Codorníu salva el embate soberanista pero triplica pérdidas por su salto internacional
  1. Empresas
tiene unos números rojos de 15 millones

Codorníu salva el embate soberanista pero triplica pérdidas por su salto internacional

La bodega catalana ha cerrado 2014, el peor año de la deriva soberanista, con un crecimiento de sus ventas en España del 2,8%. Sin embargo, el efecto divisa ha llevado al grupo a perder 15 millones

placeholder Foto:

La lectura fácil sería decir que Codorníutriplica sus pérdidas en el peor año de la deriva soberanista catalana. Y cierto esque la compañía cerró su ejercicio 2014, que concluyó el pasado 30 de junio, conunos números rojos de 15 millones de euros, frente a los -5,9 millones que tuvo un año antes. Sin embargo, el verdadero culpable de estos resultados debe buscarse fuera de la Ciudad Condal, de Madrid o de Sevilla.

El plan de expansión internacional de la bodega catalana, sobre todo en Estados Unidos,es el verdadero responsable de estas pérdidas, cuya razón de ser debe buscarse en el efecto contable que ha tenido para Codorníula fortaleza mostrada porel euro frente al dólar hasta poco antes de verano, cuando un euro se llegó a cambiar por cerca de 1,4 dólares, frente a los 1,06 billetes verdes actuales.

Este efecto divisa impacta directamente en la valoración de las inversiones que tiene Codorníu en Estados Unidos, donde cuenta con la bodega Codorníu Napa y con la distribuidora AV Brands. Además, la compañía ha acelerado su crecimiento en Asia, donde cuenta ya con un equipo de 14 personas, pero donde también ha sido víctima de la pasada debilidad del yen; y ha lanzado una campaña de marketing internacional –No somos champagne, somos Codorníu–​, cuyo coste recae también sobre las espaldas de Codorníu S.A.

Todos estos factores explican el grueso del deterioro por importe de9,1 millones de euros que aparece en las cuentas de la compañía, frente a los -0,7 millones del ejercicio 2013, y son el principal responsable de que la bodega haya multiplicadopor casi tres sus números rojos del año anterior, ejercicio cuyos pobres resultados sí se achacarona la mala marcha del mercado nacional, hasta el punto de que fue "el peor año para el comercio minorista en el mercado nacional, con una fuerte caída de la demanda, acentuada en la campaña de Navidad", según reconoció la propia Codorníu en su auditoría de 2013.

En 2014, en cambio, y a pesar del órdago independentista lanzado directamente por el presidente de la Generalitat, Artur Mas, la bodega catalana consiguió elevar un 2,8% sus ventas en Españay, en el caso concreto del cava (sin contar los vinos), la mejora fue de cerca del 1%. Sin embargo, el impacto que tuvo el efecto divisaen las ventas internacionales ha hecho que, en total, la cifra de negocios de Codorníuse haya reducido un 0,6%, hasta los 172,79 millones de euros.

Codorníu tachó 2013 como el peor año de ventas minoristas en España, sobre todo en Navidad. En cambio, en 2014, las ventas de cava han crecido un 1%

No obstante, el mismo efecto divisa que ha llevado a la compañía a presentar unas pérdidas de 15 millones euros puede devolverlaa los beneficios en este ejercicio, ya que desde el 1 de julio, periodo en que arranca el ejercicio fiscal 2015 de la compañía, la moneda única se ha depreciado un 22% frente al dólar, lo que da la vuelta al impacto contable del pasado ejercicio. Aunque, en esta ocasión, en positivo para el grupocatalánque, tras haber conseguido superar el embatesoberanista, tiene como siguiente reto,dentro del mercado nacional, confirmar la paulatina recuperación del consumo.

Codorníu es el buque insignia de Grupo Codorníu, holding propietario de otras sociedades como Bodegas Bilbaínas o Raimat. El consolidado de todo el imperio ligado a la familia Raventós tuvo unas ventas de 218 millones en 2014, con un beneficio de 1,1 millones de euros. Actualmente, en torno al 50% de las ventas del grupo proceden del exterior, mientras que el reparto entre cava y vinos se mueve en torno al 54%-46%.

Codorniu Boicot al cava Cava Cataluña Estados Unidos (EEUU)
El redactor recomienda