de Francisco Luzón. Pese a la salida de su mentor, a principios de 2012, con una jugosa indemnización de 65 millones, Iglesias prosiguió en el banco para atender a los cerca de 3,3 millones de accionistas minoritarios de la entidad, propietarios de cerca del 50% del capital. Y a las grandes fortunas cercanas a la familia fundadora, que siempre votaban a favor de su gestión en las juntas. Hasta hace unas dos semanas, que decidió solicitar la prejubilación.

Según distintas fuentes, su marcha se debe a una decisión voluntaria, que venía meditando desde Navidad después de muchos años de desgaste. Pasados ampliamente los cincuenta años, ha pedido la prejubilación. Otras aseguran que se trata de una salida motivada por la escasa sintonía con el nuevo equipo de la presidenta, con quien ha tenido una relación fría desde que fue nombrada hace ahora ochos meses.

Mismo trato para brokers y paisanos

De hecho, ya había perdido su poder. Porque la salida de Iglesias no supondrá el nombramiento de otro directivo, ya que Ana Botín ha decidido integrar la Oficina del Accionista en el área de Relaciones con Inversores, dirigida por Sergio Gámez desde enero de este año. Gámez, un analista de Bank of America Merrill Lynch, se encargará de tener informados tanto a los grandes inversores institucionales como fondos de inversión, aseguradoras y fondos de pensiones, al igual que a los paisanos de la familia de banqueros.

Hace unas semanas también se produjo el abandono de José Salgado, director global de banca privada del banco, salida que también fue voluntaria. Salgado, que llevaba en la institución la friolera de 25 años, había trabajado varios años con Javier Marín, quien fue destituido como consejero delegado del banco en noviembre, sólo dos meses después de ser nombrada presidenta Ana Botín.

El ejecutivo dependía de Luis Moreno, director general de banca privada, unidad que con los nuevos cambios de organigrama pasó a depender de banca comercial global, división en la que desde 2013 está al frente Javier San Félix, que fue consejero delegado de Banesto.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios