la operación se acerca a los 200 millones

Acciona eleva la puja por Trasmediterránea en pleno ultimátum de Cerberus

La venta de Trasmediterránea se mueve en aguas revueltas. La filial de Acciona lleva meses en el mercado y ha despertado el interés de varios compradores

Foto: Ferry de Acciona Trasmediterránea.
Ferry de Acciona Trasmediterránea.

La venta de Trasmediterránea se mueve en aguas revueltas. La filial de Acciona (ver cotizaciónlleva meses en el mercado y ha despertado el interés de varios compradores como Cerberus, Baleária o Grimaldi, que han ido ganando y perdiendo posiciones a lo largo de todo el proceso de negociación. Aunque, inicialmente, el objetivo del grupo presidido por José Manuel Entrecanales pasaba por haber cerrado la operación el pasado ejercicio, la mejora de los resultados tanto de la matriz como de la filial ha hecho que Acciona eche el ancla y haya decidido jugar a una mejora de las ofertas.

Desde el entorno de los 100 millones en que se valoró inicialmente el traspaso de la naviera, se ha pasado a hablar de cifras que se acercan a los 200 millones, según confirman fuentes conocedoras de las negociaciones. Cerberus ha sido el jugador que más alto ha pujado, frente a las ofertas más conservadoras de las navieras, pero la dilación del proceso, y el cambio de rumbo emprendido por Acciona para tratar que otras compañías eleven sus propuestas empieza a colmar la paciencia del fondo.

En favor del incremento de precios que persigue Trasmediterránea juega la espectacular recuperación de los números de la empresa, que el pasado ejercicio disparó su ebitda (beneficio bruto operativo) un 179%, lo que ha permitido elear el margen del 2,5% al 7,1%. Estos números son el fruto del plan de reestructuración que puso en marcha la naviera hace tres años y que lideró Ignacio Aguilera, quien hasta finales del pasado ejercicio era el vicepresidente ejecutivo de la naviera.

A Cerberus no le ha gustado la salida de Ignacio Aguilera, directivo que ha liderado la recuperación de la naviera y cuyo relevó se gestó en plena 'due dilligence'

Su sustitución por Mario Quero ha sido un jarro de agua fría para Cerberus, que en la recta final de 2014 llegó incluso a replantearse seguir con la operación, ya que el cambio de dirección de Trasmediterránea se hizo  cuando ya estaba en fase de due dilligence y sin las bendiciones de Adam Hieber, director de operaciones en Europa de Cerberus y máximo interlocutor en el proceso de venta de la naviera.

En medio de aquellas tensiones, Baleária irrumpió como virtual ganador de la puja, con una prospuesta que diversos medios cifraron en torno a 130 millones de euros. Pero, tres meses después, el proceso sigue abierto y tenso, ya que mientras Cerberus está cansado y ha dado un ultimátum a Acciona, el grupo de la familia Entrecanales parece dispuesto a seguir tirando de la cuerda para cerrar el mejor acuerdo económico posible.

José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona, en una fotografía de archivo. (EFE)
José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona, en una fotografía de archivo. (EFE)

El discurso oficial de Acciona a lo largo de todos estos meses se ha limitado a reconocer el proceso de venta de Trasmediterránea y el interés despertado entre varios potenciales compradores, fundamentalmente navieras europeas, tesis que mantiene. Sin embargo, el propio presidente del grupo, José Manuel Entrecanales, ha reconocido en varias ocasiones en que el año pasado se produjo un hito que supuso un antes y un después para el plan de desinversiones que hasta entonces tenía en marcha: la venta de su negocio internacional de renovables a KKR.

El pasado junio, el grupo de infraestructuras vendió al gigante del capital riesgo un tercio de sus activos internacionales de energías renovables por 417 millones, acuerdo que, de un plumazo, le permitió alcanzar los 800 millones de desinversiones anunciadas y cumplir con su plan, que contemplaba una horquilla de entre 500 y 1.000 millones en ventas entre 2013 y 2014.

A partir de ese momento, ha virado el rumbo de las ventas que tenía sobre la mesa realizar y que alcanzaban a Bestinver, Acciona Inmobiliaria y Trasmediterránea. La primera ha sido retirada oficialmente del mercado, gota que colmó el vaso de la paciencia de su exgestor estrella, Francisco García Paramés. Con la segunda ha optado por buscar un socio que le inyecte el capital que necesita para subirse a la incipiente recuperación del negocio inmobiliario. Y la tercera se enfrenta a que Cerberus se retire de la puja si no alcanzan pronto un acuerdo.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios