Es noticia
Menú
Las fundaciones de bancos y cajas son las más opacas y carentes de transparencia financiera
  1. Empresas
según el sexto estudio 'construir confianza'

Las fundaciones de bancos y cajas son las más opacas y carentes de transparencia financiera

El análisis, elaborado la Fundación Compromiso y Transparencia, destaca progresos por sexto año consecutivo, pero, desde luego, no espoleados desde las principales entidades financieras

Foto:

La negativa percepción social que ha alimentado la banca a partir de escándalos como el de las preferentes o el de las tarjetas black también entronca con el hermetismo en parte de su operativa. Al menos eso se desprende del informe Construir confianza 2014, elaborado por la Fundación Compromiso y Transparencia y que por sexto año consecutivo analiza si las fundaciones empresariales facilitan información suficiente de su gestión en sus respectivas web. ¿Conclusión? Hay progresos, pero, desde luego, no espoleados desde las principales entidades financieras.

“Llama poderosamente la atención la opacidad de las fundaciones de bancos y cajas en relación con la información económica. Pese a ser el sector más ampliamente representado, con diez fundaciones, tan sólo una fundación (Fundación Banco de Sabadell) hace público en su web los estados financieros, la memoria de las cuentas generales y el informe con la opinión del auditor externo”, subraya el documento. Y remata: “Esta omisión resulta especialmente grave en fundaciones de empresas que cotizan en Bolsa como la Fundación Santander, las dos fundaciones del BBVA, Fundación La Caixa, Fundación Banco Popular, Fundación Bankinter y Fundación Montemadrid (antigua Fundación Caja Madrid)”.

El informe, que evidencia la contradicción que existe entre la realidad y las habituales manifestaciones de los principales ejecutivos de estas firmas en favor de la apertura informativa, también hace hincapié en “el hecho relevante de que las fundaciones y sus directivos están distribuyendo dinero sin rendir cuentas a sus accionistas”. El estudio engloba a 50 fundaciones empresariales –de las que 26 son familiares–, y se produce apenas un trimestre después de la entrada en vigor de la Ley de Transparencia y de que el pasado 29 de agosto el Gobierno aprobara el anteproyecto de Ley de Fundaciones.

La energía, el más transparente

Paradójicamente, proporcionalmente el sector más transparente entre las fundaciones empresariales sigue siendo el sector energético, seguido del sector de los seguros, destacando los progresos de entidades de firmas de auditoría, como Fundación KPMG y Fundación PwC. El informe también subraya como, por primera vez desde que empezó a elaborarse el índice, cuatro instituciones han entrado en la categoría de transparente. Se trata de la las fundaciones Luca de Tena, Barceló, Barrie de la Maza y Mario Losantos. En total, 13 de las analizadas merecen ese calificativo.

Entre las principales deficiencias observadas en la muestra, destacaba en las últimas publicaciones la ambigüedad de las fundaciones a la hora de definir su misión. Una carencia en la que buena parte de ellas han dado un paso al frente en 2014. De hecho, el porcentaje de cumplimiento ha pasado de un 28% en el ejercicio 2013 a un 38% en el pasado. “Este ejercicio tiene enorme importancia y pone de manifiesto la preocupación en la organización por dotarla de un mayor enfoque estratégico, elemento indispensable para mejorar la eficacia e impacto de las actividades”, apunta el análisis. También se ha mejorado en la elaboración de códigos de buen gobierno, al punto que once fundaciones han elaborado el suyo propio.

Eso sí, un aprobado con matices. “Aunque la divulgación de los contenidos sobre el patronato ha experimentado en líneas generales una mejoría, la asignatura pendiente en esta área sigue siendo la información sobre el perfil de los patronos –remacha el texto–. Sólo un 48% en el caso de las fundaciones empresariales informan de este contenido. La información sobre las cualidades y capacidades de los patronos será una de las áreas que centrarán más la atención de los futuros informes. Divulgar la composición y perfil de los patronos revela en qué medida la fundación se ajusta a procesos y criterios rigurosos en la selección y propuesta de candidatos para formar parte del órgano de gobierno”.

Eso sin contar las sombras que suponen los pocos controles sobre los resultados de las fundaciones. Es más, son muy pocas las entidades que cuentan con una metodología de evaluación del impacto de sus actividades. Entre ellas, la Fundación Microfinanzas-BBVA y la Fundación José María Entrecanales. Los números cantan. Apenas un 10% publica su plan de actuación y un 16% su metodología de medición de objetivos. Un ámbito sobre el que trabajar.

La negativa percepción social que ha alimentado la banca a partir de escándalos como el de las preferentes o el de las tarjetas black también entronca con el hermetismo en parte de su operativa. Al menos eso se desprende del informe Construir confianza 2014, elaborado por la Fundación Compromiso y Transparencia y que por sexto año consecutivo analiza si las fundaciones empresariales facilitan información suficiente de su gestión en sus respectivas web. ¿Conclusión? Hay progresos, pero, desde luego, no espoleados desde las principales entidades financieras.

Transparencia Santander Asociación Española de Fundaciones (AEF)
El redactor recomienda