También busca localizaciones en Serrano

Uniqlo, el Zara japonés, busca tienda en Gran Vía y descarta el Mercado de Fuencarral

El gigante de la moda ha descartado definitivamente entrar en la puja por el Mercado de Fuencarral y busca activamente oportunidades en Gran Vía para cerrar su ansiado desembarco en Madrid

Foto: Imagen del interior de una de las tiendas de Uniqlo. (Reuters)
Imagen del interior de una de las tiendas de Uniqlo. (Reuters)

H&M, Primark, GAP... y, en breve, Uniqlo. El gigante japonés de la moda es el último gran rival de Zara que falta por aterrizar con tienda física en España. Desde hace dos años, la compañía fundada por Tadashi Yanai, el Amancio Ortega nipón, está buscando el emplazamiento perfecto para abrir su primer escaparate en España. De hecho, en 2013, estuvo a punto de alquilar dos locales en la barcelonesa Plaza de Catalunya, hasta entonces ocupados por Fundación Caja Madrid y Bankia, pero en el último momento Desigual le ganó la mano y se hizo con este codiciano corner para abrir su mayor tienda.

[Uniqlo abre tienda en Barcelona y reta al Zara de Amancio Ortega]

Desde entonces, el buque insignia del holding Fast Retailing Group, comparable en Japón a lo que sería Inditex en España, está buscando activamente emplazamiento tanto en Barcelona como en Madrid. Pero sus exigencias son muchas y sus prisas pocas, lo que está haciendo que la compañía fundada en Yamaguchi en 1949 esté analizando con máximo detalle las oportunidades que le ofrecen en las dos principales capitales españolas.

En Madrid, parecía que el histórico Mercado de Fuencarral podía cumplir sus expectativas, pero varias fuentes conocedoras del sector inmobiliario han confirmado a El Confidencial que los responsables de Uniqlo han desechado definitivamente está opción y están analizando activamente Gran Vía, la nueva Milla de Oro de la capital, gracias a la reactivación de la zona con los proyectos hoteleros de Canalejas y Plaza de España, amén de importantes adquisiciones de inmuebles dirigidas a convertir la otrora avenida de cines y teatros en un corredor de establecimientos de cuatro y cinco estrellas y grandes tiendas de moda.

"Tienen las cosas muy claras, saben el tipo de inmueble que quieren y dónde quieren que esté situado. Y en Madrid es la Gran Vía. Cuando aterricen con su flagship o su buque insignia lo harán a lo grande", señala un experto del sector, que confirma que la cadena ha descartado ubicarse en el Mercado de Fuencarral. Otra fuente conocedora reafirma los movimientos del gigante nipón en esta arteria, y añade que también ha mirado localizaciones en Serrano, pero siempre como segunda opción, ya que su prioridad es Gran Vía. “Ahora hay muchísimo movimiento en la Gran Vía, tanto de compañías que necesitan más espacio, como de aquellas que quieren cambiar de ubicación, así que veremos movimientos en esta zona”, señala.

Apuesta por Gran Vía

La compra de la antigua sede de Prisa en el número 32 de Gran Vía por parte de Pontegadea, la patrimonialista de Amancio Ortega, para abrir la primera flagship de Primark en el centro de la capital es, probablemente, el máximo exponente del interés de las grandes cadenas por esta calle. Mango también ha estado cerca de ocupar uno de los edificios más emblemáticos de la histórica arteria, al haber estado negociando durante meses con Fundación Caja Madrid la adquisición del antiguo Palacio de la Música. Pero, como adelantó El Confidencial, las conversaciones se rompieron ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo en el precio, y el objetivo del propietario es poner en marcha un proceso abierto al que podría concurrir la propia Uniqlo.

H&M también cuenta con su propio escaparate en el número 37 de la Gran Vía, donde hasta hace casi ocho años se ubicó el histórico Cine Avenida; mientras que Mango y Lefties están ocupando algunos de los principales locales comerciales de la zona. Con sus rivales ya presentes en el área y buscando activamente nuevas y mejores ubicaciones, otro de los espacios que podría cumplir los requisitos del gigante japonés son los 15.000 metros cuadrados reservados para actividad comercial dentro del Complejo de Canalejas que está llevando a cabo OHL y donde el estadounidense Four Seasons abrirá su primer establecimiento de lujo en España.

"La Gran Vía está sufriendo una transformación en los últimos diez años hacia comercio, ocio, cultura y visitantes que ha permitido, incluso en tiempos de crisis, incrementar su calidad y oferta global. Esto ha supuesto un interés creciente de inversores en real estate que pensamos que seguirá incrementándose en este nuevo ciclo de incipiente recuperación", señalan desde Mazabi, gestora que canaliza las inversiones inmobiliarias de family offices.

Imagen de la calle Gran Vía de Madrid. (EFE)
Imagen de la calle Gran Vía de Madrid. (EFE)

Pero estas no son las únicas oportunidades que quedan en la codicia área. A pesar de la fiebre compradora que ha sufrido la zona en los últimos meses, todavía quedan edificios singulares en venta, como el citado del Palacio de la Música, o los números 36 y 42 de Gran Vía, cuyo alquiler está siendo asesorado por CBRE. "Estas dos operaciones son el ejemplo de cómo las propiedades están trabajando en la optimización de sus espacios comerciales de manera que cumplan con los requisitos de la demanda actual y futura de los operadores que pretenden instalarse en el que, probablemente, sea el eje comercial más importante de la ciudad", señalan desde la consultora.

Con más de 2.750 tiendas en todo el mundo, Fast Retailing Group es un gigante que factura 1,3 billones de yenes anuales (10.280 millones de euros). Sólo Uniqlo Japón y Uniqlo Internacional superan los 678.000 millones de yenes (5.040 millones de euros) y suman cerca de 1.000 establecimientos. Con su sólido posicionamiento en Asia, la compañía está inmersa en un ambicioso plan de expansión internacional que pasa por plantar cara a Inditex en su propia casa: España.

Uniqlo ya está presente en mercados como Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Rusia y acaba de entrar en Alemania, dentro de su plan de crecimiento por Europa que está abordando tanto con tiendas físicas como online. Además de Uniqlo, el imperio de Fast Retailing Group cuenta con insignias como J Brand, Theory, GU, Comptoir des Cotonniers, Princess Tam-Tam y PLST.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios