El caso lleva empantanado 12 años

El precedente de Banco Madrid: Eurobank o cómo se evaporan 30 millones

Tres mutuas controladas por Eduardo Pascual provocaron en 2003 la quiebra de Eurobank, que era uno de los bancos más pequeños de España. Desaparecieron un total de 30 millones de euros

Foto: Clientes del banco Eurobank del Mediterráneo hacen cola en una sucursal en Barcelona para intentar recuperar su dinero. (Efe/ archivo)
Clientes del banco Eurobank del Mediterráneo hacen cola en una sucursal en Barcelona para intentar recuperar su dinero. (Efe/ archivo)

Nadie se acuerda de Eurobank pero en muchos sentidos fue el triste precedente de Banco Madrid como entidad bancaria que primero entró en concurso de acreedores y que luego acabó como el rosario de la aurora. En el proceso desaparecieron 30 millones sin que hasta ahora nadie haya pisado la cárcel. Como con Banco Madrid, también se dijo que Eurobank era demasiado pequeño para dañar al sistema. Y era cierto. Pero los socios minoritarios lo pagaron carísimo.

En resumen: tres mutuas controladas por Eduardo Pascual provocaron en 2003 la quiebra de Eurobank, que era uno de los bancos más pequeños de España. En la quiebra se perdieron 12 millones. Y en la liquidación otros 6 millones en subastas de activos dudosas, además de otros 12 millones, que directamente, se volatilizaron. En total, 30 millones desaparecidos. El caso lleva empantanado en la Audiencia Nacional doce años, como ejemplo de la incapacidad del sistema judicial español para dar salida a complejos casos bancarios.

Eduardo Pascual les sonará a los que han seguido el caso de los ERE de Andalucía. La juez Mercedes Alaya lo envió a la cárcel decretando para él prisión preventiva. Estuvo entre rejas de marzo a julio de 2013 y actualmente se encuentra en libertad provisional previo pago de 600.000 euros de fianza. Alaya le acusa de haber cobrado sobrecomisiones para gestionar a través de sus mutuas los fondos de los ERE fraudulentos.

El caso lleva empantanado en la AN doce años, como ejemplo de la incapacidad del sistema judicial para dar salida a complejos casos bancarios

Pero por volumen el caso de Eurobank es mucho más grave que la implicación de Pascual en los ERE andaluces. Además de Eduardo Pascual están imputados su ex mujer, Encarnación Riera; la antigua administradora de las mutuas, María Vaqué; y la liquidadora de Eurobank, María Rosa Cornet; en un grupo que incluye una decena adicional de personas, entre ellas todo el antiguo consejo de Eurobank, según consta en la documentación jurídica del caso. También está imputado Eduardo Bajet pero no en esta causa sino en la de las mutuas que se tramita en el juzgado central número 6 e la Audiencia Nacional.

Con la marcha de Pablo Ruz del juzgado del juzgado central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, que es el que ha llevado el caso hasta ahora, nuevas incertidumbres se abren sobre la causa. Mientras, un grupo de familias entre las que hay miembros de la alta burguesía catalana y que tenían un 17% de Eurobank siguen personadas para intentar recuperar una parte de su dinero perdido. Ruz no fue el primer juez que ha instruido el caso ni será el último. Antes lo hizo Baltasar Garzón y ahora se tendrá que hacer cargo el nuevo titular, José de la Mata, ex director general del Ministerio de Justicia en el Gobierno de Zapatero.

Largos tiempos

Protestas contra Eurobank en 2003. (Efe)
Protestas contra Eurobank en 2003. (Efe)

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha asumido la pieza penal por la quiebra, pero no por la liquidación, que es causa separada. Todavía no hay fecha de apertura de juicio oral al estarse a la espera de dos piezas de responsabilidad que afectan a sociedades en el extranjero. En todo caso, el juicio sólo afectaría a una parte del escándalo, ya que la mayor parte de los fondos que reclaman los minoritarios se perdieron en la polémica liquidación, pese a que los minoritarios advirtieron de manera reiterada de las irregularidades.

El cambio de juez, en un juzgado sobrecargado de casos como Gürtel, abre más incógnitas que certezas sobre el único banco quebrado que no fue liquidado por el Fondo de Garantía de Depósitos. Visto lo visto, no fue la mejor idea.

Todos contra todos

Tras la salida de prisión de Pascual en libertad provisional incluso este ha marcado distancias con la liquidadora del banco, María Rosa Cornet. Fuentes jurídicas cercanas al caso aseguran que ambos se encuentran enfrentados, precisamente por el destino final del dinero de la liquidación y por lo fondos que salieron del balance del banco en operaciones sin justificar, según denunció en su momento el interventor judicial de la liquidación.

Así que el bloque que antes formaban Pascual, la liquidadora y su asesor legal, Bajet, se ha roto. Y ahora van todos contra todos por los despojos de Eurobank. Lo único bueno de esta historia es que por una vez en la banca española los clientes –que cobraron todo– se han visto menos perjudicados que los accionistas de la entidad financiera.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios