La única inspección es la de las tarjetas 'black'

Rodrigo Rato: “Estoy en libertad, sin cargos y ni siquiera me ha llamado Hacienda”

Rodrigo Rato define su situación procesal y asegura que está en libertad y sin cargos. El expresidente de Bankia no esconde su estado de ánimo: "Jodido, como es lógico"

Foto: El exvicepresidente del gobierno, Rodrigo Rato, sale de su despacho. EFE
El exvicepresidente del gobierno, Rodrigo Rato, sale de su despacho. EFE

Rodrigo Rato trata de salir al paso de todo el escándalo que se ha levantado en torno a su persona y a sus relaciones con la Hacienda Pública. El antiguo vicepresidente económico del Partido Popular define su situación procesal “en libertad sin cargos” y añade que, de momento, la inspección de la Agencia Tributaria ni siquiera le ha llamado para comprobar sus declaraciones fiscales. Rato se acogió a la amnistía fiscal aprobada por el Gobierno en 2012 y después presentó la Declaración de Bienes en el Extranjero establecida a partir de 2013. La eventual contradicción entre ambos documentos es el origen de la investigación.

El hombre que encarnó el llamado milagro económico español admite sin ningún reparo el bajón que define en estos momentos su estado de ánimo: “Estoy jodido, como es lógico”, asegura, al tiempo que muestra su estupor y confusión por el alcance de los últimos acontecimientos. El registro llevado a cabo por los agentes de Vigilancia de Aduanas el pasado jueves sigue obsesionando el recuerdo del que fue también director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI): “Se han llevado innumerables cajas de documentos y me han dejado el despacho literalmente vacío”, señala Rato.

Los funcionarios que irrumpieron en su casa no procedían del Servicio de Prevención contra el Blanqueo de Capitales (Sepblac), sino que eran personal de la Agencia Tributaria que, según el exbanquero y político vinculado al PP, disponían de un mandato judicial solicitado a instancias del fiscal y a partir de una triple acusación tan gruesa como es el blanqueo de capitales, fraude fiscal y alzamiento de bienes: “Pero a mí –insiste– todavía no me han efectuado ninguna inspección, con excepción de la llevada a cabo por las tarjetas black”.

Rato creó un entramado de empresas para evitar sus obligaciones con Hacienda

Esta denuncia no se ha traducido, de momento, en ningún cargo contra el expresidente de Bankia. El registro en su despacho y en su domicilio particular llevaba aparejado la detención y el eventual arresto pero, al final, se acordó la conveniencia de mantener la libertad aun cuando la tarea de descarga de los ordenadores requisados todavía no se había terminado. Rato está en libertad a la espera de las diligencias que han sido transferidas a la Fiscalía Anticorrupción dentro de la nueva causa que dirigirá el juez Fernando Andreu de la Audiencia Nacional.

Desmiente que haya vaciado empresas

El exbanquero y político asegura que no tiene ninguna sociedad en ningún paraíso fiscal: “Cuento con no más de siete empresas operativas y todas ellas están domiciliadas en España, salvo una que está radicada en Inglaterra”. En lo que se refiere al número de cuentas bancarias con las que viene trabajando, Rato afirma que son las de toda la vida: “Tengo tres o cuatro cuentas en España y el 80% de las mismas en la Comunidad de Madrid y de estas últimas casi todas ellas con grandes entidades de crédito de las que utiliza cualquier persona en nuestro país”.

Las declaraciones de Rato rechazan de plano la mayor parte de los datos que están circulando estos días sobre su situación patrimonial y los cerca de 27 millones de euros que le atribuye Hacienda. De la misma manera desmiente el supuesto vaciamiento de empresas orientado teóricamente a evitar una posible fianza multimillonaria por la responsabilidad civil del caso Bankia: “Desde el otoño de 2013 no he vendido ni una sola propiedad, ni un solo activo, de manera que esa acusación carece de sentido”, añade.

Rato reconoce que es partícipe del inmueble que alberga el Hotel Catalonia Berlín Mitte en la capital alemana. Se trata de un establecimiento de cuatro estrellas que abrió sus puertas en febrero del pasado año y que está orientado a una clientela de nivel medio: “Es verdad que soy socio de la empresa que alquila el edificio y en la que dispongo de casi el 50% del capital”, apostilla a modo de detalle el hombre que, para su desgracia, concita más atenciones de un tiempo a esta parte en España.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios