INVOCAN LA LEY CONCURSAL

Los administradores de Banco Madrid piden árnica al juez ante las amenazas de la CNMV

Dos días después de que Elvira Rodíguez mostrara su hartazgo por el retraso del procedimiento concursal, los administradores de Banco Madrid han solicitado un prórroga hasta el 26 de julio

Foto: Una de las sucursales de Banco Madrid. (EFE)
Una de las sucursales de Banco Madrid. (EFE)

La desconfianza es la nota característica en las relaciones que mantienen los administradores concursales por una parte y la CNMV por otro lado sobre el proceso de suspensión de pagos de Banco Madrid. Los delegados judiciales tratan de custodiar la denominada masa del concurso reteniendo hasta el último euro mientras que el organismo regulador pretende salvaguardar los intereses de los inversores que tenían sus fondos o valores depositados en la entidad financiera y sus empresas filiales.

La administración concursal encabezada por Pedro Bautista Martín Molina y Francisco Vera ha replicado con una exquisita sutileza a la advertencia emitida esta semana por Elvira Rodríguez, quien señaló la posibilidad de aplicar sanciones contra los actuales responsables judiciales del Banco Madrid. La presidenta de la CNMV mostraba de esta manera su inquietud ante la parsimonia y ralentización con que se están ejecutando decisiones que fueron adoptadas hace ya varias semanas por el organismo de supervisión de los mercados.

El traslado a Cecabank y Renta 4 de los activos y fondos de Banco Madrid y el desbloqueo de las cuentas de la sociedad de valores Interdin han sido motivos de controversia que han obligado a la CNMV a buscar distintos vericuetos legales hasta conseguir vía libre para el reembolso de los recursos de clientes atrapados en el concurso. El regulador ha conseguido a duras penas forzar el pulso de los administradores, pero todo ello a costa de un desgaste político especialmente delicado dado el revuelo que suscita cualquier tipo de problema en el mercado financiero.

Elvira Rodríguez, presidenta de la CNMV. (EFE)
Elvira Rodríguez, presidenta de la CNMV. (EFE)

Las tensiones con la administración concursal han llegado al punto de retener incluso los pagos a Hacienda por parte de la sociedad gestora de Banco Madrid, lo que podría dar lugar a un procedimiento concursal paralelo al de su matriz. Los administradores judiciales resuelven todo por la vía de la ley concursal, mientras que la CNMV entiende que el banco cumplía también una función como depositario de fondos de inversión que no pertenecen al banco ni pueden ser empleados para resarcir a sus acreedores.

La entidad de supervisión bursátil considera que la Ley del Mercado de Valores debe tener la misma consideración que la ley concursal, de manera que la defensa de los inversores no puede estar supeditada a los intereses exclusivos de los gestores nombrados por el juzgado mercantil número 1 de Madrid. Los administradores judiciales han visto peligrar su jerarquía a la hora de controlar el concurso y no parecen dispuestos a ceder el mando de las operaciones a la CNMV.

Petición de prórroga al juzgado

A tal efecto, y con objeto de blindar de manera definitiva su posición de dominio, los dos gestores han buscado la protección del juez Carlos Nieto y han solicitado una prórroga de dos meses, hasta el 26 de julio, para presentar su informe provisional sobre la suspensión de pagos. Para mayor estupor de la CNMV, la petición al juzgado se expresa con la justificación de no agotar el plazo de cuatro meses que prevé el artículo 74,3 de la ley concursal en todos aquellos procedimientos que superan la cifra de 2.000 acreedores.

Martín Molina y Vera achacan al banco canadiense RBC, en su calidad de subcustodio, así como al intermediario de fondos internacionales Allfunds Bank los problemas que han impedido hasta el momento cerrar los saldos de las cuentas depositadas en Banco Madrid. Como justificación añadida, señalan también la falta de dirección en la entidad financiera y la explicable fuga de capital humano. En todo caso mantienen que la operativa se encuentra a día de hoy “prácticamente desbloqueada, lo que sin duda facilitará la identificación de los clientes, así como la ejecución de los traspasos de valores, fondos y planes de pensiones”.

Las tensiones con la administración concursal han llegado a retener los pagos a Hacienda por parte de la sociedad gestora de Banco Madrid

La administración concursal de Banco Madrid ha constatado hasta el momento un total de 11.164 acreedores afectados por la suspensión de pagos. Esta cantidad se estima todavía muy provisional a la espera de analizar las llamadas ‘operaciones en vuelo’ que quedaron suspendidas por el bloqueo abrupto de la entidad. Dichas órdenes fueron cursadas por clientes o gestoras el viernes 13 de marzo, previo al fatídico fin de semana en el que se gestó la caída de la Banca Privada de Andorra (BPA) y su filial española.  

La petición de los administradores al juez puede interpretarse, en definitiva, como una respuesta a la CNMV, máxime teniendo en cuenta los intereses encontrados que mantienen una y otra parte. La prórroga solicitada sirve de pretexto para justificar los retrasos que ha denunciado Elvira Rodríguez, pero ahora lo importante es saber si los gestores que manejan el procedimiento concursal están dispuestos realmente a facilitar que los clientes recuperan la liquidez de sus inversiones o si, por el contrario, van a seguir erre que erre con su intención de aquilatar al máximo la masa del concurso.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios