valorada en 1.500 millones de euros

Isolux ultima la venta de sus autopistas al fondo PSP para salir del apuro financiero

La compañía presidida por Luis Delso está en conversaciones avanzadas con el fondo de pensiones canadiense para trasmitirle parte de su división de infraestructuras, valorada en 1.500 millones

Foto: Luis Delso, presidente de Isolux. (EFE)
Luis Delso, presidente de Isolux. (EFE)

Luis Delso se ha tomado muy en serio sacar a Isolux Corsán de los apuros financieros en los que está metida por su exceso de deuda. El polémico empresario, vinculado a supuestos casos de corrupción, siempre negados por él, ultima la venta de su negocio de autopistas al fondo canadiense Public Sector Pension Investment Board (PSP).

Esta firma norteamericana, que gestiona los ahorros de millones de personas y con la que en 2012 firmó una alianza estratégica, mantiene conversaciones avanzadas con Isolux para quedarse con una parte de su división de infraestructuras, en concreto con las concesiones de autopistas.

Varias fuentes financieras próximas a Isolux han confirmado las negociaciones por las que PSP se quedará con los 1.600 kilómetros de carreteras que la firma española gestiona principalmente en Brasil, México, India, Estados Unidos y España, en menor medida. En nuestro país apenas tiene en propiedad la autopista de peaje R4 Madrid-Ocaña, ahora camino de la liquidación tras varios años en concurso de acreedores.

Gracias al acuerdo firmado hace ahora tres años, PSP se hizo con el 30% de Isolux Infraestructuras con sede en Holanda a cambio de una aportación de 500 millones. De esta cantidad, el 50% fue mediante un préstamo convertible en acciones y la otra mitad a través de un suscripción de capital (adquisición de acciones emitidas por lsolux Infrastructure Netherlands, B.V).

PSP se quedará con los 1.600 kilómetros de carreteras que la firma española gestiona principalmente en Brasil, México, India, EEUU y España

Como parte del acuerdo se estipuló el compromiso del grupo de Luis Delso de inyectar 100 millones de euros (50% a través de deuda convertible y 50% a través de patrimonio) a la filial holandesa, así como consensuar las decisiones claves de los negocios de autopistas, líneas de trasmisión y plantas fotovoltaicas que componen la holding.

Mucha deuda y muy cara

El préstamo de PSP a Isolux Infraestructure, que devengaba un tipo de interés del 12,5%, vence en 2017, salvo que previamente se convierta en acciones, operación que están negociando actualmente las dos partes. Delso pretende que la desinversión se cierre en las próximas semanas para poder someterse a la nueva revisión del rating de su deuda por parte de Standard & Poor's en condiciones más favorables. La agencia de calificación financiera le revisará el rating próximamente.

Isolux también está en conversaciones avanzadas con la banca para refinanciar los 1.000 millones vinculados a T-Solar, la filial de energías renovables

De concretarse, la venta sería una excelente noticia para los bonistas de Isolux, cuyos papeles cotizan con un descuento del 15% sobre su valor facial. Pero más para la compañía que el pasado año entró en pérdidas (39 millones) y que ha fracasado hasta en tres ocasiones en su intento de salir a bolsa. Primero probó suerte en Brasil, después en el Nasdaq estadounidense y este mismo ejercicio en España. En los tres casos, tuvo que cancelar su oferta de acciones por falta de demanda al precio que el empresario quería vender sus títulos.

Mientras negocia con PSP, Isolux también está en conversaciones avanzadas con la banca para refinanciar los 1.000 millones vinculados a T-Solar, la filial de energías renovables que también cuelga del holding de infraestructuras. Una sociedad que tiene un pasivo total próximo a los 3.000 millones de euros. 

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios