Operación Saphira

Fin de una era: Ahorro Corporación confía a PwC la venta del último fondo inmobiliario

Tras año y medio sin encontrar un comprador, la entidad ha contratado oficialmente a PwC para que encuentre una solución lo más airosa posible al último fondo inmobiliario de España

Foto: Imagen de la sede de Ahorro Corporación
Imagen de la sede de Ahorro Corporación

Es el último bastión de los fondos inmobiliarios, pero su numantina resistencia está a punto de doblegarse. Ahorro Corporación ha decidido poner en manos de un tercero el futuro del fondo AC Patrimonio Inmobiliario y ha encargado a PwC que encuentre una solución para este vehículo, el único que ha quedado fuera del acuerdo con Abanca, banco que se ha hecho con la gestora de la entidad ligada a las antiguas cajas.

Esta decisión llega después de año y medio sondeando el mercado para tratar de encontrar un comprador interesado por AC Patrimonio, candidato que nunca llegó y que ha terminado empujando a Ahorro Corporación a confiar a una firma multidisciplinar la búsqueda de una solución. Aunque, oficialmente, la versión de la entidad es que a PwC sólo se le ha pedido hacer una nueva valoración de los activos para, sobre esta base, analizar qué posibilidades tiene el fondo, en el sector es un secreto a voces que hay en marcha un proceso de venta.

De hecho, cuenta con el nombre propio de Operación Saphira y se habla de que el importe de la transacción podría rondar los 65 millones de euros. Esta cifra es un 30% inferior a los 92,5 millones en que AC Patrimonio tenía valorados sus activos a cierre de 2014, según los datos oficiales remitidos a la CNMV –Comisión Nacional del Mercado de Valores–, un fuerte recorte que se explica por la falta de apetito que existe para el tipo de activos de este vehículo.

El principal problema que se están encontrando, primero Ahorro Corporación y ahora PwC, para conseguir convencer a los potenciales compradores es que el fondo cuenta con un patrimonio disperso y, en gran parte, situado en ciudades secundarias, a las que todavía no han llegado los grandes fondos que están protagonizando las compras de carteras.

A pesar del apetito que existe por comprar ladrillo en nuestro país, este es muy selecto y se ciñe, prácticamente, a Madrid y Barcelona, regla que los grandes fondos sólo están dispuestos a romper por grandes capitales, como Valencia, Sevilla o Bilbao, o por focos de costa atractivos, nicho que se limita en gran parte a las Islas Baleares y a enclaves exclusivos como Marbella.

Fin de una era

Con la venta de AC Patrimonio se completa el fin de una era cuya cuenta atrás comenzó con el descalabro de Banif Inmobiliario, uno de los primeros escándalos de la crisis financiera y económica que ha asolado el sector durante los últimos siete años. El papel que hasta 2007 jugaron estos vehículos está siendo ocupado ahora por las socimis, lo que ha hecho que algunas entidades, como Sabadell, hayan decidido reconvertir sus antiguos fondos inmobiliarios en socimis; mientras que otras como Santander han optado por la figura de sociedad de inversión inmobiliaria (SII), la misma que tiene Hispania.

Bankia también barajó recurrir a una socimi, alternativa que terminó desechando tras llegar a un acuerdo con Goldman Sachs para venderle los activos que tenía en este vehículo por 355 millones. Catalunya Caixa e Inverseguros, en cambio, han optado por la liquidación, posibilidad que también llegó a poner sobre la mesa Ahorro Corporación hace menos de un año.

El pasado verano, la entidad reconoció ante la CNMV que estaba estudiando todas las posibilidades, desde la liquidación hasta la conversión del vehículo en una socimi. En este contexto, en septiembre de 2014, el fondo abrió una ventana de liquidez para que pudieran salir del vehículo tanto los partícipes minoristas, que en aquel entonces apenas representaban un 2% del total, como tres institucionales que ya habían comunicado su deseo de marcharse y cuyas participaciones representaban el 30% del patrimonio.

Pocas semanas después, el 31 de octubre, la entidad aprobó una escisión parcial del fondo, traspasando en bloque el patrimonio escindido a un fondo de inversión de carácter financiero y categoría de renta fija euro de nueva creación, Ahorro Corporación Patrimonio Renta Fija. Con todo el puzle ya ordenado, para evitar dejar atrapados a pequeños ahorradores, ahora ha llegado el momento de activar oficialmente la venta con el fichaje de PwC.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios