EL FONDO ESTADOUNIDENSE IMITA A CAIXABANK

TPG despide a Rato como consejero tras ser acusado de múltiples delitos fiscales

El fondo estadounidense, dirigido en España por Alfonso Cortina, al que el exministro colocó en Repsol, le ha echado de uno de sus consejos apenas siete meses después de contratarle

Foto: El exministro de Economía, Rodrigo Rato. (EFE)
El exministro de Economía, Rodrigo Rato. (EFE)

Las empresas que tenían a Rodrigo Rato en nómina por su supuesto prestigio como economista empiezan a negarle hasta el pan, además del oropel de pertenecer a consejos de administración. Si primero fue Caixabank quien forzó su dimisión como consejero de su filial inmobiliaria tras estallar el escándalo de las tarjetas black, ahora ha sido el fondo estadounidense Texas Pacific Group (TPG) el que ha decidido prescindir de sus servicios al no poder tener entre sus asesores estrella a personas sospechosas de delitos económicos.

Cuando El Confidencial adelantó el pasado 7 de septiembre que Caixabank había decidido que Rato ya no fuera consejero de Servihabitat, la inmobiliaria, cuyo capital compartia con TPG después de que el fondo le comprase el 51% de las acciones a mediados de 2013 por 185 millones, la entidad estadounidense salió esa misma mañana al paso para asegurar que había decidido recolocar al exministro con un nuevo cargo.

En concreto, Texas Pacific Group le nombró consejero de TPG Special Situations, una filial del hedge fund con sede en Fort Worth (Texas, Estados Unidos) dedicada a analizar modalidades de financiación para empresas que quieren limitar su dependencia del crédito bancario. Es decir, a prestar dinero mediante lo que se conoce como shadow banking o banca en la sombra, una actividad no regulada por los organismos supervisores.

La recolocación fue propiciada por Alfonso Cortina, el empresario al que el propio Rato había colocado como presidente de Repsol cuando el PP ganó las elecciones en 1996. Cortina, el hombre fuerte de TPG en España, aguantó al frente de la petrolera hasta octubre de 2004, cuando el PSOE, con Zapatero ya en la Moncloa, forzó su sustitución por Antonio Brufau. Pero el amigo de José María Aznar siempre le estuvo muy agradecido al exministro de Economía. Cuando fue obligado a abandonar la presidencia de Repsol se llevó 19,8 millones de euros en concepto de indemnización.

Alfonso Cortina. (Gtres)
Alfonso Cortina. (Gtres)

Por eso, cuando Caixabank exigió su salida del consejo de Servihabitat, TPG le buscó un nuevo rol para mantener su retribución, que algunas fuentes elevan a cerca de 200.000 euros al año. Sin embargo, ahora el fondo estadounidense, que en su día negó que la marcha del consejo de la inmobiliaria tuviera nada que ver con el caso de las tarjetas opacas, ha decidido también prescindir de su asesoramiento. Ni su cercana amistad con Cortina ha podido parar la destitución.

Enorme valía profesional

Cuando le contrató para su filial TPG Special Situations, la firma aseguró en un comunicado que confiaba en Rodrigo Rato dada "la enorme valía profesional" y la "brillante trayectoria" de directivo. "Su pasado como director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) confiere a Rato unas excelentes relaciones y habilidades para su nuevo puesto como consejero en TPG Special Situations", explicaron desde la entidad. Unas cualidades que, apenas siete meses después, parecen haber desaparecido.

El que fuera considerado como el gran artífice del milagro económico español también fue forzado a principios de este año a dejar el consejo asesor internacional de Banco Santander, que antes, cuando todavía vivía Emilio Botín, le había defendido a capa y espada. "Es un lujo para el banco", llegó a decir su consejero delegado. Tan solo mantiene uno puesto similar en Telefónica, que guarda silencio sobre el caso.

César Alierta, el presidente de la operadora, que le contrató en enero de 2012 tras su destitución como presidente de Bankia, también llegó a la presidencia de la multinacional a propuesta de Rato, que previamente le había colocado en el mismo cargo en Tabacalera, dos empresa semipúblicas en aquellos momentos. Telefónica tiene entre sus empleados ilustres a otros políticos que fueron presidentes de bancos quebrados, como Narcis Serra.

En un informe publicado en noviembre de 2014, Alierta, en representación del Consejo Empresarial para la Competitividad, el lobby de las grandes empresas del Ibex 35, pidió luchar contra el fraude fiscal como una de las grandes medidas para mejorar la economía.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios