no descarta continuAR en la constructora

Béjar, dispuesto a pactar su salida de FCC con su bonus de 10 millones

El actual primer ejecutivo de la constructora está dispuesto a dejar su puesto antes de tiempo o renovar su contrato siempre y cuando cobre la indemnización pactada con los anteriores dueños

Foto: Juan Béjar, consejero delegado de FCC. (Enrique Villarino)
Juan Béjar, consejero delegado de FCC. (Enrique Villarino)

Carlos Slim ha desembarcado en FCC con sus tres hombres de confianza para revisar palmo a palmo su inversión de 650 millones de euros en la constructora española. Un aterrizaje que abre el debate sobre el futuro de Juan Béjar como consejero delegado de la compañía a la que salvó de caer en concurso de acreedores. Fuentes oficiales próximas al todavía primer ejecutivo aseguran que, deje el puesto o continúe, exigirá el pago de un bonus de diez millones incluido en su actual contrato.

La principal cláusula de su relación contractual con FCC le permite dejar su puesto el próximo 23 de diciembre, percibiendo dos veces la suma de su retribución fija, la variable anual, la variable trienal promedio de los dos últimos años y el salario trienal devengado y no satisfecho. Una cantidad que, tomando como referencia los 4,5 millones que Béjar recibió en 2014, asciende a algo más de diez millones de euros.

Fuentes cercanas a Béjar sostienen que, dada la nueva estructura societaria, con Carlos Slim como principal accionista, el consejero delegado está dispuesto a abandonar la compañía antes de la citada fecha, cuando el inversor mexicano encuentre una persona que le releve. Un momento que, según otras fuentes, podría ser en la junta general de accionistas que FCC suele celebrar a finales de mayo.

En caso de que Slim quisiera que su marcha se produjera para ese momento, con el fin de nombrar a una persona de su máxima confianza, la salida se haría pactada siempre y cuando el nuevo dueño de la constructora le desembolsara los 10 millones que le corresponden. En caso contrario, Béjar seguiría en la compañía hasta finales de año, momento en el que abandonaría el grupo con la indemnización estipulada en su contrato.

El empresario mexicano Carlos Slim. (Reuters)
El empresario mexicano Carlos Slim. (Reuters)

No se descarta una tercera vía, y es que Slim le pida al actual consejero delegado que continúe en el grupo más allá del próximo 23 de diciembre, posibilidad remota porque el magnate mexicano y la familia Koplowitz, todavía con el 23% de FCC, consideran que Béjar era el hombre que representaba a George Soros en la oferta competitiva que, tras un acuerdo preliminar, se desestimó a favor de la de Inmobiliaria Carso, una de las patrimoniales del hombre más rico del mundo.

El actual consejero delegado lo niega y sostiene que todas las decisiones que adoptó, incluida la entrada de un inversor ancha, siempre fue en defensa de todos los accionistas. Además, añade que su relación con Slim es buena hasta el punto de que el máximo accionista de FCC le ha pedido que continúe más allá de 2016. Pero para que eso se produzca el nuevo contrato debería incluir la cláusula de los diez millones de euros. Este dinero, según distintas fuentes, es innegociable.

Del default a tener vida

Béjar sostiene que esa compensación, firmada por los anteriores dueños, la familia Koplowitz, está totalmente justificada, ya que desde su nombramiento como consejero delegado la cotización casi ha duplicado su valor, al pasar de cerca de siete euros a algo más de once. Asimismo, gracias al acuerdo de refinanciación que consiguió con más de 38 bancos, evitó que FCC entrase en suspensión de pagos, puesto que cuando asumió el mando estaba en default , una coyuntura que superó gracias a que BBVA, Santander y Bankia le prestaron por vía de urgencia 500 millones más pese a estar en impago.

Más aún, convenció a Bill Gates y a George Soros para que comprasen entre los dos algo más del 11% del capital de FCC, inversiones que pusieron a la compañía en las portadas de los principales medios internacionales y que fueron utilizadas por el Gobierno de Mariano Rajoy como la mejor demostración de la confianza de los grandes inversores mundiales en la recuperación del país.

Desde la compañía se añade que la relación con Miguel Martínez, el financiero nombrado por Slim para supervisar la compañía, es fluida. Sin embargo, otras fuentes agregan que Béjar nunca ha sido una persona que se haya dejado tutelar por un tercero, ya que considera que los primeros ejecutivos deben de tener todo el poder de la gestión. Un mantra que no será fácil conjugar si, además de Martínez, Slim empotra en el Grupo FCC a Alejandro Aboumrad y Gerardo Kuri, sus otros dos hombres de confianza.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios