reVENDE SUS CARTERAS DE CRéditos hipotecarios

Fortress comienza a hacer dinero con la deuda 'subprime' española

El fondo oportunista estadounidense acaba de poner en venta toda su posición inmobiliaria en España vinculada a créditos hipotecarios morosos (non performing loans) adquiridas entre 2009 y 2012

Foto: Michael Novogratz, presidente de Fortress Investment Group, este mes en una conferencia en Las Vegas. (Reuters)
Michael Novogratz, presidente de Fortress Investment Group, este mes en una conferencia en Las Vegas. (Reuters)

Mandan los números de Excell. El reciente calentón del mercado inmobiliario está permitiendo que los inversores más atrevidos durante los años de plomo de la crisis contemplen ya la posibilidad de ir haciendo caja. Uno de los primeros en mover ficha es Fortress. El fondo oportunista estadounidense acaba de poner a la venta toda su posición inmobiliaria en España, aunque más que ladrillos lo que vende en realidad son todas sus carteras de créditos hipotecarios morosos (non performing loans) adquiridas entre 2009 y 2013.

La ‘Operación Coast’, como se ha bautizado este mandato de venta, fue una de las comidillas del pasado Salón Inmobiliario de Madrid (SIMA) celebrado la semana pasada. La desinversión acelerada de Fortress es uno de los ejemplos manejados en la comunidad inversora para explicar el aparente estado de euforia que atraviesa todo lo vinculado al sector inmobiliario en cualquiera de sus estados. El interés ahora radica en saber qué rentabilidad saca el fondo a las cuatro carteras de crédito cuyo valor nominal era de 500 millones de euros.

El cambio de precios está haciendo que a varios de los primeros inversores les salgan ya los números. En el caso de Fortress, el fondo neoyorkino debutó en España a finales de 2009 con la compra de crédito ‘subprime’ (hipotecaria y consumo) que acaparó en nuestro país GMAC, la división financiera de General Motors. Desde entonces, este inversor oportunista gestiona una cartera de activos financieros de 3.000 millones tras comprar préstamos impagados a Banco Santander y la financiera Lico Leasing a las cajas de ahorro.

Fortress probó el apetito del mercado el año pasado. A mediados de 2014, el fondo vendió a su homólogo europeo Lindorff, experto en gestionar recobro, una parte de los créditos fallidos comprados antes a la entidad de los Botín. Esa primera reventa parcial puede completarse ahora con el 'Proyecto Coast'. Mientras tanto, los intereses del fondo se extienden más allá de los fallidos, ya que hace unas semanas participó en la refinanciación de Famosa (135 millones de deuda) para convertirse en el primer acreedor de la compañía.

Esta incursión en nuevos negocios más allá del subprime hace que la firma estadounidense esté a punto de estrenar su propia oficina local en nuestro país, siguiendo así los pasos de otros grandes fondos internacionales que aterrizaron en España al comienzo de la crisis. Con el transcurso del tiempo, algunos oportunistas han ido adaptando el perfil de sus inversiones a la evolución del mercado, tratando de aprovechar así las ventanas de oportunidad y la experiencia adquirida frente a operadores y reguladores.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios