Spottorno no sacó dinero de la 'black' durante un año porque no sabía que se podía
  1. Empresas
CLAVER: "NO VOY A RECLAMAR LO QUE PERDÍ EN BANKIA"

Spottorno no sacó dinero de la 'black' durante un año porque no sabía que se podía

El exjefe de la Casa del Rey Juan Carlos, Rafael Spottorno, se gastó 223.900 euros de su tarjeta 'black' pero estuvo un año sin sacar efectivo porque "no sabía que se podía" y no tenía el PIN

placeholder Foto: El exjefe de la Casa del Rey Juan Carlos, Rafael Spottorno. (EFE)
El exjefe de la Casa del Rey Juan Carlos, Rafael Spottorno. (EFE)

Spottorno, además de jefe de la Casa del Rey, fue presidente de la Fundación Caja Madrid a partir de 2002, y desde el principio dispuso de tres tarjetas: dos de representación (de la caja y de la fundación) que debía justificar y la black para gastos personales con un límite de 22.000 euros anuales. Ahora bien, no empezó a quemarla desde el primer momento, porque "no sabía que se podía sacar efectivo de los cajeros", ha explicado hoy ante el juez Fernando Andreu, según fuentes presentes en la declaración. Sin embargo, se enteró de que era posible por conversaciones con otros compañeros, por lo que pidió a Ildefonso Sánchez-Barcoj que le diera un PIN (número secreto) en 2003 y a partir de entonces también retiró dinero en metálico.

A partir de ese momento, Spottorno sacó 52.900 euros de cajeros en 98 operaciones. Se gastó el resto de los 223.900 euros en ropa de lujo, restaurantes electrodomésticos, viajes, grandes almacenes, ópticas y otros comercios, incluyendo la tienda de porcelana de su mujer, pese a que negó haber hecho gastos personales cuando presentó su renuncia a Felipe VI en octubre. Según ha declarado este viernes ante el juez, Ildefonso Sánchez-Barcoj (el director general de Caja Madrid con Miguel Blesa) le entregó la tarjeta y le dijo que era parte de su retribución y que podía disponer libremente de ella para sus gastos personales con el límite de los 22.000 euros.

Asimismo, Sánchez-Barcoj le informó de que Caja Madrid "se ocupaba de todo", incluyendo los aspectos fiscales. Por esa razón, se limitó a declarar a Hacienda lo que figuraba en su certificado de haberes y no habló con nadie de su tratamiento fiscal. También asegura que no le dieron información ni extractos de sus gastos, aunque él llevaba una "contabilidad casera". Una vez al año, Blesa le llamaba por teléfono para comentarle las modificaciones del límite de gasto, que fue subiendo con el tiempo, al igual que para los demás beneficiarios de las tarjetas.

El exjefe de la Casa del Rey ha coincidido con la mayoría de los directivos que han desfilado ante Andreu en sus principales argumentos de defensa: la tarjeta black era parte de su retribución junto al salario fijo y al variable, era distinta de la de representación (cuyos gastos sí tenían que justificar y que no permitía retirar efectivo), Caja Madrid era la titular y la responsable de su tratamiento fiscal (por lo que no se preocuparon de ello), Blesa era quien decidía quién tenía tarjeta y con qué límite, las entregaban Manuel Gutierrez (director de medios) primero, y Sánchez-Barcoj después, y sacaron dinero en efectivo para agotar todo el saldo al que tenían derecho.

Pérez Claver no reclamará su pérdida en la OPV

Otra declaración llamativa ha sido la de Mariano Pérez Claver, ex consejero delegado de la coporación industrial y posteriormente presidente de Sos Cuétara y de NH Hoteles. Estre directivo cobró una indemnización de 3,7 millones al abandonar Caja Madrid y pasar a Sos para tratar de enderezar el rumbo de esta compañía, un paso que fue endulzado con un Mercedes SL deportivo descapotable. Además, este directivo consiguió que Barcoj cargara a la black una serie de mejoras en el vehículo, una autorización que se explica porque era parte de su sistema retributivo.

Pérez Claver ha llegado a decir ante Andreu que invirtió en acciones de la OPV de Bankia con las que ha sufrido fuertes pérdidas "que no voy a reclamar", según las citadas fuentes. Este directivo siguió usando la tarjeta durante un año después de su salida de Caja Madrid (2009) "para agotar el saldo que tenía pendiente". Su gasto total ascendió a 379.513, incluyendo una alformbra de 6.000 euros o el pago de un entierro en Sevilla.

El saldo pendiente, a la nómina

En este sentido, otro de los imputados, Luis Gabarda (director de la corporación insustrial y destituido como presidente de Inversis cuando estalló el escándalo) ha explicado en la Audiencia que le retiraron su tarjeta en 2007 pero le ingresaron en cuenta el saldo que le quedaba pendiente por disponer. Al año siguiente, le ingresaron en la nómina toda la cantidad que podría haber usado, se supone que en ese caso con la correspondiente retención fiscal. Gabarda ha depositado en el juzgado todas las cantidades percibidas, 139.700 euros en total.

Este mismo viernes, el número dos de Blesa al frente de Caja Madrid, Matías Amat, ha asegurado ante el juez que espera que le devuelvan los 430.000 euros que se gastó y que ha consignado en el juzgado, porque "no he hecho nada malo" y el tribunal le tendrá que dar la razón. Además de los citados, han prestado declaración Ricardo Morado (exdirector de medios actualmente en el Santander), Gabriel Moreno (consejero en representación de CCOO), Jorge Rábago (consejero del PP), Ramón Ferraz (expresidente del banco de Miami), Juan Astorqui (exdirector de comunicación), Carlos Martínez, Camen Contreras (directora de auditoría interna y de la obra social), Carlos Vela y Ramón Martínez Vilches (director de riesgos).

Rafael Spottorno Miguel Blesa Caja Madrid Caso Bankia Audiencia Nacional Fernando Andreu
El redactor recomienda