alivio para los 2.600 empleados

Deutsche apuesta por la recuperación en España y descarta vender su red de oficinas

El consejo de administración del banco alemán decidió ayer no salir de nuestro país tras estudiar muy seriamente la venta de un negocio que afecta a más de 2.600 empleados

Foto: Peatones caminan junto a una sucursal de Deutsche Bank. (EFE)
Peatones caminan junto a una sucursal de Deutsche Bank. (EFE)

Gran alivio en el Paseo de la Castellana de Madrid, donde está la sede oficial de Deutsche Bank en España. El consejo de administración del grupo decidió ayer en Fráncfort mantener el negocio en nuestro país tras estudiar muy seriamente su venta de su red de oficinas, una incertidumbre que tenía inquieta a una plantilla de 2.600 empleados y a unos consejeros con mucho pedigrí.

Según fuentes de la entidad, Deutsche Bank confirmó que el mayor banco extranjero que aún permanece en España seguirá al menos cinco años más, un anuncio que era muy esperado por Antonio Rodríguez Pina, el presidente del grupo germano en Madrid, y por todos los trabajadores, nerviosos ante la posibilidad de que la institución financiera decidiese seguir los pasos de Barclays y Citibank, entre otros. Tanto el banco británico como el estadounidense han plegado velas y se han desprendido de su negocio minorista.

Las buenas noticias llegaron a mediodía de este lunes cuando el consejo de Fráncfort definió a España como “un mercado clave para la nueva estrategia”, un periodo en el que la matriz tendrá que adelgazar su obeso balance para adecuarse a las nuevas exigencias de capital. Deutsche Bank ha optado por vender Postbank, la otra carta que tenía para adecuar su cintura.

Fuentes cercanas a la entidad destacaron que la nueva etapa se caracterizará por tres aspectos esenciales. El primero es que “se mantendrán y potenciarán todas las divisiones de negocio en nuestro país”. Especialmente, la actividad de banca minorista, en la que España juega un papel esencial dentro del grupo en el segmento de rentas medianas y altas.

Deutsche Bank es el mayor grupo bancario extranjero en España, con una red de oficinas que abarca las 17 comunidades autónomas. La entidad dispone de 253 sucursales propias y 312 agentes financieros. De todas las oficinas, 70 están especializadas en servicios para pymes y 17 son centros de asesoramiento para clientes de banca privada con más de 250.000 euros. Pero además, Deutsche Bank opera 2.244 sucursales de Correos y Telégrafos, bajo la marca BanCorreos. En total, cuenta con 23.000 cajeros bajo la red Servired, una plantilla que supera los 2.600 trabajadores y una cartera de 650.000 clientes.

Menos trading, más banca de inversión

Por el contrario, se reducirá el negocio de trading en posiciones propias, que consumen más capital, para apostar por el asesoramiento y la financiación de los clientes institucionales y corporativos. Un terreno en el que Deutsche Bank es uno de los líderes en la Península Ibérica como reflejan los últimos rankings de Thomon Reuters y Dealogic.

Otro de los aspectos relevantes será, además del capital, la competencia, el cliente, la cultura y el coste, el control. Un elemento del que tendrá que estar muy vigilante el director general de operaciones, José Manuel Mora Figueroa, y el nuevo consejo de administración formado por personas como Eduardo Serra, exministro de Defensa y con larga experiencia en el mundo empresarial, y Ana Peralta, de Oliver Wyman.

Después de varios años de resultados afectados por la crisis, Deutsche Bank consiguió en 2014 unos resultados antes de impuestos por encima de los 1.000 millones de euros. El ratio de capital ha pasado de menos del 6% al 11,1%, al tiempo que el banco se ha embarcado en un proceso de cambio cultural para adaptarse a una etapa que tiene como fecha clave 2020.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios