los que tuvieran liquidez, los más perjudicados

El caos de Banco Madrid: empleados y clientes claman contra administrador y BdE

El concurso de acreedores de Banco Madrid se ha convertido en un auténtico caos que ha desatado la ira de clientes y empleados, que consideran culpables al Banco de España y al administrador

Foto: Entrada a la sede principal de Banco Madrid. (Foto: Pablo López Learte)
Entrada a la sede principal de Banco Madrid. (Foto: Pablo López Learte)

"El concurso de Banco Madrid es un agujero negro que se lo traga todo. La gente tiene bloqueado su dinero, pero mientras algunos confían en poder recuperarlo algún día, otros han visto cómo sus ahorros se iban por el agujero y les dicen que los han perdido", explica gráficamente un agente de la filial española de BPA. El "agujero negro" es la llamada masa concursal, es decir, el patrimonio con el que se pagará a los acreedores en vez de devolvérselo a sus dueños. Los clientes y, sobre todo, los empleados de la entidad, tienen claro quiénes son los culpables de esta situación: el administrador concursal, el polémico Pedro Bautista Martín Molina, con su afán de engordar su minuta, y el Banco de España, con una actuación confusa, atropellada e inexplicable para ellos.

La cobinación de ambas actuaciones ha dado lugar a un caos absoluto en el que la mayoría de los clientes no sabe qué va a ser de ellos, ni siquiera qué tienen que hacer para intentar recuperar su dinero, dada la falta de información y de atención a las variadas situaciones en que se encuentran los clientes de un banco privado como éste dedicado básicamente a la gestión e inversión de patrimonios.

El ejemplo más escandaloso ha sido la fecha para que los clientes con más de 100.000 euros reclamaran su dinero: en principio, terminaba el 8 de mayo (al mes de la publicación en el BOE del concurso), pero en una web creada para el concurso -bastante poco operativa- se comunicó que se prolongaba una semana, hasta este viernes. Pero este comunicado desapareció durante la disputa de la semifinal de la Champions League entre el Barcelona y el Bayern de Munich. Y los que han comunicado su situación esta semana no saben si es válido o está fuera de plazo.

Pedro Bautista Martín Molina.
Pedro Bautista Martín Molina.

Otro ejemplo es el de los clientes con cuentas en moneda extranjera para invertir en valores o fondos internacionales, en torno al 20% del total. El administrador no ha comunicado al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) el listado de estos clientes para que les indemnice con el máximo de 100.000 euros de rigor. Y los afectados, a la vista de este desamparo por parte de Martín Molina, no saben a quién pueden acudir ni dónde reclamar para recuperar su dinero.

Es generalizada la crítica a la desidia del administrador, cuya inacción saca de quicio a los afectados que tienen atrapados sus ahorros. Eso, cuando no toma medidas directamente en contra de los intereses de los clientes. El caso más llamativo ha sido el del broker Interdin (adquirido también por BPA), donde alegó que no era posible discriminar los saldos invididuales de la cuenta ómnibus que tenía en Banco Madrid para depositar la liquidez de los clientes. Esta imposibilidad significaba que los 100.000 euros del FGD debían repartirse entre todos ellos, en vez de recibir esa cantidad cada uno.

La CNMV, la única que les protege

El bueno de la historia para los clientes es la CNMV, que es el único organismo que ha cogido la bandera de la defensa de los inversores en este caso (a diferencia de otros muchos). Su prioridad ha sido evitar que el patrimonio de los inversores sea absorbido por la masa concursal -el agujero negro-, ya que es propiedad de los clientes y no de la entidad. Para ello, adoptó una política de tierra quemada antes siquiera de que se designara administrador, con el nombramiento de Cecabank como depositaria de los fondos y sicav de Banco Madrid, y de Renta 4 como gestora de los mismos.

Así, el supervisor de los mercados que preside Elvira Rodríguez ha echado por tierra la pretensión del administrador respecto a Interdin y ha garantizado la compensación individualizada de sus clientes a cargo del Fogain (Fondo de Garantía de Inversiones). Asimismo, ha insistido en que Martín Molina no puede oponerse a que todos los que tengan valores (bonos o acciones), participaciones en fondos de terceros o sicav los traspasen libremente a otra entidad, ya que "en ningún caso forman parte del balance ni son propiedad de la entidad en concurso". Sin embargo, para poder traspasar los fondos gestionados por Banco Madrid necesita el permiso del administrador, algo que no se producirá o tardará bastante en hacerlo, dada la guerra abierta entre embos.

La presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez. (Efe)
La presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez. (Efe)

Desde la perspectiva de Martín Molina, la prioridad es la contraria: incrementar la masa concursal lo máximo posible para que los acreedores recuperen la mayor parte de su dinero. Con el añadido de que su retribución se fija en relación al tamaño de dicha masa. Aunque no pueda disponer del patrimonio de los clientes, su intención era mantenerlos en el banco para incrementar su valor. Es el caso de la gestora de inversión colectiva (fondos y sicav): si los clientes se quedaran, podría venderla y añadir el precio conseguido a la masa; pero con la decision de la CNMV de nombrar a Cecabank y Renta 4, la vacía de patrimonio y su valor es cero. Eso es algo que critican algunos expertos, pero la solución del administrador sería aún peor: "Hasta que no se vendiera la gestora, nadie podría sacar sus inversiones, y eso puede tardar meses o incluso años, un tiempo  en el que todos estos clientes seguirían atrapados", según uno de ellos.

Los que tienen efectivo, los que peor están

Con todo, la situación más grave es la de aquellos que tienen liquidez, que en teoría puede ser absorbida por el agujero negro. Y ahí los clientes señalan como claro culpable al Banco de España. "Cuando el BdE interviene Banco Madrid, mucha gente vende por lo que pueda pasar y genera un efectivo que pasa a una cuenta de Banco Madrid. Cuando el BdE decide llevar el banco a concurso, ese efectivo queda bloqueado y pasa a la masa concursal si no se pudo liquidar antes o si el cliente no retiró el dinero a tiempo", explica otro agente de la entidad.

Esta polémica actuación del supervisor, que podía haber impuesto el corralito desde el primer dia para evitar agravios y una retirada masiva de fondos que ha llevado a la liquidación a una entidad perfectamente solvente, le impulsó incluso a emitir un comunicado justificándose. Pero no ha convencido a nadie: "En plena época electoral, al Gobierno le venía de perlas dejar caer un banco 'de los ricos' que además era andorrano y tenía relación con Pujol. Porque no necesitaba ningún rescate con dinero público; bastaba con haber hecho las cosas bien", sentencia un cliente con los ahorros de toda su familia atrapados en Banco Madrid.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios