renta insular canaria

Hacienda investigó en 2010 la sicav de ricos catalanes y canarios señalada por el Sepblac

El procedimiento, que afectaba al Impuesto de Sociedades en 2008, terminó con una sanción cercana al medio millón de euros, que ha sido recurrida por la vía contencioso-administrativa

Foto: Hacienda investigó en 2010 la sicav de ricos catalanes y canarios señalada por el Sepblac

Renta Insular Canaria (Rincasa). Ésta es la sicav que se ha visto salpicada por la lista negra que el Servicio de Prevención de Capitales (Sepblanc) ha remitido a la Fiscalía Anticorrupción, con un listado de operaciones sospechosas realizadas, presuntamente, al abrigo de Banco Madrid. Detrás de ella se encuentran importantes apellidos tanto de la burguesía catalana como de la canaria, con quienes la Agencia Tributaria ya pleiteó en 2010 por la liquidación del Impuesto de Sociedades de la sicav.

El principal accionista de Rincasa es Disa,  compañía que atesora un 21% de la sicav y en la que la  familia Carceller es un accionista relevante con un 30% capital. La familia Carceller tiene una participación directa del 1,49% y un puesto en el Consejo. La CNMV considera que hay participaciones significativa en una sicav a partir del 20%, y requiere su comunicación oficial. La petrolera canaria es también el vehículo a través del cual los Carceller controlan un 28% de Damm. Fuentes de Rincasa declinaron hacer comentario alguno a El Confidencial.

El resto de familias que se sientan en el consejo de administración de la sicav también mantienen lazos con estas compañías que, junto a Sacyr, componen el grueso del imperio de los Carceller entre las sociedades cotizadas españolas. Se trata de la familia Biosca, que está presente tanto en la investigada sicav como en Corporación Económica Damm y en Disa; o el empresario José Sabaté, que también tiene intereses en la petrolera y que está considerado el cerebro de los Carceller en las Islas Canarias.

Otro nombre destacado es Paloma Figueras-Dotti Daurella, al igual que Carlos Ribas Vila y Felipe Ruiz López, los dos ligados tanto a Disa como a la constructora canaria Syocsa-Inarsa. En el abanico de intereses comunes que tienen los principales accionista de la sicav también figura la inmobiliaria Saranac y la firma Inversiones Tirma, presidida por María Dulce Hernández Lliso. Al final, unos 160 inversores, tres generaciones, hijos de los hijos de las ocho familias canarias y catalanas que fundaron la sicav allá por el año 1974. 

La sicav de Bestinver

Entre todos, tenían 56 millones de euros en Rincasa a cierre de 2014, último ejercicio completo con datos oficiales. Gestionada por Bestinver, esta sociedad tiene como entidad depositaria a Banco Madrid desde finales de 2013, cuando la sicav decidió trasladar su cuenta a la filial de BPA desde la suiza UBS

Ya por aquel entonces, Rincasa llevaba años pleiteando con Hacienda, que el 26 de enero de 2010 abrió una investigación por la liquidación del Impuesto de Sociedades de 2008, que concluyó con una sanción de 468.703 euros. La sicav recurrió la reclamación ante el Tribunal Económico-Adminitrativo Central en diciembre de 2010, "siendo desestimada el 29 de octubre de 2012", según reconoce la propia entidad en los hechos relevantes que ha tenido que remitir a la CNMV.

La sociedad que ahora está en el punto de mira del Sepblac y Anticorrupción recurrió a la opinión de Garrigues como experto fiscal para defender que esta disputa con Hacienda podría resolverse en su favor en los tribunales y, el 4 de enero de 2013, presentó un recurso contencioso administrativo en la Audiencia Nacional solicitando "la suspensión automática de la deuda tributaria", multa que terminaron pagando poco después, aunque eso no impidió que siguieran adelante con el recurso.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios