considera que sólo hay una cuenta para todos

El administrador de Banco Madrid quiere destinar sólo 100.000€ a clientes de Interdin

Nuevo escándalo en Banco Madrid. El administrador concursal considera que sólo existe una cuenta a nombre de Interdin, lo que supone que todos sus clientes deben repartirse los 100.000 euros

Foto: Un hombre protesta ante la sede de Banco Madrid. (EFE)
Un hombre protesta ante la sede de Banco Madrid. (EFE)

En un comunicado remitido este jueves, víspera de puente, a las 20:39, el administrador concursal de Banco Madrid, Pedro Bautista Martín Molina, anuncia que "los Administradores Concursales sólo tienen constancia que en Banco Madrid hay una cuenta corriente en la que figura como titular único INTERDIN, sin que exista ningún detalle de clientes (con asignación a saldos individualizados), en respuesta a un requerimiento de la CNMV para que individualice los saldos de dicha cuenta a efectos de indemnizar a los clientes de la sociedad de valores adquirida por BPA en 2011.

"Es por ello, que no le resulta posible a esta Administración Concursal reconocer saldos y créditos a personas diferentes de las que figuran como titulares en la cuenta corriente abierta en Banco Madrid". ¿Esto qué significa? Pues que, si sólo hay un titular, sólo tiene derecho a los 100.000 euros que como máximo garantiza el Fondo de Garantía de Depósitos. Una cantidad que deberán repartirse entre todos los clientes de Interdin, según la propuesta del citado administrador: "INTERDIN no tendrá un trato diferente del que correspondería a cualquier otro cliente o acreedor en el procedimiento concursal". 

Los detalles de esta propuesta son confusos, ya que no está claro a quién afecta: sólo a los clientes de Interdin que tenían saldos líquidos o también a los que tenían valores en el momento de la intervención. Tampoco se conoce el saldo de esta cuenta ni si el dinero de la cuenta pasaría a la masa acreedora del concurso, como parecería lógico si se acepta este planteamiento. Una portavoz del citado administrador no respondió a las preguntas a este respecto de El Confidencial

A falta de confirmación, en principio en esta cuenta están depositados los saldos en efectivo de los clientes de Interdin que tenían posiciones líquidas o que, atención, se acogieron a las facilidades ofrecidas por el bróker para deshacer sus posiciones y estaban esperando la autorización de la CNMV para poder retirar su dinero. Otras fuentes extienden este saldo a las posiciones en valores, si bien estas deberían estar cubiertas por el Fogain (Fondo de Garantía de Inversiones), también hasta un importe de 100.000 euros por cliente.

El administrador concursal, Martín Molina.
El administrador concursal, Martín Molina.

Recordemos que en la web del bróker se anunció el 16 de marzo que "los clientes que tengan posiciones abiertas en sus cuentas tendrán la posibilidad de cerrarlas directamente a través de las plataformas de contratación de Interdin" como muy tarde el día 18 de ese mes. Ahora bien, también advertía de que "el reembolso de saldos de clientes queda bloqueado a la espera de instrucciones de los interventores de la CNMV". Esos saldos son los que el administrador encuentra imposibles de individualizar.

Las cuentas ómnibus

Ahora bien, hay que tener en cuenta que sólo se trata de una propuesta del administrador, y que ahora corresponde al supervisor que preside Elvira Rodríguez y al juez al cargo del concurso aceptarla o no. Esta imposibilidad de identificar los clientes individuales de Interdin deriva de que se trata de una de las conocidas cuentas ómnibus, que canalizan la inversión conjunta de todos los clientes, que luego tienen saldos individualizados en la contabilidad del bróker. Algo que parece desconocer Martín Molina.

La presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez (i), y el gobernador del BdE, Luis María Linde. (EFE)
La presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez (i), y el gobernador del BdE, Luis María Linde. (EFE)

Estas cuentas fueron aprobadas en España en 2014 para ponerse a la altura del resto de países occidentales, donde se utilizan hace muchos años, y persiguen fines como abaratar los costes de la inversión (al agrupar a varios pequeños inversores) y, paradójicamente, incrementar la seguridad del cliente, al separar las posiciones del balance del bróker o al asumir éste el riesgo de contrapartida en vez de hacerlo el cliente. El problema es que protegen al cliente en caso de quiebra del bróker, pero no del banco en el que están depositadas, que es lo que ha ocurrido en este caso con Banco Madrid.

Guerra del administrador contra la CNMV y el BdE

La decisión adoptada el miércoles por la noche se inscribe en la guerra que mantiene el administrador concursal con los dos supervisores financieros españoles. Según fuentes conocedoras del proceso, lo que pretende es que el saldo de esta cuenta pase a engrosas la masa concursal, lo que eleva la capacidad de pago de los acreedores... y la remuneración del administrador. Como ha informado El Confidencial, Martín Molina ha chocado con la CNMV por su decisión de sacar los fondos y sicavs de Banco Madrid antes del concurso para ponerlos a salvo del mismo, y con el Banco de España por la retirada de la licencia bancaria, cuyo valor también pretende incluir en la masa.

Un portavoz de la CNMV explica que "el objetivo de la CNMV, con la normativa en la mano, es que los titulares de valores y los partícipes de los fondos no sean 'absorbidos' por la masa concursal y puedan recuperar su dinero, es decir, que no se vean afectados por el concurso, más allá del valor de sus activos".

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios