dos en madrid y dos en barcelona

El Corte Inglés negocia vender varios centros a IBA Capital por 500 millones

La transacción conllevaría el compromiso de El Corte Inglés de continuar en régimen de alquiler durante, al menos, un cuarto de siglo. A cambio, el fondo obtendrá una rentabilidad del 6,5%

Foto: El Corte Inglés - Calle de la Princesa 47.
El Corte Inglés - Calle de la Princesa 47.

Una operación inmobiliaria de primer nivel está a punto de ver la luz. El Corte Inglés ultima con el fondo IBA Capital la venta de varios de sus centros más emblemáticos a cambio de una cantidad que podría rondar los 500 millones de euros, según ha podido saber El Confidencial. En la operación, explican las fuentes consultadas, entrarían dos establecimientos de Madrid (en Puerta del Sol y Princesa) y otro de Barcelona, aunque en la Ciudad Condal podría finalmente incluirse un establecimiento más.

En el sector lleva tiempo rumiándose un movimiento de este tipo, debido al interés del gigante de la distribución de hacer liquidez con parte de su patrimonio inmobiliario, que se ha llegado a valorar en 18.000 millones de euros, una espectacular cifra que le confiere margen suficiente para poder realizar varias operaciones de sale & leaseback, término con el que se conoce en la jerga del sector a las operaciones que consisten en la venta de un activo inmobiliario a cambio de quedarse dentro como inquilino.

De hecho, las negociaciones con IBA Capital contemplan que El Corte Inglés se quede en régimen de alquiler durante al menos 20 o 25 años, aunque este tipo de contratos siempre dejan la puerta abierta a ser ampliados con varias prórrogas. Para el fondo, los términos del acuerdo suponen una rentabilidad (yield) del 6,5%, cifra muy interesante en un momento de tipos cero.

En paralelo a esta negociación, El Corte Inglés ha cerrado otro acuerdo con el fondo IVG, que se ha hecho con el número 4 de la calle Preciados, donde el grupo presidido por Dimas Gimeno tiene un establecimiento de Sfera. Según ha confirmado El Confidencial por diversas fuentes de mercado, IBA Capital también ha jugado un papel protagonista en esta transacción, ya que ha colaborado con IVG para llevar a buen puerto el traspaso, que finalmente se ha cerrado por unos 70 millones de euros.

El Corte Inglés ha reconocido a este periódico la venta al fondo IVG del establecimiento de Sfera, pero ha negado que haya ningún acuerdo con IBA Capital en este momento. "La compañía no ha mantenido ni mantiene negociaciones para vender ningún centro de El Corte Inglés", han señalado desde el grupo de distribución. No obstante, cuatro fuentes diferentes han confirmado a El Confidencial que esta operación está a punto de cerrarse.

Estrecha relación

IBA Capital y El Corte Inglés mantienen una estrecha relación desde 2013, cuando el fondo adquirió dos centros al gigante español de la distribución. En concreto, fueron los establecimientos ubicados en la barcelonesa Plaza de Catalunya, 23 (centro comercial La Rambla), cuya transacción se firmó en junio de aquel año, y el número 9 de la madrileña calle Preciados, comprado en octubre del mismo ejercicio.

Aunque, oficialmente, nunca se ha desvelado el importe de estas adquisiciones, en el mercado se ha manejado la cifra de 100 millones para el centro catalán y cerca de 50 millones para el madrileño. Estas valoraciones estarían en la línea de los aproximadamente 500 millones que se espera que pueda conseguir El Corte Inglés con la venta de todos los establecimientos que están actualmente sobre la mesa de negociaciones con IBA.

Este nuevo macroacuerdo supondrá un importante pellizco monetario para las cuentas de El Corte Inglés, que, a finales de 2013, coincidiendo con las primeras ventas de sus centros, logró refinanciar sus cerca de 5.000 millones de deuda gracias al acuerdo que alcanzó con sus entidades acreedoras después de vender el 51% de su división financiera al Santander.

El Corte Inglés ha vendido el número 4 de la calle Preciados, que alberga un Sfera, a IVG por 70 millones

No obstante, dentro de este pacto de refinanciación, los bancos tomaron como prenda varios activos inmobiliarios del grupo, hasta el punto de que El Corte Inglés tiene cerca de 400 millones de euros en bienes pignorados, lo que convierte ahora a las entidades financieras en el último fleco que debe cerrar la compañía de distribución para terminar de llevar a buen puerto sus acuerdos de venta.

Como adelantó El Confidencial, el pacto de refinanciación incluye pagar en los tres primeros años 600 de los 5.000 millones de pasivo, cuyo vencimiento se decidió alargar hasta 2021, un desembolso que el grupo siempre ha tenido en mente amortizar con la venta de activos, además de la desinversión en su financiera, operación que se valoró en cerca de 400 millones de euros.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios