la sexta fortuna de españa

Hortensia Herrero, el mando en plaza femenino que conquistó Mercadona

La sexta española más rica de la lista 'Forbes' es mucho más que la mujer de Juan Roig. Hija de militar, economista de formación y fallera de corazón, sin ella cuesta entender el éxito de Mercadona

Foto: Hortensia Herrero, vicepresidenta y fundadora de Mercadona
Hortensia Herrero, vicepresidenta y fundadora de Mercadona

Quienes conocen a Hortensia Herrero (Valencia, 1950) dicen que es una mujer hecha a sí misma sin la cual resulta imposible imaginarse el éxito cosechado por Mercadona. Junto a su marido, Juan Roig, ha convertido el pequeño negocio de ultramarinos que los hermanos Roig pusieron en marcha a partir de ocho tiendas en la mayor cadena de supermercados española, con 18.000 millones de facturación y más de 70.000 empleados.

Un imperio que le pertenece personalmente en un 27,7% del capital, lo que ha permitido a esta valenciana convertirse en la sexta fortuna de España, según la lista Forbes, y ocupar el puesto número 663 del mundo. Con un patrimonio de 2.800 millones de dólares (2.495 millones de euros), Hortensia Herrero aparece justo detrás de Isac Andik, dueño de Mango, dentro de la clasificación nacional, que pasa del tercer al quinto puesto, con una fortuna de 4.800 millones de dólares, y del propio Juan Roig, cuarto clasificado con de 5.400 millones de dólares. 

Hija de militar, trabajadora, discreta y segura de sí misma, Hortensia Herrero conoció a su esposo cuando ambos estudiaban Económicas en la Universidad de Valencia y ya entonces empezaron a ver que juntos eran mucho más que dos. "Fui un estudiante regular hasta que llegué a la Facultad de Económicas y tuve la suerte de conocer a Hortensia. Era mucho más estudiosa que yo y eso me motivó a estudiar más si quería salir con ella. Aquí pasé de ser un estudiante regular-flojo a un estudiante regular-bien”, ha reconocido públicamente el propio Juan Roig.

Hortensia Herrero y Juan Roig junto a Susana Díaz, presidenta de Andalucía
Hortensia Herrero y Juan Roig junto a Susana Díaz, presidenta de Andalucía

El tándem universitario se trasladó a los negocios, donde Hortensia ha sido el freno que ha permitido a Mercadona no caer en excesos de velocidad cuando la carretera de las oportunidades invitaba a pisar a fondo. "Ella me ha ayudado a mejorar Mercadona día a día con sus opiniones y consejos", admite Roig, quien siempre repite: "En todo lo que he hecho, mucho se lo debo a mi mujer".

Y es que, Hortensia Herrero manda, y mucho. Con la máxima de la austeridad siempre presente, tanto en casa como en la empresa, el único lujo que se le conoce es su gusto por las joyas y las grandes casas de moda, dos etiquetas que le han ayudado a ser considerada una de las mujeres más elegantes de la sociedad valenciana, un ambiente en el que resulta difícil encontrarla, ya que ella se caracteriza por ser alérgica a las fiestas.

Amante de la ópera, las artes y la música clásica, su gran pasión son las Fallas, unas fiestas que lleva en la sangre y que ha sabido trasmitir a sus cuatro hijas –Hortensia, Carolina, Amparo y Juana–, a las que ha hecho falleras mayores y junto a las que se ha vestido con el traje típico valenciano en numerosas ocasiones, dando rienda suelta a su amor por la millor terreta del món.

Valenciana y amante de las artes

Valencianos por los cuatro costados, los "Roig Herrero", como le gusta decir a Hortensia, son una familia unida en cuya intimidad sale la auténtica Hortensia, la madre que se ha volcado en la educación de sus hijas, enviándolas a los mejores centros y preocupándose por que todas hablaran varios idiomas, pero que al mismo tiembla cada vez que alguna de ellas se ha ido a vivir temporalmente lejos de Valencia.

Autoritaria y exigente, con un carácter distante que puede llegar a parecer áspero, gana en las distancias cortas y cuando se trata de los suyos, y lo suyo, siempre está dispuesta a ayudar. Un espíritu que le llevó a desarrollar su propia labor de mecenazgo a través de la Fundación Hortensia Herrero, con sede en Valencia y dedicada al impulso de las artes y la recuperación del patrimonio artístico y cultural de la ciudad de los siglos XV y XVII.

La Fundación se financia exclusivamente con el patrimonio personal de Hortensia Herrero y hasta el momento ha destinado cerca de 10 millones de euros a obras como la rehabilitación del Colegio del Arte Mayor de la Seda, cuya historia se remonta a 1492, durante el reinado de los Reyes Católicos, o las fachadas, bóvedas y frescos de la Iglesia de San Nicolás, del siglo XV, y la ermita de Santa Lucía, del XIV. 

Amante de la danza, el ballet, la música y el arte, esta pasión la ha llevado también a impulsar producciones audiovisuales, convenios con escuelas de danza clásica y de piano para difundir estas disciplinas, el patrocinio de distintos encuentros artísticos y la financiación de becas de estudio.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios