adquirieron casi 5.000 viviendas

Goldman y Blackstone, en la diana de Colau y Carmena tras comprar casas protegidas

Ambos fondos estadounidenses adquirieron viviendas de protección oficial en unas operaciones muy polémicas que tanto Podemos como la PAH quieren revertir para proteger a los inquilinos

Foto: Ada Colau y Manuela Carmena. (Vanitatis)
Ada Colau y Manuela Carmena. (Vanitatis)

Bancos nacionales e internacionales, firmas españolas y extranjeras de capital riesgo, abogados de Madrid y de Londres se reunieron esta semana en el Hotel Villamagna de la capital de España para hablar de la situación de nuestro país como centro de inversión para los grandes fondos. Aunque no estaba previsto en el programa de la conferencia organizada por Mergermarket y Cuatrecasas, las dos primeras horas el tema estrella fue el impacto de los resultados electorales del pasado fin de semana.

Unos y otros, entre los que se encontraban directivos de BNP Paribas, Deutsche Bank, JLL, Cuatrecasas, BBVA, Ferrovial, Bain Capital o CVC Capital Partners, reconocieron su inquietud por la incertidumbre tras el auge de los partidos emergentes, pero a la vez restaron importancia a los mensajes más radicales al considerar que las contrarreformas no son fáciles de implementar. Concluyeron que, pese a la incertidumbre actual, los fondos seguirán invirtiendo en España porque el país tiene una administración sólida que cumple las obligaciones que le ha impuesto la Comisión Europea, así como con unos políticos y una sociedad responsables.

No obstante, algunos de los presentes sí avisaron de que algunas de las operaciones más polémicas que el PP de Madrid hizo durante la crisis pudieran revertirse. Se trata de las ventas de viviendas de protección oficial que la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital firmaron en el verano de 2013 a favor de Goldman Sachs y de Blackstone, dos inversores americanos que se aprovecharon de la situación de angustia financiera de ambas administraciones.

Imagen de archivo de un grupo de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca frente al Senado. (Efe)
Imagen de archivo de un grupo de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca frente al Senado. (Efe)

El primero, en coalición con la española Azora, se hizo con casi 3.000 viviendas del Instituto de la Vivienda por 201 millones, mientras que el segundo adquirió 1.860 pisos de alquiler social en Madrid en 2013 por 128,5 millones de euros. Este mismo año, Blackstone, dirigido en España por Claudio Boada, expresidente del Círculo de Empresarios, tomó el control de la inmobiliaria de CatalunyaCaixa, caja nacionalizada en la que el Estado perdió 11.500 millones.

El problema para ambos es que tanto Podemos como la Plataforma de Afectados para la Hipoteca (PAH), liderada por Ada Colau, la posible nueva alcaldesa de Barcelona, se la tienen jurada desde hace tiempo. "Se están enriqueciendo personas que tienen tanto dinero que no saben qué hacer con él, y que a su vez están obligando a la gente a vivir en la calle", dijo este mismo año Juan Carlos Monedero a la agencia internacional de noticias Bloomberg.

"No me importa si es legal o no", agregó el ideólogo de Podemos hasta hace unas semanas, que respondía de esta manera a los informes de la institución financiera estadounidense, en los cuales alertaba del riesgo de la aparición de los partidos más populistas. Su optimismo sobre España a la hora de recomendar invertir en nuestro país solo se podía ver ensombrecido por "la fragmentación política" que puede surgir en las elecciones de 2015, con PP y PSOE perdiendo apoyos antes formaciones más pequeñas, lo que podría dificultar la reducción del déficit público. 

Como ha demostrado la escasa oscilación de la bolsa y la prima de riesgo, la supuesta amenaza no es como se ha aireado desde algunos altavoces políticos

"Todas las declaraciones polémicas sobre alquiler de viviendas sociales y los desalojos están creando cierta incertidumbre que realmente está perjudicando la inversión en esta industria naciente", señaló Javier Picón, director de inversiones de Azora Capital SL, la gestora que trabaja con Goldman Sachs, a Bloomberg, que hizo un extenso reportaje sobre el fuego cruzado de los grupos activistas contra sus presuntas prácticas poco éticas.

Las consultoras de estrategia financiera y política han enviado informes a sus clientes analizando el posible impacto de las elecciones municipales y autonómicas en la confianza de los inversores. La conclusión es que, como ha demostrado la escasa oscilación de la bolsa y la prima de riesgo, la supuesta amenaza no es como se ha aireado desde algunos altavoces políticos, tal y como reconoció en la citada conferencia el propio Miguel Tembury, subsecretario de Economía. Salvo para algunos inversores que han ido al límite.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios