los bancos le niegan 50 millones

Andorra creará su propio FROB para gestionar la crisis bancaria de BPA

Se denominará Agencia de Reestructuración y Resolución Bancaria (ARREB) y el plan pasa por segregar los activos buenos de Banca Privada de Andorra (BPA) y luego venderlos por partes

Foto: Colas a las puertas de algunas sucursales de BPA para retirar dinero. (EFE)
Colas a las puertas de algunas sucursales de BPA para retirar dinero. (EFE)

Andorra creará su propio FROB para gestionar la crisis bancaria del Principado. Así lo explican fuentes financieras del país, que avanzan que esta será la principal medida de la ley que prepara el nuevo Ejecutivo por la vía de urgencia. Se denominará Agencia de Reestructuración y Resolución Bancaria (ARREB) y el plan pasa por segregar los activos buenos de Banca Privada de Andorra (BPA) y luego venderlos por partes al resto del sector bancario.

Esta agencia tendrá un carácter público y se pretende que esté aprobada la semana que viene, tramitando el nuevo marco legal lo antes posible para afrontar el problema del tercer banco del país.

Esta nueva agencia contaría con 100 millones de euros para el fondo de rescate, una cantidad pequeña pero que se considera suficiente, ya que el grueso de BPA está saneado. El Ejecutivo andorrano aportaría 50 millones y el resto tendrían que ponerlos bancos del Principado, tal y como explican fuentes financieras conocedoras de la gestión de la crisis en ese pequeño país.

Pero el Gobierno que encabeza Antoni Martí ha topado con algunos problemas: el principal es que los otros cuatro bancos andorranos –Crèdit Andorrà, Andbank, Mora Banc y Banc Sabadell Andorra– se niegan a entregar los 50 millones que les pide Martí. De hecho, rechazan el plan de reestructuración y prefieren que se liquide BPA de manera rápida y cargando el grueso de los costes sobre sus accionistas, los hermanos Higini y Ramon Cierco.

En cambio, hay acuerdo en otros puntos de la nueva legislación, como aprobar una línea de crédito de hasta 35 millones de euros que facilitarían los bancos a las empresas que trabajaban con BPA para que estas no colapsen, agravando la crisis económica en este pequeño país. Esta financiación la otorgarán las entidades andorranas para que las empresas puedan pagar nóminas, descontar papel y abonar facturas pendientes, pero el Ejecutivo del Principado la avalará.

BPA bueno, BPA malo

Por el contrario, no hay apoyo bancario a las insistencias del consejero de Economía, Jordi Cinca, y su equipo en evitar la liquidación de BPA. Cinca pretende segregar el banco acusado por Estados Unidos de haber participado en actividades de blanqueo.

El esquema sería como el de Portugal con el extinto Banco Espírito Santo y Novo Banco: dividir BPA en dos bancos, el bueno y el malo. Y que la nueva agencia pública se encargase de gestionar el bueno hasta que pudiese ser vendido por partes al resto de entidades andorranas.

Aislar la multa

Fuentes financieras calculan que el BPA bueno será la mayor parte del banco, con más del 60% de su balance, que a cierre de 2013 superaba los 3.300 millones. La principal ventaja es que el balance de BPA se encuentra muy saneado. En el lado negativo, el mayor inconveniente radica en cómo aislar a los nuevos propietarios de los activos de BPA de la multa que impondrá Estados Unidos y que superaría los 500 millones. No queda claro qué pasaría con los más de 3.000 millones fuera de balances en fondos y gestoras.

Una de las funciones de los auditores de PwC y Ernst & Young que están revisando las cuentas de BPA es establecer los perímetros de una y otra entidad para llevar a cabo la segregación.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios