Es noticia
Menú
Rato presenta su renuncia como miembro del consejo internacional de Telefónica
  1. Empresas
con carácter temporal

Rato presenta su renuncia como miembro del consejo internacional de Telefónica

Rodrigo Rato ha presentado verbalmente a Telefónica su cese temporal como miembro de los consejos asesores de Telefónica a los que se incorporó en septiembre de 2013

Foto:

Rodrigo Rato ha formalizado en el día de hoy su renuncia oficial como miembro de los consejos asesores de Telefónica en los que participa desde enero de 2013. El expresidente de Bankia comunicó verbalmente su decisión a los responsables de Telefónica, sin puntualizar si el contacto se llevó a cabo, como es previsible, con el presidente de la operadora, César Alierta. La decisión se justifica en todo caso de manera personal y conel fin de evitar las repercusiones que las denuncias de la Agencia Tributaria pudieran deparar en contra de la imagen reputacional de Telefónica, así como en la necesidad de dedicarse por entero y concentrar cualquier esfuerzo en su defensa ante los tribunales.

Rato formaba parte hasta ahora de dos grupos de trabajo constituidos por Telefónica con carácter consultivo y sin ninguna relación operativa dentro de la estructura jurídica y legal de la compañía española. Los dos consejos paralelos estaban orientados al análisis estratégico de las actividades en Latinoamérica y España, respectivamente y suponían unos ingresos cada uno de 100.000 euros anuales para el antiguo vicepresidente económico del Gobierno.

La exquisita relación entre Rato y el presidente de Telefónica, César Alierta, facilitó en su momento la contratación del banquero y político como asesor de la compañía, dentro de un acuerdo consensuado con los principales accionistas de la compañía, como son La Caixa y el BBVA. De hecho, la antigua caja de ahorros fue también una de las entidades que acogió a Rato tras su salida forzada de Bankia. Previamente había hecho lo mismo el Banco Santander, entonces presidido por Emilio Botín.

El escándalo generado a principios de octubre cuando se descubrió la utilización de las controvertidas ‘tarjetas black’ en Bankia dejó malparado a Rato ante la mayor parte de las entidades corporativas que habían reclamado sus servicios. La Caixa fue de las primeras en cortar las amarras que unían al antiguo lugarteniente de Aznar con la empresa inmobiliaria Servihabitat, en la que también participa el fondo Texas Pacific Group (TPG), que representa en España otro antiguo colaborador de Rato, como es el que fuera presidente de Repsol con el Partido Popular, Alfonso Cortina.

Presiones de todos los colores

Rato dejó la citada filial de La Caixa en octubre del pasado año pero los responsables de la entidad catalana y el propio Cortina emplearon las mejores influencias para facilitar su incorporación inmediata a TPG. La recolocación se hizo efectiva a través de TPG Special Situations, una subsidiaria del hedge fund con sede en Texas para la que el ex ministro ha estado trabajando hasta la semana pasada. Las recientes investigaciones de la Agencia Tributaria y el escarnio público generado con el registro domiciliario a cargo de agentes de Vigilancia Aduanera han provocado la inmediata rescisión del contrato por parte del grupo estadounidense.

El director gerente del FMI perdió en noviembre el empleo de asesor que tenía también en el Banco Santander. Los aires de renovación impuestos en la entidad cántabra por Ana Botín supusieron la disolución del consejo internacional en el que participaba Rato, cuya representación institucional dentro de las empresas del Ibex estaba limitada desde entonces a la vinculación con Telefónica. Las presiones para que Alierta siguiera con el ejemplo de sus colegas han sido de todos los colores a lo largo de estos meses pero el presidente de la operadora rechazó cualquier ‘sugerencia’ a la espera de que fuera el propio afectado quien tomase la iniciativa.

Ni más ni menos, esto es lo que ha ocurrido ahora, cuando Rato ha comunicado el cese voluntario de su cargo de manera indefinida hasta que se aclare su situación procesal en las diferentes causas que están siendo instruidas por la Audiencia Nacional. El ex presidente de Bankia tiene que hacer frente a la querella derivada de la salida a bolsa en julio de 2011así como de la responsabilidad directa en calidad de administrador y beneficiario al tiempo de las tarjetas opacas que repartía la entidad. Estos procedimientos se completan con las actuaciones judiciales emprendidas a instancias de la Hacienda Pública y que han supuesto el detonante final en la caída del que fuera considerado como máximo artífice del milagro económico en los últimos años del pasado siglo.

Rodrigo Rato ha formalizado en el día de hoy su renuncia oficial como miembro de los consejos asesores de Telefónica en los que participa desde enero de 2013. El expresidente de Bankia comunicó verbalmente su decisión a los responsables de Telefónica, sin puntualizar si el contacto se llevó a cabo, como es previsible, con el presidente de la operadora, César Alierta. La decisión se justifica en todo caso de manera personal y conel fin de evitar las repercusiones que las denuncias de la Agencia Tributaria pudieran deparar en contra de la imagen reputacional de Telefónica, así como en la necesidad de dedicarse por entero y concentrar cualquier esfuerzo en su defensa ante los tribunales.

Rodrigo Rato Noticias de Telefónica César Alierta Ana Patricia Botín
El redactor recomienda