negocia con santander, bbva, société général y bnp

Andorra busca apoyo en la banca francesa y española para dotar de liquidez a BPA

El objetivo es conseguir líneas de liquidez en euros que permitan operar a las cuentas de corresponsales, al menos a las que están en Europa, lo que evitaría el colapso total de la entidad andorrana

Foto: Clientes de Banca Privada d'Andorra (BPA) hacen cola a las puertas de algunas sucursales. (EFE)
Clientes de Banca Privada d'Andorra (BPA) hacen cola a las puertas de algunas sucursales. (EFE)

El regulador financiero de Andorra, denominado Instituto Nacional Andorrano de Finanzas (INAF) está negociando con la gran banca española y francesa dotar de liquidez a Banca Privada de Andorra (BPA), según han confirmado fuentes financieras del Principado. El INAF es el organismo que ha intervenido BPA, después de que este banco fuese acusado por el Tesoro de Estados Unidos de colaborar en actividades de blanqueo de dinero.

El objetivo es conseguir líneas de liquidez en euros que permitan operar a las cuentas de corresponsales, al menos a las que están en Europa, lo que evitaría el colapso total de la entidad andorrana. Ayer largas colas en las sucursales andorranas de BPA fueron la constante, después de la medida del ejecutivo del Principado de limitar la retirada de fondos de la entidad a sólo 2.500 euros a la semana.

El INAF destaca en sus reuniones con la banca andorrana que ha tomado el control de las cuentas de corresponsales y espera en las próximas 24 horas lograr abrir para BPA, aunque sea de manera tímida, líneas de liquidez internacionales en euros, lo que aliviará la situación del banco.

Corralito andorrano

 

Para ello hay conversaciones con entidades como Santander y BBVA por la parte española y con Société Générale y BNP por el lado francés para conseguir estas líneas operativas. Desde que estalló el escándalo ningún banco del mundo quiere operar con BPA, adelantándose a la sanción que aplicará Estados Unidos.

Concurso de BPA

Si se consiguen estas líneas de descuento, el Gobierno andorrano espera poder evitar la caída de la entidad y aplicar su plan, que pasa por trocear el tercer banco de Andorra y venderlo por partes en medio de una liquidación ordenada.

En este sentido, la decisión de los interventores del Banco de España de presentar concurso de acreedores de Banco Madrid es una piedra en el zapato para el plan andorrano. Banco Madrid vale mucho menos tras haber entrado en situación concursal, una opción que, a juicio de fuentes financieras del Principado, no era necesaria ya que la entidad era claramente solvente. Además, Banco Madrid, como entidad española, tenía acceso a las líneas de descuento del BCE, precisamente de las que no pueden disfrutar los bancos andorranos.

BPA compró Banco Madrid hace cinco años a Kutxa por 100 millones. Banco de Madrid inició bajo el mando de los andorranos una carrera de nuevas adquisiciones. Compró la sociedad de valores Interdín a Caixa Penedés, se hizo con la gestora de Liberbank en 2013 y posteriormente en 2014 con la BMN, por la que pagó 20 millones. Por todas estas operaciones abonó un montante de unos 40 millones.

Peligro de enquistarse

El peligro que corre el ejecutivo del presidente andorrano, Antoni Martí, es que la crisis de BPA se le enquiste. Si el tiempo pasa y no se produce una salida clara podría producirse un efecto dominó de consecuencias imprevisibles.

Ayer el ministro de Finanzas, Jordi Cinca, justificó el corralito en BPA y manifestó que "estamos ante una situación excepcional, que requiere la absoluta unidad del país, sus fuerzas políticas y su plaza financiera".

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios